Las 10 ciudades más de mierda de Chile

por Equipo Noesnalaferia



Sobre Equipo Noesnalaferia

1- El Gran Concepción: Esta conurbación en torno a la capital del Bío Bío en sus años mozos no tenía nada que envidiarle al resto del país. Segunda ciudad más importante, puertos florecientes, playas bonitas, punto de encuentro cultural de Chile y Latinoamérica alrededor de la universidad, y “zona roja” con un movimiento obrero de proporciones y la fundación del MIR. Todo eso se fue literalmente a la conchesumadre desde el golpe de Estado. Llegó el centralismo, desapareció la cultura, todo se llenó de forestales, pesqueras, papeleras e industrias contaminantes en general, la pobreza se fue a las nubes, floreció la delincuencia, y se fue al hoyo la estética de la ciudad. Todo lo anterior, sumado a una mala cuea impresionante, que hace de la zona el lugar predilecto para todo tipo de desastres naturales, tienen hoy al Gran Concepción al borde de ser considerado una ciudad de mierda. Se está salvando por poseer todavía el campus universitario más lindo de Chile y seguir teniendo cierta importancia económica y geopolítica en el país (véase: Senador Navarro y el chavismo [?]). Este medio espera que algún día la ciudad recupere su esplendor y la gente de Boca Sur tenga agua potable, uno se pueda meter al Bío Bío sin salir con tres ojos, haya una reconstrucción de verdad, los micreros culiaos de los buses interprovinciales dejen de abusar de los escolares y el mar vuelva a tener peces.

A lo anterior, se suma la hegemonía política de la familia Van Ryselberghe, sólo amenazada por el humor de Pepe Auth, cuando le bajó el pelo brillantemente a los holandeses, refiriéndose a Jacqueline Van RyselVERGA. Y RISAS.

Me cagaste Navarro ctm
Me cagaste Navarro ctm

 

2- Coronel: pese a que técnicamente pertenece al Gran Concepción, esta ciudad merece un párrafo aparte. Otrora bastión del carbón junto a Lota, Coronel es hoy definitivamente un lugar de mierda. Zona machacada por los milicos durante 17 años y por las empresas desde hace 40, la ciudad hoy es sede de termoeléctricas que tienen todo contaminado y pesqueras que tienen tan hediondo como si el Huaso Lalo trabajará allí. Luego de que el gobierno de Frei decidiera cerrar las minas de carbón y recapacitar a toda la mano de obra en el fino arte de la peluquería, Coronel se convirtió en uno de los emblemas de la pobreza en Chile, con porcentajes cercanos al 30% y un desempleo del 20% pese a estar tapizao en industrias. Pobre ciudad en la cual uno camina y, cual caricatura, solo ve un continuo de botillerías e iglesias evangélicas. Los pescadores artesanales ya no encuentran nada en el mar, porque las pesqueras arrasan con todo; y la fealdad del lugar -lleno de enormes bodegas y casas que se caen- se corona con una enorme chimenea de termoeléctrica en la punta de un cerro. Nada que hacer, Coronel: ciudad de mierda.

¿Y la Di Girólamo?
¿Y la Di Girólamo?

 

3- Talca: hay ciudades fomes y Talca. La capital de la séptima es como un barrio Franklin gigante, un lugar feo cuya única gracia es tener tantos carritos de completos como si el mundo fuese a acabar. Pese a lo anterior, Talca podría ser uno de esos poblados tranquilos donde viven los abuelos y se puede escapar del bullicio de otras ciudades de mierda como Calama, pero hay un pequeño gran detalle que la hace entrar en este ranking: su hospital. Lugar tenebroso y extraño, el hospital de Talca hace noticia constantemente porque uno puede llegar resfriado y salir con una pierna menos o ir a dar a luz y llevarse el hijo de otro. La vergüenza más grande de la vapuleada salud pública nacional. Más encima, y como si la pobre ciudad no tuviera suficiente, tatita Dios les manda un terremoto de ocho grados. ESCÚCHANOS SEÑOR TE ROGAMOS.

