Repudio a los futboleros ahueonaos

por Sebastián Flores

Sobre Sebastián Flores

Hay dos tipos de periodistas que son muy propensos a volverse unos verdaderos sacohueas: los periodistas musicales y los periodistas deportivos. En esta pasada, nos detendremos en los segundos para denunciar las peores prácticas que ha ocasionado el malentendido fanatismo por el fútbol. Porque la cosa no es sólo en algunos hombres y mujeres de prensa, sino también en cierto tipo de hinchas y simpatizantes de los diversos clubes del Chile continental (saludos a la selección de Rapa Nui).

Suele ocurrir que en los días del llamado “Súper Clásico” asoma lo más bajo del alma futbolera de todos nosotros. Ya sean del Colo o de la U, muchos incurren en dichos o comentarios que son repudiables desde las más diversas aristas. A saber:

Primero que todo, las tallas clasistas tipo “arbo campión”, una muestra de la peor cara humana de los hinchas ilustrados que se jactan de no pertenecer a la clase social que prevalece en los codos norte y sur de nuestros estadios nacionales.

Segundo, el irrespeto por la dignidad de los clubes rivales. Acá no se trata de eliminar los ingeniosos cánticos que dan vida y alegría a las tribunas, muchos de ellos burlándose de las penurias o malos momentos del adversario (homenaje a “es para el _______ que lo mira por TV”). Nada mal con eso. El problema empieza cuando esos cánticos devienen en racismo, fascismo y clasismo.

Por ejemplo: cuando juega “la Roja de todos” contra algún pueblo hermano de Sudamérica y asoma esa homofóbica y xenófoba melodía que dice “porompompom porompompom el que no salta es  _______ maricón”. O cuando se refieren a Cobreloa como “Pobreloa” por estar ubicada en Calama, aquella noble y desértica ciudad que sustenta económicamente al país pero que, sin embargo, vive la penuria de poseer las riquezas y no quedarse con nada. Eso por nombrar sólo un par de ejemplos de los miles que existen de parte de los bien llamados fanáticos.

Pobreza humorística

Tercero, la ausencia absoluta de visión crítica de lo que sucede en el equipo de sus amores. Estos futboleros supeditan toda crítica a las dirigencias deportivas solamente en función de los buenos o malos resultados que se están obteniendo. ¿Dónde están los hinchas de la U que -más allá de los títulos- critican la gestión de Azul Azul que arma y desarma planteles con la misma visión empresarial que un gerente hace recortes de personal en una fábrica?

De la misma forma, muchos hinchas de Colo-Colo sólo critican a la administración Blanco & Negro en tanto tiene al club sumido en la debacle en la que se encuentra actualmente. Y la verdad es que los que estamos contra B&N apuntamos a la forma de entender a los clubes como asociaciones que debieran aspirar a generar identidad con la comunidad y ser un punto de encuentro. A que los clubes sean de su gente: de sus socios, de sus hinchas, de sus funcionarios, de sus jugadores e incluso de sus vecinos.

Qué distinto serían los clubes si fortalecieran el desarrollo del deporte local, que tuvieran una cantera prominente con jugadores dispuestos a defender los colores con la vida sólo por hecho de que son parte del lugar donde se han criado. Qué distinto sería que hubiera dirigentes con visión a largo plazo, que apuntaran a conformar planteles competitivos para aspirar a cosas grandes y no llegar y desmantelar planteles vendiendo jugadores a diestra y siniestra a Europa (como quien vende materias primas) para llenar las arcas de las concesionarias sin ninguna planificación global (si no recuerden el caso de la venta de Edu Vargas a Italia que hizo banca todo el año en el Napoli cuando podría haberse quedado a ayudar a la U a ganar la Libertadores el 2012).

Qué desperdicio

Cuarto, la misoginia y el ahueonamiento máximo que hay al tratar a los hinchas de otros equipo como “zorras”, “madres” y “monjas”. No es por dar la lata con temas de género (aunque en realidad sí daré la lata), pero ¿no se dan cuenta de la violencia lingüística que hay en estos adjetivos? Incluso los jóvenes idealistas de izquierda, que tanto creen en la emancipación de las cadenas del capitalismo, no tienen problemas en hablar de “madre culiá” o “monjas cagonas”. Y qué decir de las mujeres que ocupan este patético vocabulario totalmente naturalizado y patriarcal. Enfático repudio (espero que si utilizan estos conceptos sientan vergüenza después de este párrafo).

Quinto, los que defienden a muerte a “Los de Abajo” o la “GB” cuando éstas muchas veces son mafias inmensas, dirigidas por capos con contactos con el narcotráfico y financiadas por los ladrones de cuello y corbata que tanto repudiamos.

