Descubre qué ministro del gobierno de Bachelet eres

por Richard Sandoval

Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

Por Richard Sandoval

A pocos días de la publicación de una nueva y #objetiva encuesta Adimark, que entregó el peor resultado al gobierno de Bachelet en seis meses (43%); Noesnalaferia entrega este especial político-humorístico para relajar todo lo que es la vena en las reuniones del comité político de La Moneda, donde cada lunes se tiran los pelos para tratar de combatir la hegemonía comunicacional de la derecha, que parece abrirse cada vez más paso entre sostenedores y pequeño empresarios.

Que esta entrega sirva también para que los ministros que la lean refuercen las cualidades que el pueblo les reconoce, y corrijan aquellas actitudes que nadie quiere seguir viendo ni escuchando. Por el bien de Chile y su destino.

1- Usted es el cabro que viene de abajo, probablemente de la periferia de la ciudad -o aún más difícil, de provincia-, y se ha tenido que descrestar el lomo para demostrar a los nacidos en cuna de oro que también se la puede, que su tez morena no lo hace menos capaz, y no pasar el metro setenta no lo achica frente a rubios que nacieron sabiéndose el seno y el coseno de todo. Usted ha hecho carrera desde el más mierda cargo de su empresa, escalando año a año un puestito, haciéndose amigo de uno y cada uno de los funcionarios que ya lo tratan como a un hijo, y que se sienten congraciados cuando finalmente lo reconocen y lo nombran la máxima autoridad; aunque le arda el hoyo al cuico desplazado que no puede creer como un cabro cuma ha llegado al puesto que él deja (Andrés Velasco). Usted es realmente el picante que le ganó a la vida, el cabecita negra que no descansó ningún domingo haciendo las carpetas y estudiando las materias que lo convirtieron en el mateo del curso, en el mateo del colegio, en el mateo del barrio, y en el mateo de la comuna; hasta tapar la boca a todos los que nunca creyeron que un negro podía ser ministro de Hacienda del Estado de Chile. Porque usted es Alberto Arenas, lleva 20 años en el ministerio y ha tenido nulo talento para explicar su reforma. En el camino, usted se pasó por cierta parte a la mitad de su coalición cuando pactó con la derecha; pero aunque haga lo que haga para congraciar al empresariado, Icare no le creerá ni lo que reza. Por negro. Usted es Pueblo.

Del 4to A al Ministerio
Del 4to A al Ministerio

2- Usted viene derechamente del sur de Chile, o por lo menos sus dos padres. La suya es la clásica historia de la meritocracia calcada en la piel, en su nariz aguileña, en su gel recalcitrante que lo validó frente a los pelusones de sus compañeros en la universidad pobre en que estudió. Allí, usted fue apadrinado por un académico (Sergio Bitar), quien lo crió como un hijo, dándole todas las facilidades de estudio y de trabajo, con una sola condición: lealtad. Y usted fue leal, consciente de que no tiene el coeficiente intelectual para salir adelante solo, como sería el caso si usted fuera Alberto Arenas. Y empezó a subir como la espumita, calladito, mientras el buen pasar lo llevó a casarse “bien”, a conformar una buena familia, comprarse un departamento en “Santiago” y empezar a dejar las parkas con puño en el pasado. Con el éxito, usted también dejó atrás el gorro de Peterete, y se dio cuenta que era rico, y que podía pensar incluso en ser candidato presidencial. A pura lealtad usted llegó a la más alta responsabilidad en su trabajo, pero sin olvidarse jamás de sus amigos, meritócratas de la misma estirpe, a quienes dio las mejores pegas, que a la vez le aseguraran control de los diversos departamentos de la empresa (Harold Correa, Mineduc). Hoy usted a la par de abrir y cerrar espacios para sacar adelante la carta gant impuesta por su jefa (Michelle Bachelet), incluso se da tiempo para ser un ícono de moda. Todo esto, porque usted es Rodrigo Peñailillo, ministro del Interior, y viaja en colectivo aquí y en la quebrada del ají. Usted la hizo, y su sexappiel lo sabe.

