Carta abierta a Pablo Longueira desde el corazón del centro social

por Julieta Recoleta

Sobre Julieta Recoleta

A veces me imagino viviendo en la pobla anegada del invierno, con el agua subiéndome por las piernas y los pendejos flotando en la cocina. Quizá en un escenario como ese, moreteada por un marido bebedor y con la vagina suelta después de parir a los cabros chicos engendrados por la T de cobre defectuosa, habría conocido a Pablo Longueira. Lo imagino como su gallardía de ignaciano rescatándome de la pobreza y enamorándome con la promesa del esfuerzo. Me imagino sus cejas sonriéndome mientras me toma en sus brazos y me habla con esa voz modulada que pronuncia todas las sílabas y todas las eses. En esa fantasía yo lo espero cada verano para levantar mediaguas que traen, humildes, la promesa ingenua de terminar con la pobreza, palabra barata y prohibida por su boquita rosada de emprendimiento. Porque ahí la pobreza es emprendimiento para rescatar a Chile de su propia tragedia.

 

Ahí me veo yo caminando con Pablo por el margen. Con su piel sudando bajo el sol de la periferia, lavándole las culpas de cuiquerío santiaguino donde una podría llegar de nana o arañita para subir intrépida los balcones de su clase. Donde ojalá no me encuentre con la Chichi, porque ay de ti Chichi querida, niña bien del colegio de monjas, que yo sería la que te pondría nerviosa por mi olor cochino, la que te agarraría de las mechas y te correría el maquillaje de cincuenta lucas. Yo te manosearía entera y te dejaría chascona mientras me tratas de rota ordinaria. Yo sería la gallá que sale de tus dientes derechitos mientras llamas a los pacos para que te separen a patás y lumazos del riesgo social.

 

Qué habría dado una por engendrar al menos a una de tus siete guaguas, o darte al menos un guachito que corriera por las multicanchas. Un cabro chico a quien salvar de la pasta a base de becas y subsidios. Pero para la Chichi quedó el culión sagrado del matrimonio. Para una el apretar las piernas y el dedeo en la cocina. Para una el saludo lejano de la feria en medio de la campaña, el discurso de la tele, Para una el calendario, la chapita y la bolsa del pan. Para una la Kathy Barriga bailando como si estuviera en el Mekano. Pero una, fiel, daría saltitos a tu llegada, agitaría de la bandera de Pablo y Pueblo fervorosa, porque así una sería la carne misma del centro social, el mismo centro que se revuelca en tu boca y te enreda la lengua. El centro social que se lanzaría a ti para robarte un beso, envuelta en polar y un sostén de feria.




12 comentarios sobre “Carta abierta a Pablo Longueira desde el corazón del centro social”


  1. belenci

    portales era un hueón mal culiao, se sabe, pero puta que le achuntó con el concepto de “el peso de la noche”. el patrón de fundo está más que presente, ahora reconvertido en ángel de la centro derecha popular, utilizando su carisma de hombre educado y la autoridad que le da el venir de buena cuna para encantar a las chinas y convencer a los inquilinos que voten por él mediante el cohecho.
    mientras no se plantee con seriedad el derribo del modelo (concepto que el muy patúo de marcel claude agarró como bandera de lucha en circunstancias en que jamás ha pisao una pobla), el asistencialismo seguirá siendo bienvenido en las zonas más pobres. a no extrañarse, entonces, de por qué comunas como san bernardo o puente alto, las más olvidadas por la urbe, están presididas por alcaldes de la udi.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 17 Thumb down 9

    • Fabian

      qué tiene que ver que Marcel Claude no haya pisado una pobla con que su bandera de lucha sea el derrumbe del modelo? el neoliberalismo no afecta sólo a los ‘pobladores’ (a nosotros los de cerro navia, por ejemplo), sino que al 90% de este país: hombres, mujeres, jóvenes, viejos, al medioambiente, a los animales, etc. ¿Por qué patúo?
      ¿hay que vivir en una población para estar en contra del capitalismo?

      Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 17 Thumb down 2

      • belenci

        por supuesto que no y sí, nos afecta a todos por igual, pero el eslogan “TOD@S A LA MONEDA” me parece un poco soberbio desde la plataforma en la que se sitúa ese caballero. todo ese rollo de que chile cambió o despertó se cae una vez que vai a cualquier comuna populosa y preguntai cuál es su candidate. a ese ni lo conocen.

        Hot debate. What do you think? Thumb up 4 Thumb down 6

        • richard

          No creai, oe. Eso de que “Chile despertó” no es más que una consigna o una mera referencia a los movimientos sociales, no al país en su totalidad y mucho menos a las mamás reaccionarias que vendrían a ser eso del “centro social” (ventilando trapos). Se sabe que Marcel, en el fondo, representa a lxs que lo apoyamos y le hacemos propaganda, y, de hecho, él siempre que puede dice esa hueá. No más ni menos.

          Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 7 Thumb down 0

        • Fabian

          belenci, el trabajo político de Marcel nunca ha sido estar en las ferias de las poblaciones regalando llaveros y calendarios como ha hecho la udi-popular por décadas y la concertación para cada elección. El trabajo político del loco fue primero desde el ámbito intelectual, creando sustento para las distintas luchas sociales. Denunciando la explotación de los recursos naturales, haciendo informes sobre educación, medioambiente, etc. Segundo, dando conferencias y charlas sobre la situación política y económica del país. Haciendo videos incluso que puedes ver en youtube que se remontan desde el 2006-07. Tercero apoyando en terreno luchas sindicales, de pescadores, de estudiantes y de recuperación del agua.
          Marcel ha estado siempre en las marchas, en las tomas, en los paros. Todo eso en su conjunto es lo que le da credibilidad y legitimidad para “levantar la bandera en contra del modelo” como dices.

          Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 6 Thumb down 1

      • Hidden due to low comment rating. Click here to see.

        Poorly-rated. Like or Dislike: Thumb up 4 Thumb down 7

        • Fabian

          No sé si Marcel Claude ha estado o no en una pobla. Lo más seguro es que sí por todos los años de apoyo a distintos movimientos sociales. De todas formas mi respuesta fue ante la premisa de que “si no ha pisado una población, no tiene derecho a estar contra el sistema o a usar eso como bandera de lucha ” ¿? Como si el sistema afectara sólo a quienes vivimos en poblaciones. Y no, el sistema afecta a la mayoría de este país, “clase media” incluida (sea lo que sea la clase media).
          La explotación del cobre, las afps, las Isapres, las privatizaciones…son problemas de todos y son consecuencia de este “modelo de desarrollo, de progreso” que SIEMPRE ha cuestionado Claude. Recordemos que el loco partió denunciando la destrucción del bosque nativo en los 90s
          Acá en la franja de Tomás Hirsch el 2005:
          http://www.youtube.com/watch?v=xOQPMBpKOPM

          Homenaje o Repudio: Thumb up 3 Thumb down 2

Deja un comentario