Sexto -y ahora sí hablaremos de periodistas-, los reporteros que no dudan en defender medidas como Estadio Seguro o criticar a “los antisociales de siempre que causan la violencia y alejan a la familia de las canchas”. Cuánta deshonra a la profesión, cuánta ausencia de mínima capacidad de análisis social (si es que no lisa y llanamente un servilismo patronal asqueroso).

Infiel (homenaje a Mónica Pérez)

Séptimo, y aquí entra a la palestra gente que no le gusta el fútbol (pero que es igual de ahueoná): el típico hueón que mira en menos al fútbol por ser “una tontera” mientras “seguimos gobernados por la derecha y las grandes empresas siguen convirtiéndonos en sus esclavos”. Esa moda hipster de sentirte moralmente superior porque no te gusta el fútbol y criticar a los hinchas porque “parecen mononeuronales celebrando o sufriendo por hueones que corren detrás de un pelota” es tan detestable que merece repudio internacional.

Es que en serio, cómo tan ahueonaos. Acá les explico en fácil el asunto: si el fútbol es para ustedes “el opio del pueblo” y está convertido en una industria del entretenimiento como Hollywood es culpa del sistema económico, nunca del balompié. Es cierta esa frase cliché que Diego Armando pronunció el 2001 en La Bombonera: “la pelota no se mancha”. El fútbol no tiene la culpa de nada. Es más, el fútbol es uno de los pocos fenómenos sociales que no han sido impulsado por EEUU. Por favor, un mínimo de altura de miras.

Todo este vómito es porque ya me harté. En serio: basta de ahueonamiento. Hasta cuándo. Todos tenemos un cercano (amigo, hermana, primo, polola, tío, mamá, etc.) que es hincha del archirrival, por lo que seguir creyendo que el apoyar a un equipo de fútbol diferente al tuyo merece el denigramiento hacia el otro sólo nos llevará a la miseria moral.

El fútbol es pasión, alegría, vida. Uno de los mejores inventos de la humanidad. Como dice esa frase tan sabia y bonita de Sacheri: “Hay quiénes sostienen que el fútbol no tiene nada que ver con la vida del hombre, con sus cosas más esenciales. Desconozco cuánto sabe esa gente de la vida, pero de algo estoy seguro: no saben nada de fútbol”.

Es momento que dejemos todas las actitudes de mierda que tenemos al momento de admirar este regalo divino que es el football soccer. No lo perdamos en el manto de la mediocridad, demos gracias por el arte del fútbol. Lo único que les pido es que por favor, pero en serio que por favor: dejemos de ser tan ahueonaos.

Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha



30 comentarios sobre “Repudio a los futboleros ahueonaos”


  1. Muy bonita columna, una reflexión practicamente ausente y necesaria. Es la misma actitud aludida de “desolidaridad” que prevalece de manera general en el mundo del fútbol un factor condicionante para que “Estadio Seguro” se haya instalado y aún se mantenga. Como mataron la fiesta y la alegría que brindaban las barras. Debemos ser el único país del mundo que no permiten los bombos en el Estadio, país de mierda.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 12 Thumb down 6

  2. google

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Poorly-rated. Like or Dislike: Thumb up 13 Thumb down 25

    • Pedro

      Me parece que no entendiste lo que se escribió, el artículo se refiere más a como denigramos a nuestros rivales, las monjas a las madres, las madres a las zorras, las zorras a las monjas, etc., como dice el artículo, ¿cómo voy a tratar de madres a los hinchas de la U, si mis mejores amigos son hinchas de ese club?

      Hot debate. What do you think? Thumb up 6 Thumb down 4

      • De acuerdo pero yo creo que lo primero no es que tus mejores amigos sean de la U, el punto es que si estas vivo, es porque tienes madre (a menos que te hayan clonado).
        Lo más repudiable creo yo son la misoginia y el racismo (zorra, madre, indio culiao) y después pensemos si además se lo estas dirigiendo a tus amigos o a quién sea. Saludos.

        Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Gustavo Cofré

    Excelente columna brother. Acertados los puntos, pero agregaría algo que a veces pasa colado: las practicas antideportivas dentro de la cancha. Cómo no repudiar a los jugadores de cualquier equipo que son desleales con sus propios colegas por “jugar un clasico” o “defender la camiseta” (esto entendido de una forma casi militar y no desde el honor deportivo). No puede ser que los futbolistas fomenten esas weas, sino que le vamos a pedir a todos los que seguimos este deporte que cambiemos estas lógicas violentistas… y aquí se me cae lo vieja culiá: cómo decirle a un cabro chico que sea leal y ame al futbol si ve que sus idolos no tienen pudor en ir con una plancha, hacen tiempo desde el primer minuto o reclaman cada cobro del arbitro… loco el futbol hay que jugarlo y quererlo, excelente mechtac!.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 9 Thumb down 5

    • Concuerdo con esto ultimo en cierta forma. No anula todo lo dicho, puesto que hay verdad en muchos puntos a mi parecer. Pero, por favor, es FUTBOL. Si lo quieren en una version inglesa, FOOTBALL. “Soccer” es una palabra que solo los estadounidenses y canadienses usan, que la acuñaron para justificar que la palabra que en todo el mundo la usan para otro deporte, solo ellos la usan para su derivado lenteja del rugby. Las cosas como son.

      Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 10 Thumb down 0

      • Compadre si el columnista se refiere al fútbol como “football soccer” es una clara alusión a los orígenes del fútbol, por allá en la Inglaterra decimonónica, cuando recién se comenzaban a inventar las reglas y algunos de los equipos más famosos del mundo eran fundados por proletarios. Creo que la utilización inglesa de la palabra se refiere a ese fútbol en donde el deporte prevalecía por sobre todo, en donde eran 22 jugadores y una pelota y nada más. No existía violencia, estupidez entre hinchadas y, por sobre todo, dinero de por medio en cada partido, sólo se jugaba. Quizás por eso quiso utilizar esa palabra el columnista.

        Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 0

  4. victor

    altura de miras?? crees de muy altura de miras mandarle un mensaje a una mujer porque su marido le fue infiel?? no sea incoherente compañero… si pedimos respeto comencemos por respetar nosotros mismos!

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 11 Thumb down 6

  5. Klaus Lehmann

    Me gustó mucho el contenido de la columna Mr. Flores. No así el tono violento en el que fue escrita. Sin conocer mucho a Noesna La feria, me parece que las columnas siempre han recurrido a la palbara mordaz y bien pensada. Ironía inteligente y no ataque vulgar. Me refiero a ese lenguaje gracioso, pero no por eso menos comprometido..

    A mi me parece muy bien el posicionamiento que hay en la columna, pero pido que La Feria siga haciendo lo que sabe hacer: crítica inteligente y divertida.

    Con todo respeto compare

    Hot debate. What do you think? Thumb up 7 Thumb down 9

  6. Luis Jara

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Poorly-rated. Like or Dislike: Thumb up 1 Thumb down 9

  7. Será necesario escribir tanto la palabra ahueonamiento? Si hilamos más fino, es depositar en ese concepto la responsabilidad de la situación que tanto te molesta, pues es más fácil así que desmenuzar tal .En definitiva es lo mismo que anular el fútbol como el “opio del pueblo”, pues se termina en una generalización. La pelota tampoco es tan pura, in-manchable, porque todo lo que se comercializa y monopoliza, caga, igual que las bolsas de coca que promueve Maradona. Abajista culiá (o).

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 1

  8. palta sour

    Concuerdo en casi todo de la columna, pero no en cuanto a quienes no nos gusta el fútbol. Es una wea super tonta pensar que a quienes no les mueve la pelota somos todos “hipster” y que lo vemos como “parecen mononeuronales celebrando o sufriendo por hueones que corren detrás de un pelota”. Me aburre el fútbol, pero reconosco su aporte cultural, deportivo y social, entre otras cosas. También entiendo eso de “la pelota no se mancha” y otros casos de amor a la pelota y/o al equipo (hace poco lei sobre el gol de Barti a Colo-colo), pero no se puede negar que todo esto se ha usado y manejado como uds bien dicen como lo ha sido la industria alienizante del cine comercial. La culpa es de los que manejan la cosa, en el fondo es a ellos a los que se critíca cuando todo el mundo anda pendiente del mundial o el superclásico de turno mientras ocurren cosas que nadie les presta atención. Si van a criticar a la prensa y los medios, hay que ser consecuentes y no lavarse las manos con las cosas que nos convengan.

    Saludos.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Tinho

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Poorly-rated. Like or Dislike: Thumb up 2 Thumb down 5