República del Beatle
República del Beatle

3- Usted toda la vida ha sido la niña bonita, la taimada de la casa, la regaloneada de papá, la que ha tenido todo lo que ha querido, y las cosas se la han dado como por arte de magia. Usted es realmente hermosa, aunque en su adolescencia haya creído que ni tanto, por lo que cayó enamorada ante el primer galán maduro que le prometió la luna o alguna estrella (Juan Carlos Latorre, aunque bien pudo haber sido Fernando Kliche). Ya segura de sí misma, usted se lanzó con todo a conseguir el objetivo que se trazó: ser la dama de Chile, ello fuera por la vía de Miss Universo o de Presidenta de la República. Y usted lo empezó a lograr, poniendo tanta atención a los power points a estudiar como a la última revista Caras, donde si la llegaban a poner con los zapatos equivocaos usted ponía el grito en el cielo. Porque a usted les gustan las luces y todo lo que sea cámara; y es coquetona, y logra siempre lo que quiere, aunque para ello tenga que ir a la cocina de su más enconado rival en el trabajo (Andrés Zaldívar). A usted sus subordinados le tienen un miedo terrible, pero no se lo dicen para no quedar sin pega. A sus espaldas, a usted le dicen trepadora, pero en la cara sólo le regalan sonrisas.

Porque antes bajo tierra que fracasada, porque antes muerta que sencilla. Usted es Ximena Rincón, ministra de la Segpres, es de signo cáncer y es una wachita rica.

Gala Primer Plano
Gala Primer Plano

4- Es usted el típico cuico buena onda, el cuico hippie que si no fuera por su capital cultural o sus rasgos castaño-claros pasaría perfectamente como el Chuña si lo pillan afuera de una botillería. A usted le encanta todo lo relativo al pueblo. Usted es abajista y probablemente milita en Revolución Democrática. A usted le pasan un melón y el vino blanco se reproduce; a usted le pasan una guitarra y Silvio Rodríguez queda como una alpargata. Si usted hoy tiene 20 años no se saca ni para ir al baño el buzo térmico, el polerón azul marino y la pañoleta del perro matapacos. Son su sello, porque usted conoce muy bien el valor de la estética. Y sabe tocar el cajón peruano.

Como este país es tan clasista, a usted le va muy bien con las minas por el sólo hecho de ser cuico, aunque detesta que le enrostren la clase en la cara (pero se le sale por los poros). Usted encuentra imbéciles a sus compañeros cuicos del colegio cuico, y es a la vez la epítome de eso que en los 90 y los 2000 se llamó “conciencia social”, aunque su actuar y el de su familia fuera el de una profunda liberalización del mercado. Usted lloró a moco tendido cuando vio Machuca y se dio cuenta lo que había significado el atropello de los derechos humanos en el país. Usted conoce al menos tres estados de Estados Unidos y la mitad de Europa, y cuando niño veraneó a lo menos dos veces en Disney World.

Pero en los próximos meses probablemente usted quede calvo, porque sus buenas relaciones –producto de su excelente formación y buena onda- lo pusieron en el cargo más relevante para el momento cultural de Chile, y puta que ha costado conducir el buque. ¿Se está hundiendo el buque? Sólo usted lo sabe, porque usted es Nicolás Eyzaguirre, ministro de Educación, y su mamá dirigió El Circo de Las Montini. #ConLaReformaCómpreleElTerreno #Oarriéndeselo

¿Montañita?
De gira en Montañita

5- Usted se sabe mover utilizando a la perfección sus recursos relativos a la belleza. Usted tiene los medios ojos, y su partido lo sabe. Más bien su lote lo sabe. Para qué andamos con leseras, usted es terrible rico, y siempre ha destacado por eso, tenga o no otras aptitudes técnicas que requieren sus cargos. En el colegio, el más rico; en la U, el más rico. En el socialismo, el más rico, lo que verdaderamente no tiene mucho brillo si los competidores son Camilo Escalona y Ricardo Núñez. A usted las grandes alamedas se le abrieron a punta de churros y piropos, aunque no sepa pronunciar ni hello what’s your name en el idioma del imperio; lo que daba más bien lo mismo a principios de los 90, cuando su belleza dejaba chicos a otros giorgios Jackson de la época como Arturo Barrios. Mientras usted se comía las mejores minas, Rodrigo Peñailillo mascaba el polvo de la derrota en los potreros de la octava región costa. Usted se repite el plato, pero su supuesta “juventud”, que no es más que una consecuencia de su facha, lo hace pasar piola como “nuevo rostro”. Usted es Alvaro Elizalde, vocero de gobierno, aunque su labia no le llega ni a los talones a la de Francisco Vidal. Usted haría cualquier cosa por Kaan y Sherazade, siempre y cuando no se interponga Michelle, Aleuy o las cifras insuficientes e la reforma tributaria. Más allá de los rasgos faciales, usted está mal evaluado, y la Adimark lo tiene contra las cuerdas. No todo era tan fácil. Póngase las pilas ministro.

