De buses, libertades y alitas rotas

Iba en el auto con mi madre, sub directora de un colegio en la comuna de Puente Alto, Educadora de párvulos de profesión, y toqué el tema del denominado Bus de la Libertad. Sin descuidar las curvas del catorce de Vicuña Mackenna, sus ojos se cristalizaron, sus manos al volante se empuñaron como ahorcando al asesino de sus hijos, como...


Pastor Soto y nuestro trapo de inmundicia

He visto lesbianas con la multicolor en la espalda. He visto homosexuales izando la bandera con alegría después de años de clóset. He visto transexuales con banderas de sus propios colores, reivindicado espacios corraleros en las organizaciones de gays machistas. He visto homosexuales negando la bandera en sus manos, acusando la homogenización de las diversidades; y de paso levantando otras....


Mira, ese de allá es hueco

Marzo. Nuevas matrículas. Homenaje a los profes. Día de la Mujer, flores y regalías; poca memoria. Quinto aniversario de la noche de tortura a Daniel Zamudio. La noche oscura del día del joven combatiente como último telón de un mes que duele. Mujeres olvidadas en el mismo día. Mujeres olvidadas en la historia. Lesbianas ignoradas en la historia. Travestis invisibles...


Tengo miedo

Tengo miedo. Declaro el miedo de perder a las mujeres que amo cada vez que sus tacos o zapatillas se alejan de mí, abriéndose paso en una ciudad que hace más de cuarenta años prometió que el hombre libre y nuevo algún día abriría las grandes alamedas, y a la fecha ese hombre, esos hombres que prometieron hacer patria en...


Homenaje a Satoshi (Ash Ketchum): El triunfo de una generación

Por Felipe S. Vega-Leiva Hace tiempo venía alardeando con la idea de que nuestra generación, y particularmente, ser ñoñx estaba llegando a una inimaginable cumbre. Lejano a los espacios del zorrón promedio –de ese recalcitrante reggaetón sexista y la cumbia universitaria calando hondo a punta de comidillo de pseudo-izquierda-siempre-macho (porque la cosecha de mujeres nunca se acaba)–, la ñoñeza, otrora...


Orlando y las balas que recibimos día a día

Por Felipe Vega-Leiva No quise referirme en toda la mañana al tiroteo en Orlando. No quise porque cuando pasé en el primer recreo entre mis colegas, ellos (los varones del condado) se referían a lo lindo que era ver perder a Brasil en una copa, y supuse que abrir mis heridas ahí no era el momento más adecuado. Pero fue...


Escucha Noesnalaferia Radio en SoundCloud
Etiquetas
v>