Homenaje a la linea 4a del metro, emblema de resistencia popular

por Richard Sandoval



Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

Vivir en un país que tiene casi en su totalidad adquirida la cultura de la discriminación por clase, es difícil para quienes la vida los ubicó en los quintiles más desposeídos. Pero más difícil es cuando las políticas de Estado, aprovechándose de la despolitización de los ciudadanos, quienes, por ende, no reclaman ante nada, trasapasan lo morboso y diseñan la ciudad a punta de burlas arquitectónicas.

Como medio hicimos un scouting por gran parte de la conurbación más grande de Chile, identificando en la linea 4a del metro, el símbolo más representativo de esta discriminación que desafía al absurdo.

¿Será casualidad que justo la linea que pasa por comunas que no reflejan el hermoso PIB de los 16 mil dólares per cápita, como lo son La Granja y San Ramón, cuenten con la inversión más pobre en infraestructura de toda la red Metro?

Desde lo cultural, identificamos que la mística linea 4a no es para cualquiera. Quien quiera viajar por las estaciones La Cisterna, San Ramón, Santa Rosa, Santa Julia y Vicuña Mackenna, debe tener estilo. Puede no ser tan fino y elegante, pero se trata de tener actitud. Sólo esa actitud luchadora y pícara ante la vida te hace merecedor de contemplar el variopinto panorama que ofrece esta línea construída en su totalidad por sobre la superficie (una imagen que en Las Condes sería irrisoria). Tres locales de compra y venta de autos, blocks de departamentos con todos los colores del arco iris y el estiloso Parque La Bandera son algunos de los privilegios visuales que ofrece el marxista viaje que va desde la zona G a la E del Transantiago.

A través del diseño arquitéctonico, en tanto, pasamos a comprender el modelo de desarrollo de los gobiernos de la Concertación. Y entendemos que el “crecer con igualdad” no es verdadero, por lo menos desde la infraestructura urbana. Pues estaciones como Plaza Egaña y sus colindantes al norte, nada tienen que ver con Santa Julia o San Ramón. Aquí las principales características que presentan las estaciones de la 4a:

-Los andenes más angostos de Chile, que no deben superar los cuatro metros de ancho.

-Las escaleras más angostas del mundo para salir del anden. Su anchura es apta sólo para dos personas, lo que se reduce a una si la persona cuenta con un IMC sobre 30 (cosa muy común en la periferia, por lo demás).

-La distancia kilométrica entre una estación y la siguiente equivale a la distancia que hay entre Metro Salvador y Metro Universidad de Chile.

De esta forma, ocupar la línea 4a es un emblema de la lucha de los más desposeídos contra un modelo estatal que discrimina de forma constante desde todas las aristas de la vida pública.  Sólo la resistencia en base a estilo callejero, obreros tomando chelas como si fueran en la micro y gente sentada en el piso sin miedo a la multa, dotan de dignidad a este proyecto del Gobierno de Ricardo Lagos Escobar.

Estación Francisco Bilbao. Comienza el otro Chile.
Estación Francisco Bilbao. Comienza el otro Chile.



18 comentarios sobre “Homenaje a la linea 4a del metro, emblema de resistencia popular”