<3
<3[/caption] 6- Usted es realmente muy fome. Está pasadito de edad, pero por usted los años pasan como lo hacen sobre el vino. Usted es también el típico caso de persona que se va poniendo revolucionario con el tiempo, presentándose como portador de una nueva moral pese a que en sus años mozos fue funcional a un modelo político situado en las antípodas de lo que ahora piensa. A lo Jorge Arrate. Típico de viejos. Pero usted es esforzado, se ha caído veinte veces, se ha peleado con los peces más gordos de su colegio/pega/universidad, y se ha salido con la suya, aunque sólo sea para salvar el orgullo. Porque el orgullo a veces es lo único que tiene. Hasta garabatos en escenarios usted ha recibido.

Siempre ha sido y será regalón de su suegra y de cuánta señora le meta conversa en la micro. Porque usted es gusto de señora. Yerno perfecto, Cuñado perfecto, amigo perfecto. Aunque no sabemos si amante perfecto. Abogado o eterno proyecto de. Con plata, o con aspecto de plata. Culto, caballero y refinado. Y nuevamente fome. Además, intenta infructuosamente ser gracioso. Tierno. Futuro del 80% de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile.

Usted se va de una pega y vuelve exactamente al mismo cargo sin decir ni pío. Porque hay una familia y una carrera política que alimentar. Usted es el rey del bajo perfil, fue imitado por Kramer y no es otro que José Antonio Gómez, ministro de Justicia, otra vez.

[caption id="attachment_4584" align="alignnone" width="600"]No sé qué hago aquí. No sé qué hago aquí.

7- Usted es una mujer apasionada, de clase media, que ha luchado siempre por los suyos y sus ideales, pero que pasó piola toda la vida entre las grandes ligas del poder. De hecho, en el colegio nadie la recuerda. Casi nadie la conocía y su foto no está colgada en la sala de profesores. Siempre se dedicó a hacer un esforzado y disciplinado trabajo en cargos menores, hasta que un día la nombraron sorpresivamente para uno de los con mayor visibilidad de su empresa. Allí, tuvo que callar algunas de sus opiniones y adecuarlas a la visión/misión (programa) de su nueva compañía; y lo hizo con gusto, porque el orden y el cumplimiento son los valores más importantes que ha cultivado en su vida profesional. Feminista en casos de violación, riesgo de muerte de la madre e inviabilidad del feto, usted le ha sacado provecho a su cargo actual, tanto que se ha convertido en una de las ministras mejor evaluadas del gabinete, aunque pocos conocen su rostro. ¿Qué hacer con ese capital político? No está en sus manos, sino en el del Comité Central. Pero no todo es bonito: en uno de los proyectos más importantes del año (reforma tributaria) a usted se la cagaron, y la jefa no le avisó de cambios claves cocinados con el enemigo. ¿Qué hizo? Esperar las directrices fijadas por su presidente, Guillermo Teillier. Porque usted es comunista, porque usted es Claudia Pascual, ministra del Sernam, y todavía debe demostrar si tiene o no tiene ángel.

Sonría, ministra.
Sonría, ministra.

