Terror en Cataluña: La democracia de los hipócritas

Patadas en la cabeza a mujeres catalanas sentadas en paz, patadas embestidas con tanta ira que fueron capaces de dejarlas con rostro y pecho llenos de sangre, en llanto quieto, despojado, con la dignidad del voto arrebatada a punta de balines de goma amenazantes; pisotones con botas militares en los rostros de ancianas de ochenta años, viejas vestidas como viejas...


Apartheid de Los Trapenses: Su problema no es con los negros, es con ustedes mismos

Esto lo escribo con el más profundo odio. Se me cae la cara de vergüenza frente a la maldición del alma, la putrefacción de humanidad, la debilidad de espíritu de chilenos que se creen con la propiedad, el derecho de echar a un par de personas de un mall, del "espacio público" de un mall por tener un color distinto...


Fulvio Rossi: No es posverdad, es fascismo

Ayer, en la página de Facebook del candidato Fulvio Rossi, apareció un gran lienzo que desplegaron para su campaña como Senador por la Región de Tarapacá: "No más migraciones ilegales. Ley de expulsión inmediata a los delincuentes". Dichas expresiones no sólo son germen del populismo que emerge de las temáticas como la migración, tan diluidas en la población a través...


Viva Chile y su dieciocho

Viva Chile y su dieciocho que es el perro y su empanada Que es el mundo sorprendido por su robo de la nada, Viva Chile y su dieciocho que es infarto en Karadima Que es la PUC y su conciencia que al pedófilo no castiga, Viva Chile y su dieciocho que es canuto irrespetuoso Que es el facho piñerista y...


Carta a mi papá facho

Tenía once años la primera vez que discutí con alguien de política. Fue con una compañera de colegio: ella defendía a Ricardo Lagos y yo a Joaquín Lavín. Claramente, ninguna tenía argumentos decentes para sostener su posición. Yo, por lo menos, me limitaba a repetir el discurso que escuchaba en mi casa: Lavín era bueno y Lagos, malo. Pasaba lo...


Cargar el celular

“Disculpe, me podría cargar el celular, por favor”, preguntas poniendo la cabeza de lado y bajando la voz, mostrando en la mirada los fracasos que podría provocar en tu día un no. “En este local no podemos hacer eso”, responde una garzona de edad en la Unión del barrio Brasil. La señora acaba de decretar que te quedan minutos, quizás...


Escucha Noesnalaferia Radio en SoundCloud
Etiquetas
v>