A SU FAVOR: 1. La picá de “Las viejas cochinas”, donde todo periodista deportivo tiene que haber comido para jactarse de tal. 2. El espíritu guerrero de los hinchas de Rangers de Talca, de los mejores de la nación, aunque ahora cagados por un presidente argentino que vino a hacer los negocios más truchos de los que se haya escuchado. #SIILlamando

HOMENAJE
HOMENAJE

 

4- Osorno: En Osorno la juventud no tiene donde entretenerse. En verdad, NADIE TIENE DONDE ENTRETENERSE. Si no hubieran botillerías, la población de esta soporífera comuna no tendría siquiera un lugar donde gastar su dinero. Emplazado en un lugar que la sitúa como la eterna sombra de Valdivia, Puerto Varas y Chiloé, su única gracia es ser un lugar de paso para echarle bencina al auto y seguir viajando, o bien, ser la obligada conexión para ir a Bariloche (#ella). Ni fútbol tiene ahora Osorno. Y ni hablemos de esos alemanes medios nazis que son los amos y señores de esa comuna. Da pena ver una ciudad gris entre medio de tanto verde.

Por otra parte, su emblema histórico es Martín Vargas, fiel representante de lo que es la ciudad. ¿Quién más que un osornino podría ser curao, pinochetista y bueno pa’ los combos?

No basta con pastar.

Patria
Patria

 

 

5- Renca-Conchalí: Santiago no puede estar fuera de este ranking, pero como por su variedad no puede ser catalogado entero como “de mierda”, elegimos un sector específico de la capital que realmente no tiene niun brillo. Estas dos comunas del sector norte realmente NO la llevan. Paraísos de las autopistas concesionadas y la contaminación industrial, llegaron tarde a la repartición de áreas verdes, y lo único que podría haberles dado un caché, el Cerro Renca, es un peladero coronado por ese “Renca la lleva” que fue bacán hasta que Michelle Obama lo pronunciara.

Comunas predilectas de blocks y poblas levantadas sin ninguna consideración por el bienestar popular, con alcaldes de la talla de Vicky Barahona y su respectivo nepotismo (Rubilar, Karla; hija), cuya belleza no se condice con la intención hollywoodense del cartel del cerro. Se suma que en la última elección parlamentaria, el distrito eligió al sinvergüenza más grande en la historia electoral de la nación: DANIEL FARCAS, ladrón de la Patria y prócer de las malas prácticas que Andrés Velasco nos dejó tan claro no hay que practicar. ¿Cómo no se conformó un movimiento popular de masas que impidiera el ascenso del cogotero de la Uniacc? Sólo el gracioso fascismo de Zalo Reyes, y su humor respectivo, las salva ante los ojos del mundo (“Las violaciones se producen porque las cabras culiás andan mostrando la raja [sic]”)

Edu La Lleva
Edu La Lleva

PERO HOMENAJE A ESTO

Y A ESTO

6- Cerrillos: Otra vez Santiago se hace presente con una de sus comunas. Cerrillos es un lugar que no destaca, que nadie se acuerda que está, que es como si Maipú y Lo Espejo estuvieran juntos. Quizás eso es lo que la hace entrar en este ranking: NO EXISTE. En los viejos tiempos, una vez al año hacía noticia porque su aeropuerto era sede de la FIDAE y se llenaba de cabros chicos y milicos frustrados mientras las exhibiciones aéreas dejaban sordo a la mitad de la comuna. A inicios de siglo, en tanto, su gran virtud era alojar al Mall Plaza Oeste, el primer mall para pobres. Hoy, hasta la comuna más charcha se vanagloria con algún Paseo xxxx. Perdiste tu gloria, Cerrillos. Cuna de industrias mediocres, piedras y paja a medio camino. ES COMO SI TOCOPILLA SE HUBIERA REENCARNADO EN TU MAICILLO.

OCDE
OCDE

 

7- Calama: la ciudad de mierda por excelencia. El sueldo de Chile concentrado en un lugar artificial, feo, insípido, el cual los excedentes del cobre que no se lo llevan las empresas circulan en autos enormes, y se convierten en servicios sexuales, copete y drogas.

