Chile es un meme

por Richard Sandoval



Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

Por Richard Sandoval

¿Qué clase de país es este, uno donde un juez determina que la infidelidad es atenuante de un femicidio, dando la señal de chipe libre a la violencia hacia a la mujer? ¿Qué clase de país es este, uno en que la Presidenta dice que ya no hay espacio para los cobardes que atacan a las mujeres, mientras el sistema judicial y policial no hizo nada ante los antecedentes de desquicio de la ex pareja de Nabila Rifo, quien ya el año pasado llegó a la casa de la mujer rompiendo la puerta con un hacha? ¿Qué clase de país es este, uno en el que se reprime en La Moneda –misma Moneda que lamenta que a una mujer un criminal le saque los ojos- a las mujeres que van a protestar precisamente por la falta de medidas ante los femicidios?

Este es un país extraño, desestabilizado entre lo que los sostenedores del modelo económico de la dictadura construyeron y la realidad de poblaciones aturdidas por el narcotráfico, además del cansancio enfermizo de una clase media profesional que tiene que salir de la casa a oscuras para llegar a dormir seis horas e intentar tomar las fuerzas físicas que permitan no bajar la guardia ante las deudas y el pago de arriendos ridículos por departamentos de una pieza. Es difícil vivir en Chile, un país cuya felicidad ya sabemos reside en fachadas endebles. Quizás por eso apostamos tanto a resistir la injusticia con humor. Quizás por eso somos tan adictos al meme, reinventando chistes extranjeros a nuestra realidad local, y haciendo de cada absurdo o escandaloso episodio un festival de chistes cortos anclados en la imagen de un monito animado. Son tantas las barbaridades que ocurren en Chile, y de las que nos debemos enterar diariamente, que podríamos estar semanas enteras armando memes para denunciar situaciones que atentan a nuestra dignidad. Y es que eso es lo más atractivo que tienen los memes, que se pueden usar para cualquier cosa, para mofarse del acto o el personaje más estúpido, pero también para viralizar en redes sociales de forma rápida el saqueo al Estado de inescrupulosos, o también para invitar a manifestaciones por los derechos de las regiones, como lo hizo hace unos días en Chiloé una joven con un cartelito que salió en todos los medios por su gracia en un lugar de catástrofe: “estúpida, los pescadores, idiota”, decía el mensaje, entendido por todos los millones que a estas alturas conocen el video de Esteban defendiendo su pelo en Caso Cerrado. De la misma forma, el movimiento estudiantil usa a Squirtle para decir “Vamo a movilizarno” por la cifra reducida de universitarios que van a acceder a la gratuidad, o “vamo a indignarno” por la represión sufrida por los secundarios que no pudieron marchar de forma pacífica para exigir a la ministra Delpiano que se termine con el discriminatorio pago de subvención según la asistencia, alentando así la pobreza de colegios marginales que reciben a niños que en sus casas a veces tienen muchas prioridades antes que asistir a la escuela.

Chile es un meme porque nuestra ridiculez, injusticia y sinvergüenzura no tiene competencia internacional para hacer calzar tan bien al meme de moda con las noticias de los diarios. Este debe ser el país con más personajes de la suerte para compartir y que no nos falte la riqueza y la fortuna. Comparte tu general Fuente-Alba para que no te falten los Audi investigados por el desfalco a la ley reservada del Cobre, comparte a tu Luksic indignado para que no te falte un canal de televisión que reproduzca tus llantos; Comparte tu Longueira de la suerte para que no te falten aportes reservados este 2016. Y así, interminables, como las caras de sorpresa en el PPD al enterarse por la prensa que SQM pagó las cuentas del partido bajo la presidencia de Carolina Tohá en plena campaña Municipal ¡Komo lo zupo la fiscalía! Se preguntarán los que mandaban correos a la minera ofreciendo a Contesse –hoy procesado- reuniones con Ricardo Lagos Weber –hoy presidente del Senado- para ir puliendo la amistad.

