LA FLORIDA: LA ASPIRACIONAL COMUNA DEL COCKER SPANIEL

por noesnalaferia



Sobre noesnalaferia

Por Richard Sandoval

La palabra mojigato tiene significados referentes a la hipocresía, la falsedad, y deja muy cerca al concepto de la traición. Sin embargo, este artículo no busca hablar de gatos, sino de perros. De uno que lleva casi todos esos antivalores en su raza, y que se ha convertido en un insólito exponente de identidad, de la, cada vez menos original, comuna de La Florida.

Los Cocker Spaniel, en Inglaterra, cazaban un pajarillo llamado chocha perdiz, y que, claramente, no habita los árboles del 14 de Vicuña Mackenna, Mirador de La Florida, ni mucho menos el jardín de la casa de Jorge Gajardo, ni en su residencia Venegas ni en la de la vida real.

Pero por razones ya ni tan extrañas, las ahora “villas” (antes, avergonzadamente llamadas “poblaciones”) de la comuna de los buses celestes, se han convertido en una especie del hábitat chileno más popular de estos canes.
Para encontrar el origen de tal fenómeno, habría que recurrir al nunca bien ponderado “lugar común”. Usaremos aquel que señala que la comuna del Audax Italiano es la mayor representante de la clase media chilena, en su tipo aspiracional, que sólo mantiene su espíritu “social” eligiendo cada cuatro años al diputado PS Carlos Montes, pero que, porcentualmente hablando, le satisface bastante nuestro Gobierno, que entrega oportunidades a los emprendedores.

LA RUTA DEL COCKER FLORIDANO

Sus barrios de clase media, a causa de sus 397.689 habitantes (Censo 2002), fueron usados por los gobiernos de la concertación, como el centro experimental para incorporar el modelo económico comercial en la comunidad de Santiago.

Por eso el demoledor paso de los Malls, el desarrollo inmobiliario, los mega supermercados “más grandes de Sudamérica”, y las ya citadas “villas”, que con el modelo arquitectónico penitenciario, cierran sus pasajes, riegan innecesariamente, mandan a los niños al colegio en furgón (de nuevo innecesariamente), y… adorna su jardín con un Cocker Spaniel.

Para cumplir estas ansias “pitucas”, conviene generalmente comprar un Cocker de color café, y, mientras más largas las orejas, mejor. Ahora, si en vez de salir a buscarlo a la calle la dueña de casa, sale la nana, las familias floridanas podrán sentirse de Plaza Italia para arriba.

El despechado ex nº1 de La Florida.

En los tiempos Aylwin-Frei, sin embargo, el Cocker todavía no era el símbolo de este fenómeno, sin los poodle (pudul) blancos, también conocidos,soezmente claro, como “perros mermeladeros”. El frenesí por los poodle falleció cuando se cruzaron demasiado con los quiltros y la raza cayó a lo chabacano.

Resulta impresionante recorrer Avenida La Florida hacia el oriente y descubir, en cada esquina, cómo la mascota descrita equivocadamente por www.i-perros.com, como “activo y simpático, de cuerpo fuerte y compacto, que baja ligeramente hacia la cola”, no deja de aparecer.

Quizás en las europas jamás imaginaron lo que llegaría a ser el Cocker Spaniel en La Florida, que lejos de ser simpático, es molestoso, mira feo, no respeta a sus pares, y cuando menos lo esperas, te traiciona comiendo tu comida, o en su defecto, mordiéndote.

Ficha técnica del Cocker Spaniel:

Origen: España e Inglaterra.
Tamaño: pequeño.
Cepillado: frecuente.
Ejercicio: medio.
Temperamento: sumamente dinámico.
Ficha técnica de La Florida:
Origen: 28 de noviembre de 1899.
Tamaño: grande (397.689 hab.)
Cepillado: (?)
Ejercicio del comercio: muy grande.
Temperamento Político: Municipales 2008; Jorge Garrido (PS) 54,56% y Gustavo Hasbún (UDI) 45, 54%.

La comuna del perro de la discordia.



15 comentarios sobre “LA FLORIDA: LA ASPIRACIONAL COMUNA DEL COCKER SPANIEL”