Repudio a Michelle Bachelet o por qué vale callampa

por Arolas Uribe



Sobre Arolas Uribe

Michelle Bachelet padece esquizofrenia o hijoputés. Es mala o algo no funciona bien en su cabeza, no hay otra explicación. Por eso es una estafa, una fantasía, una pose que debe ser desenmascarada, porque no es la mamá tierna de Chile, es una vieja mala, loca, enferma de adentro, que se pegó la misma voltereta que toda la Concertación traidora, pero peor. No hay que creerle nada a su look de señora tipo polar.

Sé que de todos los presidentes de la Concerta, la Michelle es la más esquizofrénica de la esquizofrénica Concertación. Ahora les explico por qué.

a.- Partido socialista: en estos días, militar en un partido es como anacrónico y nadie los toma mucho en cuenta; súmenle a eso militar en un partido político que se hace llamar “socialista”, pero que de social sólo tiene las doctrinas de la pésimamente llamada “economía social de mercado”.

Así, el primer oximorón de esta señora es ése: hacerse llamar socialista en la teoría, en los discursos del 21 de mayo, pero en la práctica todo su gobierno -y todos los de la “centro izquierda”- han sido darle todas las manos a Luksic, Angelini, Yarur, Matte y a las mismas diez familias que han sido ricas desde que Chile es Chile, para que sigan siendo unas vacas gordas y ambiciosas, abultando su billetera y monopolizando el país. Si eso es socialismo, Marx se está arrancando la barba en su tumba.

Plan Auge
Plan Auge

b.- De violentada a verdugo: el papá de Michelle y ella sufrieron la mano dura de la “dictablanda”: encarcelamiento, tortura y exilio. Cuando habla del tema, la señora dice que lo pasó mal, terrible. Y le creo, de verdad. Por lo mismo, me dan ganas de tirarle un jarrazo en la cara -estilo María Música- cuando pienso en lo cara dura o malvada de corazón y de la mente que es por aplicar esos mismos métodos con los mapuche. Es como mal de Estocolmo la cuestión.

En su gobierno se aplicó la ley antiterrorista, en su gobierno la Chepa se estaba muriendo de inanición, en su gobierno asesinaron a Matías Catrileo y Alex Lemún y al ratito ascendieron a Bernales por hacerlo la raja en esta neo pacificación de la Araucanía.

Y mientras pasaba todo eso, esta primera presidenta de Chile tuvo el descaro de inaugurar el Museo de la Memoria, para que “nunca más” se violaran los derechos humanos en la copia feliz del edén. Más chanta, imposible.

Víctima de la Onu-Mujer
Víctima de la Onu-Mujer

c.- No se suban por el chorro, cabros: 2006 fue el año del movimiento estudiantil pingüino. Estuvo lindo, los cabros chicos dándole al país una lección, educándolo al decirle que la educación chilena es de las peores del mundo, muy desigual y regresiva y que había que mejorarla.

Mientras tanto, Bachelet estaba sentada cómodamente en el sillón presidencial, moviendo como peones a los pacos para que les sacaran cresta y media a medio millón de cabros chicos. Fue grave ese período. Tanto, que tengo clarita la imagen de Guillier reprochando a los pacos por violentos, cuestión que nunca más volví a ver en un canal como Chilevisión.

Cuento corto, se escuchó al pueblo (?) y, entre llantos de múltiples sectores políticos (sí, se pusieron a llorar), se derogó la la repudiada LOCE y llegó un parche más penca llamado LGE, con lo que todo siguió más o menos igual y el descontentó explotó nuevamente el 2011. En otras palabras, Bachelet no hizo nada por recoger el espíritu de las demandas del movimiento estudiantil y cambiar la pudredumbre. Sépalo, recuérdelo.

Bacheletismo-Aliancismo
Bacheletismo-Aliancismo

Ahora, tras recapitular algunos episodios que retratan a Bachelet como un oximorón con patas, me duele en el alma notar que el pueblo chileno también está lleno de contradicciones esquizofrénicas. Porque si el el 80% de la población aprueba la esencia de las demandas estudiantiles 2011, cómo puede, al mismo tiempo, un porcentaje similar apoyar a una persona que contribuyó a que esas inequidades sigan presentes. Estuvo en manos de Michelle hacer algo pro en este tema, pero lo hizo todo como la callampa.

Por favor, se los digo con harto sinónimo, a lo Piñera: escarben en el pasado, revisen, retomen, recuerden. Bachelet es la presidenta más doble estándar, más hipócrita que hemos tenido. No la voten, olvídenla, es mala de adentro. Si vuelve a salir y tenemos que vivir cuestiones parecidas a éstas, no digan que no se los advertí.

Su nombre: Francisco Vidal. Su vida: "Bachelet 2014"
Su nombre: Francisco Vidal. Su vida: "Bachelet 2014"

 




57 comentarios sobre “Repudio a Michelle Bachelet o por qué vale callampa”