Entonces, dan ganas de enviar un meme gigante a las oficinas de la Ocde preguntando ¿por qué me invitan si saben cómo me pongo? Bueno, tanto como que nos invitaron no es. Fue Andrés Velasco el que insistió, el mismo candidato presidencial al que le allanaron la casa por la charla que dio a Penta en un almuerzo en que recibió veinte millones. ¿Por qué me invitan si saben cómo me pongo? Habría que decir en la Ocde, poniendo como dato que el presidente del partido más grande del gobierno –Jorge Pizarro, de la DC, el mismo de los memes por irse al Mundial de rugby en pleno terremoto en su región- tuvo que renunciar por la inminente formalización de sus hijos por las asesorías verbales que prestaron a la empresa del yerno de Pinochet. Habría que agregar que Carolina Tohá, la alcaldesa de Santiago, además, ya puso su respostulación a disposición de su coalición por el vínculo de su partido con la misma empresa trucha.

¡Estúpida mi dignidad idiota! Dan ganas de decirles a todos los que se han llevado este país para la casa, de la mano con mercanchifles que transan la plata de nuestras pensiones en el extranjero, de la mano dueños de isapres que a la vez son dueños de las clínicas privadas, que concentran el 64% de la tecnología médica metropolitana en cinco comunas del oriente de Santiago, mientras los viejos se quedan sin tomar once cuando deben ir a hacer cola al hospital, por el pago de un Transantiago que no les tiene tarifa reducida, pese a tener al 90% con menos de 170 lucas al mes. Pero ahí está nuestro Congreso corrupto, sin tocar aún a las isapres ni menos a las AFP, ladronas de la dignidad de nuestros viejos y responsables de tantas de sus muertes. Típico chileno. Ahí está la comisión Bravo, instancia asesora de la Presidenta, que recomienda eliminar el fondo E, el único que se puede usar para invertir en obras sociales en Chile, dejando toda nuestra plata a disposición de las bolsas extranjeras. Habría que decirles a los expertos en los que confió Bachelet ¿Usted es hueón o todavía cree que con este sistema de capitalización individual van a mejorar las pensiones? Hasta Perú, el país que copia todo del libremercado chileno, decidió permitir a la gente sacar su plata de los fondos.

Chile es un meme porque ya no se puede creer el hoyo negro al que nos han metido a punta de bala, aspiración y farsa intelectual. Chile es un meme porque todo lo que pasa en nuestro sistema político, económico y judicial da para graficar ridiculeces e injusticias, como el fallo en el caso de Martín Larraín, como la condena arreglada de Jovino Novoa, quien pese a su robo al Estado podrá seguir siendo candidato a Presidente o Senador si le da la gana, mientras a Bastián Arriagada, condenado a 61 días de cárcel por vender películas piratas, sólo lo esperó morir calcinado en la Cárcel de San Miguel. Da pena, rabia e indignación, pero sobre todo dan ganas de decir que les falta poco para seguir viéndonos la cara, porque ya no les creemos a los que nos prometieron el cielo mediante créditos universitarios y de consumo. Nos les creemos porque nuestros sueños se están volviendo tristes entre tanto drama.

Este es Chile, un país con sus derechos arrebatados en Dictadura, un país construido por personas como Cristián Larroulet, quien dice que mientras más derechos tenga la Constitución menos va a crecer el país. Este es Chile, un país que te ofrece estudiar en universidades con decanas con título falso a cambio de endeudarte hasta el 2043, para que luego ganes 700 lucas y debas usar la mitad pagando las enfermedades de tus padres sin derecho a la salud y con pensiones del 10% de su último sueldo. Este es Chile, un país que defiende por sobre todo el derecho a la vida y que no toma medidas con los agresores que terminan protagonizando femicidios. No seas insensible y violento con los niños, las mujeres y los abuelitos. No seas como Chile. Reatziona.




4 comentarios sobre “Chile es un meme”