Homenaje a Esteban Paredes

por Javier Manriquez

Sobre Javier Manriquez

Es bueno Paredes, define, encara, descarga bien, es habilidoso, pica, se engancha. Sabe jugar, Paredes. Juega bien, de 9, de 10, de 7. Es potente, hay que aguantarlo, es mañoso, le pega fuerte.

Es bueno Paredes: tira la talla, saluda a todos. Saluda y se despide siempre, dicen. Recibe a los niños, se saca fotos, es caballero, respetuoso. Bueno. Buena gente.

Es especial, Paredes. Decían la otra vez que cuando chico se ponía a chutear en el living, en plena madrugada, aún durmiendo. Sonámbulo. Chuteaba durmiendo y los despertaba a todos. Es que es muy grande Paredes. Garrero de corazón, del piño de los Gangster, parece.

Uno lo quiere, a Paredes. Tiene golazos. El que le hace a Católica arrancando de mitad de cancha, caño incluido, definición superclase. Ese que le hace a Johnny, centro de Felipe Flores, y se inventa un cachetazo descriteriado en el área chica, como entrenando a Estadio lleno, borde externo, globito delicadísimo, burlón. No te lo puedo creer. No te puedo creer lo que hizo Paredes. Y así tiene más de trescientos.

Ningún jugador chileno jugando hoy día ha hecho tantos.

Uno lo ve jugar y la expresión casi que sale sola, puta que es bueno Paredes. Tiene una vertiente de goles en los pies Esteban y supongo que de alguna manera, todo tiene algo que ver. Como si en él las palabras se mezclaran, y su vida y su juego fluyeran en la misma dirección, es bueno, con la gente, con la pelota. Es grande, abarca más que la cancha, tiene que ver con el club, con el fútbol, con el gesto. Es regalón Paredes, porque cómo no, si puede hacer lo que quiera, en la Selección, en Macul, en todas partes, total te gana un partido solo. La hinchada, como una mamá orgullosa, lo mima porque sabe que al final del día el niño le va a dar la razón.

Ahora que el tiempo cambia, que los campeonatos son más cortos, y que todo es de alguna manera más rápido y más desechable, Paredes sigue ahí, porfiado, escribiendo la Historia que al resto del mundo ya se le olvidó cómo. Porque Esteban Paredes es un viejo crack que cuando lo retiran sale cinco veces goleador y va a salir cinco veces más porque no le importa nada, o precisamente, porque sí le importa todo. Es un sobreviviente, el conductor de un DeLorean hecho a mano viajando directo de ese tiempo en que todo era un poco más feo y también un poco más cierto. Y marca diferencias, en el área y en la vida, porque sigue actuando como si la jineta fuera un símbolo y un orgullo, como si ser referente fuera para la gente, para los valores sociales. Y nos convence. Nos ilusiona. Paredes es volver al equipo del que te echaron los dirigentes que poco entienden de fútbol y nada de todo lo demás, y ponerse la 30 en la espalda cuando todo se caía a pedazos. Eso es poesía. Ponerse la estrella número 30 literalmente en la espalda y ganarla. Porque por la cresta que de eso se hacen los ídolos. De irse expulsado besando el escudo. De rebeldía, de orgullo, de sangre altiva y noble corazón, porque Paredes nunca bajó la mirada y también supo pedir disculpas cuando había que pedirlas. Esteban Paredes tenía que ser de Colo Colo. No del Ajax, no del United, no del Madrid. De Colo Colo, del popular, del transversal, del equipo del que es hincha desde un cura hasta un ladrón. El de los viejos chichas. Porque a mí el Bayern Munich, el Leverkusen, el Barcelona y el City me dan lo mismo. El que veo yo todas las semanas, el que me hace llorar, el que me alegra de cabro chico, es Colo Colo. Y Colo Colo es Chile, y Chile son las canchas impresentables, los besos en la pelada del árbitro que da el Loco Peric. El barro, el puerto, Moisés Villarroel, la bandita de Magallanes y hasta el Señor PF. Chile es el estadio más grande del mundo que queda en El Salvador y que no se llena nunca. Y Esteban es justamente un símbolo de todo eso. Porque al final Esteban Efraín Paredes Quintanilla nació aquí, salió desde aquí y aquí se quedó. Pertenece. En este barrio viejo y querido. Al final, Paredes es un símbolo, una imagen, una foto añosa y entrañable, es el asado con los papás el domingo y los goles que auguran una buena tarde. Es la pena que se ahoga en un grito tras carrerón y sutileza desde 40 metros por sobre el arquero. Es la rabia que se aplaca en ese segundo en que el Tanque definió de primera. Es el viejo del kiosko que comenta que nos faltó campeonato. Es la señora que tapiza su local con fotos de Chuflinga Herrera, Jorge Toro y Cua Cua Hormazábal. Es el viejo que barre en la esquina. Es el viejo con la camiseta del 91’ que te sonríe amigo cuando vas pasando con la del 2006 porque al final somos todos iguales bajo los mismos colores. Es un vecino, es un amigo, es un tío, es un referente. Es real. Es de esos que son buenos para la pelota no porque se los pasan a todos, o por que hacen bicicletas y piruetas para la galería, sino porque simplemente saben jugar muy bien al fútbol. Con la elegancia de la cancha chilena, del crack de arco sin red y reja rota. Es Caszely, Chamaco y Paredes. Nada más. Es la Historia grande. Esteban Paredes es el último ídolo y tenía que ser así.

