Los cuicos universitario de izquierda

por noesnalaferia



Sobre noesnalaferia

Mientras en el MP4 suena Bersuit Vergarabat con el discurso intelectual che guevariano elaborado desde la comodidad de “cuatro ebrios” a full, con ideas abyectas removiendo las culpas del paraíso artístico de la enseñanza media en sus colegios pseudo hippies, con el promisorio paisaje de la vida universitaria esperando por la exploración social, cual gringo tirando fotos en país latinoamericano, los “the real” cuicos se asoman a la izquierda en universidades antaño “populares” como la Chile.

Con todo esto, hoy ser de izquierda en la Universidad de Chile, perteneciendo a los dos últimos quintiles de clasificación económica gubernamental, se ha convertido en casi una guerra de egos por identificar quién está más cerca del discurso inteligente, quién abarca más citas de autores tipo Gramsci, y quién conoce más palabras tipo “triestamental” para atestiguar su preocupación por el traumático panorama que dejará el gobierno de derecha en el país.

Más de la mitad de los cuicos abanderados con la defensa de la igualdad social marxista jamás ha pisado una población ni ha comprobado empíricamente los problemas de la sociedad de consumo y enajenación comunicacional.

Para esos cuicos, el discurso de ser de izquierda continúa estancado en la colecta anual para viajar a Ecuador y conocer la extraña riqueza de los pueblos latinoamericanos, conocimiento que se gradúa con la presencia en cuanto acto alusivo a la embajada boliviana sea planificado por colectivos de “REPRESENTACION” en facultades de formación humanista.

Para esos cuicos, involucrarse con la ideología que puede cambiar el destino del mundo acaba cuando se agrega a Facebook al concejal Lautaro Guanca o cuando se compran un libro de Lenin en Filosofía y humanidades, o (refiriéndonos a la coyuntura de la “popular” Universidad de Chile) cuando se integra una lista candidata a la Fech que se declare anti sistémica.

Los cuicos universitarios que se dicen de izquierda pero no lo son, se auto complacen al visionar documentales tipo “La Espiral” y conversandolo con sus compañeros de curso, y a lo más con sus amigos del condominio que estudian carreras como Ciencias matemáticas o Enfermería.

Los cuicos universitarios de izquierda creen que el humor intelectual es su “práctica” política profesional. Tirar tallas sobre “Arenita”, “Yingo” y “Morandé con Compañía” se convierte en el eje de su discurso cotidiano, mientras pegan sus carteles de candidatura Fech avalados por “años de trabajo” en innovación de diseño de tipografía carteril.

Los cuicos verdaderamente bacanes. Los cuicos que utilizan sus condiciones intelectuales a beneficio del pueblo, se vinculan desde siempre con las bases sociales de la población. Los cuicos bacanes viajan a conocer la realidad de poblaciones periféricas, se introducen en sus canales de televisión comunitaria y educan a la gente directamente, como la profesora del documental “Cien niños esperando el tren”.

El poder de la pose, hoy, más que nunca, no nos debe engañar.

Como diría Jorge González, “Tu bolsito y tu poncho artesanal, tu cultura cursi a mi me cae muy mal”.

 




20 comentarios sobre “Los cuicos universitario de izquierda”