Aylan, el derecho al refugio y el heroísmo del Winnipeg

por Richard Sandoval

Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

Por Richard Sandoval

Entre marzo de 2011 y julio de 2015 la guerra civil siria ha matado a más de 130 mil personas, muchas de ellas niños y ancianos. Niños tan niños como Aylan Kurdi, el pequeño de tres años cuyo cadáver fotografiado ha dado la vuelta al mundo mientras es retirado por la guardia naval turca, tras ahogarse junto a su hermanito de cinco y su madre intentando huir hacia un país que los refugie. La guerra civil española, desarrollada entre 1936 y 1939, dejó 220 mil muertos, también con inocentes niños entre las víctimas de un enfrentamiento azuzado por el fascismo de Francisco Franco, el ídolo ideológico y militar de Jaime Guzmán y Pinochet. En esa guerra, también fueron miles los españoles, asediados por la violencia y perseguidos por sus ideas, que recorrieron el planeta rogando un espacio para vivir en paz, para ejercer el derecho a cobijo que todo ser humano merece en caso de guerra, según lo garantiza la propia Organización de Naciones Unidas. Fue en esa tercera década de la primera mitad del siglo XX en que el poeta comunista Pablo Neruda dio un ejemplo de heroísmo, humanismo y solidaridad al mundo, gestionando en su calidad de diplomático un barco francés, el Winnipeg, que viajó miles de kilómetros con 2200 españoles que se refugiaron en nuestro Chile, echando raíces, aportando al desarrollo social, cultural y económico de nuestra Patria, y respirando tranquilos lejos de la guerra, aunque con la pena propia de quien es extirpado de su rincón en el mundo por las balas, la masacre y el odio. Resulta paradójico que hoy, 3 de septiembre de 2015, el mismo día en que Europa se espanta por una foto que no es más que la realidad que viven cientos de miles de sirios y africanos diariamente, se cumplan 76 años de la llegada del Winnipeg a Chile. Resulta paradójico, pero también decidor: como Neruda, como los valientes republicanos que operaron para la realización del viaje exponiendo sus vidas, el refugio se garantiza a las víctimas de la guerra con cojones, con valentía y dando siempre algo de nuestra parte: sacrificio, plata, política fiscal, lo que sea, pero exponiendo también nuestra integridad. El verdadero acto solidario que debe aprender Europa, de Neruda, del Winnipeg y los republicanos españoles, es que no sólo hay que unirse de forma express y urgente cuando hay que salvar el banco de un país en bancarrota, tapando a un pueblo en austeridad fiscal; también hay que unirse y ser verdaderamente solidario cuando otros seres humanos, no muy lejanos a sus grandes capitales, se mueren de hambre, de sangre y de pena. No sean cínicos, autoridades europeas y organizaciones internacionales, el drama de Aylan no nació con esa foto, prevalece en cada rincón de los países en donde el primer mundo ha metido su mano, propiciando guerras y desastres en pos de resguardar sus riquezas. No sean cínicos, la muerte de Aylan la sabían mucho antes de la foto.

Ilustración: "Niño", por Matilde Méndez.
Ilustración: “Niño”, por Matilde Méndez.



1 comentario sobre “Aylan, el derecho al refugio y el heroísmo del Winnipeg”


  1. Francisca Vergara

    Lamentablemente no somos el mejor ejemplo, pero si lo fue en su tiempo Pablo Neruda al ayudar a los 2200 españoles para poder traerlos a Chile. Que no nos olvidemos de todas las personas que comparten la foto de este niño y critican a la Unión Europea de que no hacen nada y bla bla bla, esos mismos son los que tratan a nuestros hermanos bolivianos y peruanos como una mala “raza”, que nos vienen a quitar el trabajo que “no hay” o simplemente los tratan mal por sus características físicas (como el chileno es tan rubio, blanco y alto), NO OLVIDAR que ni por broma le darían mar a Bolivia (y predican que por favor no existan fronteras).
    Tampoco se puede ir en picada al pueblo Español, ellos son los primeros en movilizarse para ayudar a los inmigrantes que llegan a su país (no todos, algo obvio).Todo lo que esta ocurriendo ahora lleva AÑOS sucediendo solo que recién ahora se le da pie en Chile.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

Deja un comentario