Repudio al Día de la Mujer

por Piars



Sobre Piars

Ayer iba en el metro pajaroneando como todos los días, cuando recordé que hoy sería 8 de marzo. Miré a mi alrededor y me concentré en la señora que estaba sentada a mi lado, y en todas las que cargaban una gran mochila, las bolsas del super o una cartera rebosante de cremas y maquillajes que nos hacen más agradables a la vista y acordes con esta sociedad.

Hoy es el Día Internacional de la Mujer, una fecha despreciable no por el hecho histórico al que se debe (al contrario), sino por la triste distorsión de su reclamo, a lo burdo de su celebración y a la despolitización que no roza, se lanza de cabeza hasta el fondo del ridículo, del patetismo.

El 8 de marzo de 1911 más de 140 trabajadoras murieron en un incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist en Nueva York. Muchas lo hicieron por la desconfianza de los patrones, que las encerraban para evitar robos. Esa es la tragedia que se recuerda: A LA MUJER TRABAJADORA, no al solo hecho de tener estas curvas, estas tetas. El cuerpo no es el motivo de la conmemoración, porque lo que se homenajea es la lucha de un grupo de mujeres que tuvo que morir para que se introdujeran mejoras laborales para las trabajadoras textiles, y para que la mujer que trabaja fuera reivindicada. Esa es la mujer que ha de ser celebrada: la que se saca la cresta trabajando para levantar a su familia, sola y sin la ayuda de nadie; la mujer consciente que no se deja violentar, y también la que aguanta todas las crueldades de esta vida con una fuerza única que no es la fuerza del amor de la Ena Von Baer; es una fuerza verdadera que tiene a abuelas y madres resistiendo durante generaciones.

Día Internacional de la Mujer explotada
Día Internacional de la Mujer explotada

Entonces, claro que da rabia enterarse de que, como actividad conmemorativa del 8 de marzo, la Ministra del Medio Ambiente se instalará a hacer flores de papel reciclado en el barrio alto. Es, por decir lo menos, una falta de respeto a la memoria de las trabajadoras de la fábrica y también a todas las chilenas, y a eso este gobierno nos tiene bien acostumbrados. Pero no por eso deja de molestar que se que se dejen de lado las necesarias reivindicaciones por igualdad de salarios, por justicia para las víctimas de la violencia y un largo etcétera de problemas que afectan a las mujeres que no tienen tiempo para manualidades. Una “celebración” así es simplemente absurda.

Devuelve las semillas, sinvergüenza
Devuelve las semillas, sinvergüenza

Por todo esto, La Feria repudia a este gobierno, pero también saluda a las señoras que habitualmente homenajeamos. Un saludo a las mujeres que juntan unos pesitos extra para el hogar a punta de campañas Avon o máquinas tragamonedas; un abrazo de ánimo a las mamás agobiadas por las deudas con la multitienda, a las señoras que hacen el aseo en casas ajenas, malls o en el metro, a las abuelitas que aún lloran a Camiroaga, y a todas las que entienden que solo luchando seremos libres. Salud por todas nosotras.

Feliz día, alma de la Patria
Feliz día, alma de la Patria

 

 




21 comentarios sobre “Repudio al Día de la Mujer”