Hablar de Calama es hablar de shoperías, prostitución y líneas de coca jaladas en esos insalubres baños donde los mineros van a mear toda la cerveza Cristal que antes tomaron mientras miraban como wns el CDF. Con temperaturas extremas, partículas de metales pesados en el aire y un penetrante olor a coco y sobaco por toda la ciudad, la capital de la Provincia del Loa es el vivo ejemplo de que un PIB alto no está relacionado con una buena calidad de vida. En Calama, a diferencia de la antigua Chuquicamata, sólo se respira mala onda y masculinidad mal entendida. Un homenaje a los tatitas que hasta el día de hoy dicen con orgullo que nacieron en el antiguo hospital de Chuqui, otrora campamento minero donde se sentía amistad, trabajo y compañerismo.

PD: Más encima un radical le gana a Cristián Cuevas.

Niun respeto.
Niun respeto.

8- Tocopilla: ¿Se puede estar peor que en Calama? Sí, en Tocopilla. En simples palabras, este puerto es una especie de San Antonio pero aislado a 1.600 kilómetros del gobierno central. Olvidado, sin pega, sin médicos especialistas en su hospital y con un terremoto a cuestas, en los ojos de sus habitantes es fácilmente ver la desesperanza que cargan consigo. Pobres tocopillanos, si no fuera por Alexis Sánchez que en las navidades se sube a una camioneta a repartir pastillitas de dulces, los pobres no tendrían qué recibir en nochebuena. Un dato no menor que da a entender su caótica situación: en las últimas elecciones parlamentarias le dieron la primera mayoría al académico y metrosexual diputado UDI Felipe Ward. ¡Lo que hace la desesperación!

¿bacán o una mierda?
¿bacán o una mierda?

 

9- San Antonio: Da pena. Ciudad gris y deprimida, puerto importantísimo por donde salen y entran riquezas del país, de las cuales los habitantes locales no ven nada. Ciudad costera, tienen de por sí el atractivo del mar y sus vistas, eso era por lo menos hasta que se chantó un mall gigante en el borde costero, lo que terminó de afear el lugar. ¿Por qué ningún cuico progre webió por la instalación del mall, como sí lo hicieron con la weá de Chiloé? Porque el 1% jamás ha vacacionado ni vacacionará en esta capital provincial, fuente del amor de Pepa Hoffman.

Aparte de los males que acechan a la ciudad, San Antonio tiene la carga de llevar bajo su alero administrativo a Tejas Verdes, con su regimiento del terror y el Mamo Contreras haciendo de las suyas.

Hablar de San Antonio y sus comunas aledañas es hablar de cesantía. Es tan mala la cosa por esos lados que la gente trata de buscar futuro en Valparaíso, o sea, para la otra van a buscar pega a Lota. San Antonio es un Valpo chico pero sin onda y nada de encanto. Ahí no hay habitantes, hay sobrevivientes. Da pena ver a las lumbreras académicas nacidas en esta ciudad, deambular borrachos en los bares universitarios de Valparaíso diciendo que su comuna es peor que la capital del meao callejero. La cosa no da para más en el verdadero puerto principal de Chile. Que vuelva el Pem y el Pojh a San Antonio.

GUAU PROGRESO.
GUAU PROGRESO.

 

10- La Calera: La Calera es un caso digno de análisis para Cristóbal Lira, subsecretario de Prevención del Delito. Sí, para todos es conocido que la V Región Cordillera es el patio trasero de Viña y Valparaíso, pero parece que se ensañaron con la ciudad del cemento. Pobre, peligrosa en la noche, sin centros educacionales de nivel y con un futuro en lo absoluto auspicioso, La Calera es de esas comunas en que cada vez que pasas por ahí la encuentras más abandonada de la mano de Dios. Balas, drogas, pandillas e indefensión se respira por esos lados apena cae el sol. No crea que tenemos una aversión a la esforzada población calerana, pero ellos mismos admiten que su ciudad es “un antro”. Caminar entre sus calles y ver las líneas férreas abandonadas es un dolor vivo y lacerante para quienes quieren ver un Chile pujante y justo. Nuestros respetos a los resilientes habitantes de esta comuna. Noesnaenlaferia está con ustedes.

Por si fuera poco, los habitantes de La Calera vivieron una doble dictadura: la de Pinochet y la de la familia Chahuán, que hasta se acabronó con su equipo de fútbol. QUE ALGUIEN HAGA ALGO.

BICENTENARIO
BICENTENARIO

¿Cuál crees que falta? descríbela.




421 comentarios sobre “Las 10 ciudades más de mierda de Chile”