Homenaje al partido Chile vs Brasil de 2004: Un triunfo del triunfo moral

por Javier Gallegos Gambino

Sobre Javier Gallegos Gambino

Por Javier Gallegos Gambino

 

6 de junio de 2004, Estadio Nacional, Santiago de Chile. Corría la séptima fecha de las eliminatorias rumbo al Mundial de Alemania del año 2006, y a la Selección Chilena le correspondía enfrentar a una de las potencias futbolísticas más importantes del mundo: el temible e imponente “Scratch”.

“La Roja” venía de lograr un importante triunfo ante Venezuela en San Cristóbal, tras la actuación de un implacable Mauricio Pinilla, que a los 84 minutos de juego terminó por liquidar a la “Vino Tinto”. La moral estaba alta, pero lo que podría pasar en el duelo contra los dirigidos de Carlos Alberto Parreira era de pronóstico reservado. Había mucho más miedo que confianza, cuestión que se sentía en el ambiente: “Si nos van a ganar, que sea rápido y no por goleada”, rezaban algunos fanáticos entregados a la suerte del pesimismo.

Lo cierto es que difícilmente una selección chilena como la de ese entonces logrará superar tal nivel de poesía y folclor: Nelson Tapia; Ricardo Rojas, Luis Fuentes, Rafael Olarra, Rodrigo Pérez; Fernando Martel, Claudio Maldonado, Rodrigo Meléndez, Mark González; David Pizarro; y Reinaldo Navia, fueron los once guerreros escogidos por Juvenal Olmos para enfrentar a los brasileños que contaban con figuras de la talla de Dida, Cafú, Roberto Carlos, Juninho Pernambucano, Luis Fabiano y Ronaldo, entre otros.

La contienda era desigual, y, si fallábamos, la goleada inminente. Pero el trámite del partido dijo lo contrario: Chile presionaba, Chile defendía, Chile lograba contener al monstruo. Prueba de lo anterior es una de las jugadas más magistrales de las que el fútbol ha sido testigo en su historia mundial, el conocido y recordado “Lomo de toro” que llevó a cabo Luis Fuentes para detener la finta del “Fenómeno” Ronaldo. Poesía, arte y pasión. Un verdadero lujo. Una acrobacia que le dijo a los brasileños: “Señores galácticos, esta vez la alegría se queda en casa”.

Y a pesar de que en el minuto 16 del primer tiempo Luis Fabiano vencía al capitán Nelson Tapia para enviar el balón al fondo de la red y hacernos sentir la vulnerabilidad y la desagradable sensación de fracaso de siempre, la selección chilena no permitió que nuestros peores miedos volvieran a salir a la luz. Se resistió, con mucha más garra que fútbol; con mucha más pasión que buena técnica.

Minuto 87. Rodrigo Pérez ingresa por el costado izquierda del área brasileña, Cafú lo derriba, el árbitro Elizondo cobra penal. De la algarabía de un Estadio Nacional enardecido por la celebración de un “medio gol”, al silencio monumental y el nerviosismo: lo patea el Choro Navia. “Vamos Choro”, dice el Sapito Livingstone en el relato. Vamos con la fuerza del puerto, con la esperanza de un pueblo que necesita la alegría del gol.

Remate al centro, fuerte, con garra, con huevos. Es gol de Chile. Es Reinaldo Navia, es la alegría de 15 millones de chilenos y la amargura del pentacampeón y sus figuras de élite. Es la celebración de un triunfo al que estábamos acostumbrados en ese entonces: el triunfo del triunfo moral, porque el empate fue una verdadera victoria, y lo celebramos como tal y sentimos que “esta selección estaba para grandes cosas”.

Lamentablemente la ilusión duró un par de partidos más, y la miseria volvió a ser la dueña de nuestro querido fútbol. Todavía ni siquiera podríamos llegar a imaginar lo que una selección chilena iba a ser capaz de hacer 11 años después. :’)

 

Ve aquí el partido completo:




1 comentario sobre “Homenaje al partido Chile vs Brasil de 2004: Un triunfo del triunfo moral”


  1. Hola. No vi este partido y no sabía de esa joya de Fuentes. Para mí, el triunfo moral fue la derrota con Brasil en las eliminatorias siguientes. El entrenador era Bielsa y Chile jugó como juega ahora, solo que estaban recién aprendiendo y les metían goles por ir siempre hacia adelante. Ese día vi un cambio en el fútbol de la selección chilena y por suerte para los que gustan del fútbol y de los triunfos más que morales, ese estilo se ha mantenido y perfeccionado. Yo considero que ese ¿0-3? fue el primer triunfo relevante de Bielsa y de la selección de esta nueva época. Saludos.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

Deja un comentario