Muchas gracias por tanto, Visogol. Nos vemos en la Libertadores. Todavía queda mucho por escribir.




47 comentarios sobre “Homenaje a Esteban Paredes”


  1. Me cae comala raja el colo pero hojala en mi equipo hubiese un wn tipo como paredes a sus años juegas mas tos los delanteron que militan en chile no es lindo en wn pero puta k hace goles parece cauro de 21 fijo a la seleccion ..

    Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 0

  2. Alejandro Aspee

    Me emocionó este weon, y te encuentro toda la razón, Paredes es de Verdad, te falto decir que hasta los hinchas de la contra le piden fotos, y él se las saca igual. Solo los grandes consiguen eso. Un Craaaa!!!!!!!……. Paredes, obvio que nos vemos en la Libertadores donde de seguro sales Goleador.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 0

  3. Simplemente Paredes gracias por Todo idolo el ultimo gran Casique

    Eres un ejemplo para toda nuestra cantera gracias por sentir la camiseta como un verdadero hincha mas solo los queda desirte gracias y que sigamos gritando muchos goles mas juntos

    Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 0

  4. Que grande que es Paredes. Cuando algunos lo querían jubilar, bajó de peso, corrió mas que nadie y metió los mejores goles del campeonato. Rebelde, nadie le dice cuando parar. Eso lo decidirá el. Como los grandes del mundo.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 0

  5. Juan Mondaca Gotelli

    Uno de los mejores homenajes a jugadores de Futbol que he leido.
    Sin lugar a dudas Esteban Paredes es nuestro último Idolo, por que es del pueblo y hace vibrar al pueblo.
    Grande paredes sigue igual.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. MARTA NATALIA SEPULVEDA JIMENEZ

    Me encanto la columna, la verdad que llore de principio a fin, yo soy una de las agradecidas de Esteban Paredes, porque tiene el.mismo corazon colocolino que nosotros, que amamos esta camiseta… felicidades al escritor es una gran columna.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Cristian undurraga

    T pasaste amigo ,palabras precisas y profundas y k emocionan para alguien k se lo merece de sobra como es nuestro capitán de sangre altiva y noble corazón Esteban Paredes ,grande visogol y pensar que hay gente que te queria retirar GRANDE ESTEBAN , GRANDE COLO COLO

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Hector Torres

    Poético, musical, verdadero. El comentarista hace del futbol un arte humano, y al humano Paredes lo convierte en futbol bien jugado con pies, cerebro, alma y corazón. Gracias Don Javier por tan ajustada pintura, a lo Dalí,, o a lo Pablo Picasso del gran jugador y ser humano que es Esteban Paredes Quintanilla. Tres nombres que, leídos de corrida, tiene ritmo y sentido musical.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. John Vasquez Battle

    Esto es colo colo porque uno pena y muere por el Paredes. se entrega nos da la alegría que perdemos por tantas penas el saca eso gracias Paredes por ser de colo colo gracias

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Manuel Alejandro Shejade Morales

    Paredes el ultimo idolo el que nos a regalado alegria tras alegria cada findesemana el que cuando la pega la familia los amigos andan mal hay esta ESTEBAN y nos da esa alegria que solo un COLOCOLINO DE TOMO Y LOMO SABE

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. Notable hasta se me llenaron los ojos, pelos de punta y inumerables imagenes indescriptibles, te pasaste compadre paredes el mas grande de la decada y colo colo el mas grande d chile , mi vida entera de la cuna al cajon

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  12. Hermoso el comentario hasta que camisiteaste y empezaste a alabar al Colo Colo, yo soy del CDA, equipo de provincia que siempre está colgando en la tabla, eso de Colo Colo es Chile, nos deja a muchos afuera, no sea tan barrero y hable de Paredes jugador de todos y no de solo un equipo

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  13. Conozco esos viejos, esas frases…”no, ¿René Orlando Meléndez Brito? (así, nombre completo) jugaba parado, cabro, y no se la quitaba nadie”, “¿David Henry?, puta, cabro chico, un huevón extraordinario, hasta que lo quebraron.” Esas palabras tienen olor a peluquería de viejo o a fuente de soda antigua donde me llevaba mi papá cuando era chico a tomar una bebida, y él se juntaba con viejos que hablaban de fútbol, en el Puerto. Del Everton, que es un equipo popular en Viña (péguense una vuelta por Santa Inés o Miraflores Alto), y todavía quedan viejos hinchas en Valparaíso. De esas historias, Paredes ya forma parte, y lo será por décadas, quién sabe si por un siglo. El fútbol solo importa, en definitiva, a ese nivel, de la niñez, nostalgia y recuerdos. Felicitaciones por la columna, conmovedora hasta para quienes no somos del Colo.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

Deja un comentario