  10. 1. Concuerdo, no le podís decir “soccer” al deporte rey.
    2. Los que reclaman que el fútbol es de origen inglés, que sepan que nació en los colegios y de manera amateur, no desde las asociaciones, eso se formó después.
    3. El fútbol es tan popular en los barrios bajos y en los países pobres porque no requiere tanta implementación como otros deportes, como el tenis o el andinismo que son propios de los ricos.
    4. Las sociedades anónimas y el fútbol como negocio es un tema bastante reciente, queno tiene nada que ver con la esencia del fútbol. No es el deporte en sí el problema, sino quienes buscan pervertirlo.
    5. Repudio a las huecas que reclaman contra los “primates” que ven fútbol o que es tan básico o asdf, pero gritan como imbéciles por un par de zapatos o la ropa. ¿Quién es el más básico y superficial? Lo mismo vale para los que reclaman contra el fútbol y los hinchas como “opio de los pueblos” pero se dejan meter el dedo en la boca con el cine, la comida (sí, cada compra en McDonald’s, Subway o Starbucks, cada Coca-Cola que se toman), cada vez que cambian el celular cada año, etc… esos son opios del sistema… y harto peores.
    6. La pelota no se mancha. Podrán reclamar contra el negocio (todo hincha que ame el fútbol de verdad lo hace), contra las directivas mafiosas, contra los jugadores mercenarios, contra el merchadising, pero NUNCA contra la magia del juego.
    7. Los hinchas de verdad (de la vieja escuela) en general, no odian a los hinchas de equipos rivales, es muy raro. Así como una ama a su equipo y su camiseta, es capaz de sentir empatía con gente que también ama el fútbol, aunque sean del rival. No es el fútbol el problema, es la sociedad y la falta de lazos. (Yo amo y sufro con y por la U, y tengo excelentes amigas colocolinas, por ejemplo)
    8. La mayoría de los comentarios son de gente que parece no sabe nada de fútbol.

    “Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol”. Albert Camus

    “El fútbol es el primer deporte del mundo, es el deporte más atractivo para todos los continentes. Si yo tuviera que decir por qué sucede eso, es porque no siempre ganan los poderosos.” Marcelo Bielsa

    “Hay quienes sostienen que el fútbol no tiene nada que ver con la vida del hombre, con sus cosas más esenciales. Desconozco cuánto sabe esa gente de la vida. Pero de algo estoy seguro: no saben nada de fútbol”. Eduardo Sacheri.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 7 Thumb down 2

  11. Bueno bueno, vamos a aclarando las cosas. La foto del farsante de la ilustra y engalana esta columna es ya un objeto de estudio. Detengamosnos a analizar a aquel grupo que gusta y vibra con el futbol, exclusivamente. Cómo se define a un futbolero the real? Cómo determinar quien es vale la pena y quien no? Yo aporto desde mi perspectiva que quien es de tipo puro, es alguien quien realmente alucinaba con el gol a estadio lleno desde el útero de su madre. Cierren los ojos, recuerden o traten de recordar ese primer extasis futbolero. Fue frente a un televisor o fue pichangueando con tu viejo y tus amigos??? si la respuesta es la primera, lo siento muchacho(a), lo más probable es que seas un amargo toda tu vida, refunfuñon, perdido en la discusión sobre si el futbol es pan y circo, y nada más. Si la respuesta es la segunda, en tu ADN radica tu amor número uno, a no acomplejarse porque Futbol = felicidad, lo demás es paja.. y que corra la bolita, no demore, a callarse y a jugar concentrao´….juegueeee.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  12. Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Poorly-rated. Like or Dislike: Thumb up 1 Thumb down 5

  13. Me gustó la crítica. Se enumeran los problemas esenciales que rondan al fútbol, como el tema de los insultos sin sentido y llenos de violencia; la poca crítica constructiva debido principalmente al común problema que acarrea ser fanático de algo; no se le puede criticar con honestidad, cegado por una “pasión hormonal” hacia el objeto de adoración.

    Para mi estas columnas siempre agregan un sabor al tema a analizar matizándolo con sátira y burlas intelectuales. Enojarse porque se utilizó un “tono” de hastío y por ser enfático en el llamado a abandonar el estado de “ahueonamiento”, es para tontos graves. El que se pica, pierde.

    En el tema que respecta a los que no nos gusta mucho el fútbol, en mi caso radica en que amo ver el resto de los deportes también. No me van a decir que no hay una tremenda emoción en un partido de basquetball o handball, o que lindo es ver las formas que adquiere el cuerpo cuando vemos las disciplinas del atletismo, como se contorsionan en el salto alto o con garrocha, o la técnica que ocupan con los brazos los velocistas.

    Me gustaría ver mas variedad en las “pasiones deportivas”, eso sería para mi una verdadera cultura deportiva. Saber de todo tipo de deportes, la sabiduría que aporta cada uno, el tipo de competitividad que acompaña a cada uno.

    Paz!

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  14. buen artículo… me molesto eso de “el fútbol es uno de los pocos fenómenos sociales que no han sido impulsado por EEUU.” y más abajo rematas con un “football soccer”… ahi la mataste!

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  15. enrique

    buena columna, muy importante el tema del uso de frases como madre en forma peyorativa, ahí vez el nivel de adoctrinamiento que se produce dentro de las barras cuando vez niños gritando este tipo de consignas sin tomar el peso, al final lo que satisfacen es su necesidad de pertenencia pero se llenan de valores poco sanos como la identificación impersonal, la misma de las niñas de doce años cuando ven al ídolo pop de turno.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

Deja un comentario