Homenaje a los “perfumes” de los pobres

por Richard Sandoval



Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

Esta investigación tiene por objeto revalorizar ante la sociedad de mercado la decena de fragancias estándar al alcance de las familias de escasos recursos, que no pueden acceder a Carolina Herrera, One, Antonio Banderas o Halloween. Son los frasquitos rebosantes de dignidad que más de dos lucas no te van a costar. Son la compra excepcional con que el pueblo pide pololeo y se pone las ilusiones. Son el sustento macroeconómico de La Liquidadora, Maicao y Pre-Unic, templos de la pasión periférica.

A continuación, los más populares aromas que embellecen a las familias analizadas por la Fundación Sol. Porque en cada Bachelets hay una Coco Chanel por descubrir y en cada alcalde Plaza un Jean Baptiste Grenouille por filmar.

Unisex

-Colonia inglesa: fresquita, primaveral, sobre todo la número 454. Regalo de viejito. Casi en todas las casas está. No puede faltar. Es un hábito, una costumbre, casi un acto religioso. Se usa apenas salir de la ducha, sin importar rangos etarios. En el pueblo, poseer una colonia inglesa es un derecho consuetudinario. $2500.

Los que quieran Patria, vengan conmigo
Los que quieran Patria, vengan conmigo

Mujer:

-Timeless (Avon), picante, olor a poto cochino, a confort metido en la raja, a micro encerada. Horrible. Las viejitas, fieles a todas las campañas de las consejeras amigas, se saturan en la desagradable loción. Les encanta y les dura caleta, debido a su buena llegada a todo tipo de PH. $3000.

Estoy con ella.
Estoy con ella.

-Toque de amor (Avon): en el mundo Avon, es lo que más vende en el target juvenil. Según Avon -que hace poco renovó los frascos de sus ocho fragancias de mujer a un estilo Shakira, basado en piedras preciosas-, “las notas de salida frescas y brillantes sumadas a la fuerte presencia de la madera, hacen de Toque de Amor una fragancia provocativa y deseable”. Niña osada, adolescente coqueta, juguetona. Susi no es nada. $3000.

Jijiji
Jijiji

-Pasión Gitana (Avon): Sobre la base de flor de ciruela, su objetivo es la seducción y la sensualidad de población. Especialmente usada por treintonas semi Milf. Ya se la querrían las hemanas Jaramillo. $3990.

CTM
CTM

-Jean Le Pins: Ya fuera de la cosmovisión Avon, Jean Le Pins es reina en las vitrinas del Maico. Tiene variedades para señoras y cabras. La fragancia “silvestre” es la más vendida, por su frescura y liviandad. $2000.

Talento de barrio.
Talento de barrio.

-Tabú: De uso frecuente en la prostitución en riesgo social, huele a sexo pagado. También se puede encontrar en la pequeña y mediana empresa especializada en la venta de café. Reina en La Liquidadora. $2990

Target.
Target.

-Coral: hit de la dueña de casa, y parte del patrimonio de la cultura popular de la nación. La más común es la Musk, de tapita café, usada por viejitas. Esta legendaria fragancia da enseñanza y amor; sin embargo, es pasosa y hace doler la cabeza si te la pillas en la micro. La Musk es lejos la más vendida. Su olor es entre poto, axila y comino.

Homenaje a todas las tapitas redondas, cuyos colores abarcan al arcoiris completo de la dignidad. $2990

Viva Chile Conchetumare
Viva Chile Conchetumare

-Gellatti: picante, parecida a las Coral, pero más pobre. Ideada para un target dueña de casa sub-40. En Palacio la usa Cecilia Pérez Jara. $1490

Devuélvete a La Florida
Devuélvete a La Florida

-Charlie, Clio y Jovan Musk: un poquito más caras, intensas, potentísimas. Con 4 lucas de costo pasan a ser las burguesas del grupo. Para un público un poco menos viejito. Su precio indica procesos de destilación más desarrollados.

Comprada con el Bono Marzo
Comprada con el Bono Marzo

Natalie: su uso marca el paso definitivo a la adolescencia. Prohibidas para niñas que aún no experimentan la menarquia. Las hay con olor a pera, frutilla y manzana y son capaces de parar cualquier pico púber. Abundan en octavos básicos, entre esquelas, álbumes y strapless. $3990

Erección inmediata.
Erección inmediata.

-Colonia de guagua: auténtica excitación pueril. Ternura y decencia impregnada en trenzas marías, espiga y/o langüetazo de vaca. Si bien en zonas aspiracionales de Peñalolén está en peligro de extinción, no hay liceo bicentenario de la periferia que no los considere. Quien la usa está por sobre el promedio nacional del Simce. $750

wuajuajuajua
wuajuajuajua

HOMBRES

-Embleme, Mus y Wild Country (Avon): fuertes, pasosas, desfachatada expresión de hombría; olor a tata, virilidad en escabeche. La rompen en el estrato viejo culiao, suboficial de Ejército y conserje de carrera. $4990

Tatitas <3
Tatitas <3

-Rodrigo Flaño: quizás la más valorada en el bajo pueblo. Es desagradable, tiene olor como a desvanecido, al agua que no pudo ser perfume. La rompe en el rango etario 17-25 años. Ideal para invitar al cine o bailar en Espacio Harvard. $3490

onvría.
onvría.

-De pino: fuerte, dan ganas de vomitar. Vale como $1800. Pueblo total. Apta para todo público. Ni siquiera se ha hecho el esfuerzo por identificar target.

Feliz navidad.
Feliz navidad.

-Desoderantes: A fines de la década de los 90, en pleno boom económico pre-crisisasiática, se puso de moda usar desodorantes en spray. Por una extraña razón chilena, el sonido del liquido saliendo daba onda, sexappeal y estilo juvenil.

El primero en romperla fue Ego, padre filosófico de Axé. Los EGO eran un frasco gigante, con una tapa monumental y un olor a diluyente que te convertía en el más rico de la fiesta, al son de Charlie Zaa y gel en exceso.

Faltó Veleidad.
Faltó Veleidad.

Pero la dinastía EGO sería rápidamente devorada por la transnacional del erotismo masculino, AXÉ, el McDonald del flirteo. Con sus innumerables variedades, con sus revolucionarios envases y vanguardista estética, no ha encontrado rivales a la hora de embellecer a jóvenes en edad de merecer.

Erotismo.
Erotismo.

Muy atrás, y con un carácter mucho más cuma, han aparecido en las vitrinas del Pre-Unic los Adidas y Rexona. $1990

 




97 comentarios sobre “Homenaje a los “perfumes” de los pobres”