8- Usted es una mujer empoderada con alma de adulta joven. A usted le encanta el poder, siempre ha estado ligada a él, aunque su increíble capacidad de acomodarse la ha posicionado como un rostro “independiente”. Pero pamplinas, todo colega suyo que haya hurgueteado un poco sabe que más allá de su simpatía y presunta apertura, usted representa a los sectores más poderosos y conservadores de la sociedad nacional. Por otro lado, a usted le encanta la seguridad pública, tanto que confía más en organizaciones como Paz Ciudadana que en Carabineros de Chile. Usted tiene excelentes migas con sectores de la derecha, y todas sus raíces están en la Democracia Cristiana, por lo que antes de la designación de los puestos de su empresa usted esperaba que la nombraran en un cargo mucho más influyente que el actual, que le cargaaaa. Usted es Javiera Blanco, ministra del Trabajo, y con las reformas laborales su popularidad en la elite de seguro se va a quemar. Pero usted es una mujer que está tan empoderada, que tiene la fuerza para hacer renunciar a su esposo (Eugenio Ortega Frei, nombrado para una gerencia de Barrick Gold) ante un conflicto de interés. Es usted la mujer chilena aspiracional que la está haciendo, y que perfectamente podría protagonizar una teleserie nocturna de TVN, reemplazando a Luz Valdivieso. Pero váyase con mucho cuidado. Subir muy rápido nunca es bueno; si no, pregúntele a Laurence Golborne o a Alvaro Ballero.

Iguols.
Iguols.

9- Usted es un adulto mayor de espíritu, lo que no quiere decir que sea un viejo culiao. Por el contrario, usted es un verdadero gentleman incomprendido. Lo que pasa es que sus modos no van con los tiempos violentos de las redes sociales, donde el que grita más fuerte tiene la razón. Usted privilegia ante todo el respeto, el diálogo, la buena conversación, sea en un salón de eventos o en el Rincón del Sabor. La tertulia vale para usted más que un millón de RTs. ¿Selfies? Para niños. Usted es un verdadero diplomático, de esos que si tienen un problema lo lleva a tribunales. De esos que si les molesta lo que dijo un amigo, le envía una nota de protesta, aunque sea por mensaje de texto. Usted es íntimo amigo de su jefa, lo que no quiere decir que sea chupamedias, porque usted tiene su carrera propia, no está en el servicio público por interés económico. Usted tiene redes por todo el mundo, y aunque ahora aparezca más amigo de Dilma que de la Alianza del Pacífico, usted ayudó a Ricardo Lagos a concesionar prácticamente todo Chile. Porque usted es el actual ministro de Relaciones Exteriores. Usted es Heraldo Muñoz, y aunque le digan anticuado, conquista a las mujeres con rosas y bombones.

Con bigote: concesionar.
Con bigote: concesionar.
Sin bigote: Estatizar. #NuevoCiclo
Sin bigote: Estatizar. #NuevoCiclo

10- Usted es una señora por dónde se la mire, y siempre lo ha sido. Desde los seis años hasta el día de hoy se ha creído doctora, y ha mandado a medio mundo a abrigarse ya sea para salir a jugar al pasaje o a carretear. Usted es la que cuida a sus amigos cuando se emborrachan y da auxilio en la vía pública si alguien se ha desmayado. Tenga o no tenga hijos, su rostro es infinitamente maternal.

En su trabajo, usted llega queriendo cambiar todo, pero no lo hace porque usted sabe lo que es perder la pega. Y en su partido la pega es probablemente la más importante ideología política. Una de sus máximas preocupaciones es padecer diabetIs, por lo que para usted la primera prioridad del gobierno debiera ser la salud, no la educación. Años de colas en consultorios, o de pedir que le compren un bono, le dan la razón.

Usted es la que se zampa tonto completo, pero con Coca Light. Usted es la que toma tecito con stevia, pero no se pierde cóctel con pisco sour. Usted es seca pal horóscopo y trata a su jefa de comadre, pero no la sabe etiquetar en Feinbum. Por último, toda persona menor a los 60 años es tratada por usted como “hijo”, salvo Guido Girardi, a quien trata de padre. Porque usted es Helia Molina, es PPD, es la ministra de Salud de este país y más encima es dialisá. Que Vivan las clases de Zumba.

¿Iguols?
¿Iguols?

URGENTE DIFUNDIR/ LIKE SI TE GUSTÓ/ RT PORFA




5 comentarios sobre “Descubre qué ministro del gobierno de Bachelet eres”


  1. Espero que a este gobierno le vaya bien, y se hagan las reformas que la rancia derecha está impidiendo con su aparataje comunicacional y abusando de la estúpidez del chileno promedio

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 12 Thumb down 2

Deja un comentario