Oración a Juan Gabriel

por Pablo Paredes



Sobre Pablo Paredes

Por Pablo Paredes

¿Qué significa Noa Noa?
No respondas con un chiste,
tampoco me digas que es un cabaret que se quemó una noche,
menos me hagas una escenita de teatro, Señor.

Cántame una canción,
muévete como si en tu cuerpo estuviesen todas las mexicanas del mundo,
que te brille la ropa,
que mi madre quiera que seas mi padre.

Cántame en fácil para no perderme en los recovecos de la palabra y secarme.
No dejes que olvide tus letras,
déjalas para siempre en mí
como grasa obstruyéndome el corazón
y así saber que tengo corazón.

Yo sé que cuando te caíste en ese hoyo del escenario,
te caíste en un hoyo de Cielo
y que, mientras caías,
una niña miserable te pedía un deseo.

Yo sé que vas a redecorar el Cielo,
porque –como yo- no soportas las superficies lisas.

Fuimos pobres y nos gustan los objetos que brillan.
Repite conmigo:
Fuimos pobres y nos gustan los objetos que brillan.

¿Qué significa Noa Noa?
¿Qué idioma es ese?
¿Qué puerta mágica se abre en Juárez cuando la digo?

Perdóname hoy, este día-noche
este mujer-hombre,
el no ser completamente mexicano,
el no dar en el tono,
el no deshacerme llorando
como si fuese una tormenta sobre un pueblo en donde no llueve nunca.

Tú sabes de qué te hablo.
Yo te recé antes de que te hicieras ángel,
yo te vi resucitando antes de morirte,
yo maté a mi padre para escucharte sin miedo.

Yo le dije a mi Partido:
La izquierda sí escucha esto, déjense de joder con esas canciones con tan poco amor.
Escuchen a Juan Gabriel, él terminó con las clases, él.

¿Qué significa Noa Noa?
¿Es un animal muerto, Señor?
¿Un animal que van a atropellar, Señor?
¿Soy yo?
¿Me llamo Noa Noa, Señor?
¿Me estabas cantando a mí?
¿Querían venir a mí?

Yo sé que tú y yo somos de esos charros que se hacen pedazos contra el amor y que de eso hacen un espectáculo.
Yo te copié todo.
Tú dejaste que te copiara todo.

Fuiste mi padre y mi madre en las radios,
mi día y mi noche,
mi vergüenza y mi orgullo,
mi rabia y mi ternura,
mi hombría,
mi país,
mi manera,
mi balada nacional.

Te moriste, Alberto.
Se detuvo el corazón de todos los objetos que brillan y amamos.



Deja un comentario