#LaCuartaVergüenzaNacional: No te queremos como diario popular

por Maria Jesus Ibanez



Sobre Maria Jesus Ibanez

Por María Jesús Ibañez
Fundadora de Basta de Publicidad Sexista

Esta mañana, cuando La Cuarta tituló “Hizo anticucho con la polola” en su portada y subtituló “maldito le atravesó fierro dieciochero a su amada” quiso vernos la cara. No bastaba con las cientos de mujeres que transforma en inertes objetos sexuales, para La Cuarta ahora somos, sin tapujo, el pedazo de carne a disposición del grupo de machos que cree que puede tomar y agredir nuestro cuerpos.

La Cuarta una vez más nos está violentando, porque en vez de informar y denunciar sobre un caso de femicidio frustrado, lo muestra como una anécdota sorprendente: nos insinúa que intentar asesinar a una mujer de esta manera sería una muestra más de la clásica picardía del chileno que tanto nos gusta resaltar.

Tirándolo como talla el “diario popular” no va a frenar los femicidios que hace tres años no cesan de aumentar en Chile. Tratándonos de amargadas y diciendo que es un chiste tampoco nos van a devolver a las 58 mujeres asesinadas el 2014, ni las 36 muertas a la fecha de este 2015, según cifras de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres.

Hoy las feministas denunciamos que este diario una vez más produce y reproduce la violencia sexista. ¿Por qué? Porque lo que hace el medio no es denunciar un caso de femicidio frustrado sino más bien lo que intenta es conseguir vender un hecho morboso, y de paso minimizar un acto de violencia grave como lo son los asesinatos de mujeres.

La nota del periodista Manuel Arévalos banaliza el femicidio frustrado del agresor C.M.P hacia su polola, éste nos presenta el hecho como algo anecdótico y transforma todo en un espectáculo liviano, con una facilidad impresionante. En la nota se nos describe al agresor como un “chorizo” porque intentó matar su polola, y al acto femicida como una pataleta de “cinco minutos”. Es decir, atravesar a una mujer con un objeto cortopunzante es “chorizo” y estas cosas pueden sucederles a los hombres en sus arrebatos.

Los medios de comunicación tienen una incidencia en la sociedad que no sólo puede reconocerse al momento del rating o el tiraje, sino también al momento de la responsabilidad que éstos deben tener como mediadores y agentes de la información. La Red Chilena es clara en que la violencia hacia las mujeres no es un suceso, sino un grave problema social y de derechos humanos. Noticias como las de La Cuarta nada muestran de un tratamiento serio e informado, sino al contrario se centran en el morbo de los hechos y utilizan un lenguaje de humor que evita tomar en serio el tema.

Me pregunto, ¿dónde está el cuestionamiento al porqué ocurren hechos como éste? ¿Dónde está la contextualización de la violencia? ¿Dónde están las fuentes que pueden ser un aporte para comprender que esto es una manifestación dentro de un continuo de violencia que vivimos las mujeres?

Como ha comentado el Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC) lo de La Cuarta viene a ocurrir en un momento en que muchas y muchos en Chile estamos haciendo esfuerzos por visibilizar y desnaturalizar estas agresiones, y todas aquellas que las inducen y permiten. Es necesario que como sociedad entendamos que el femicidio es el final de una violencia machista, y que antes de ella existe un continuo que la posibilita. Lo que hace La Cuarta, y de forma ejemplificadora la nota de Manuel Arévalos, es violencia.

Entonces el llamado es a indignarse y denunciar (aquí al Consejo de Ética de los Medios de Comunicación en Chile), pues con ello estamos desnaturalizando este tipo de violencia y reprobándola en todos sus ámbitos. Todavía más el llamado llega hasta las instituciones como el Servicio Nacional de la Mujer y El Colegio de Periodistas, quienes tienen que referirse al respecto.

Por años ha costado que el Sernam reconozca la violencia hacia las mujeres más allá de la que ocurre en la intimidad (dentro de la pareja), y recién en este gobierno de Michelle Bachelet se anunció que se modificaría la Ley de Violencia Intrafamiliar incorporando todo tipo de violencia de género. Sin embargo, nada garantiza aún que dicha amplitud del concepto vaya a incluir la violencia simbólica que se manifiesta en los medios de comunicación y la publicidad.

Todas y todos sabemos que La Cuarta es un medio machista. Que el brazo popular de Copesa vende el estereotipo de que pueblo es igual a hombres machistas y mujeres sumisas, y por eso se siente con el derecho a reproducir el imaginario. La Cuarta patriarcal, tanto que te equivocas ¡Repudio a tu cobertura machista!




9 comentarios sobre “#LaCuartaVergüenzaNacional: No te queremos como diario popular”