Entrevista a Roberto Méndez, director de Adimark: “Está en riesgo la Coalición de Gobierno”

por Richard Sandoval

Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

Transcurridos dos días desde que se hizo pública la inédita propuesta conjunta de RN y la DC para reformar el sistema presidencial y electoral, el desconcierto entre el mundo político es total. Los rostros de incredulidad se reproducen en el Congreso Nacional, en el Palacio de La Moneda y en las sedes de todos los partidos. La jugada silenciosa de las tiendas presididas por Ignacio Walker y Carlos Larraín desconfigura un escenario de alianzas que ya parecía cimentado en la historia de la República.

El mismo desconcierto reina en las oficinas del centro de estudios Adimark, que como todas las encuestadoras políticas del país comienza a vislumbrar las consecuencias dejadas por el duro batacazo que sufrió la clásica dicotomía Alianza-Concertación. Sobre este escepticismo y los movimientos políticos que vivirá el país en esta etapa de cambios, se expresa para Noesnalaferia Roberto Méndez, director de una de las encuestadoras más influyentes para la comprensión de la realidad política nacional.

¿Cómo recibe la noticia de esta propuesta conjunta entre un partido oficialista y uno de oposición?

“Me pilló muy de sorpresa, todavía no puedo leer bien lo que esto significa. El gran tema es que nadie tiene una buena interpretación de esto, ni el Gobierno ni la oposición. Ni el partido Comunista, ni el Partido Socialista, ni el Ejecutivo pueden entender lo que pasó. La UDI está frenética. Lo que pasa es que descolocaron a todos”.

-A raíz de todas las propuestas presentadas por distintos actores políticos durante las últimas semanas, ¿cuál es su pronóstico de lo que ocurrirá con el sistema electoral binominal?

“Con lo que pasó en 2011 y el clima político que crearon los estudiantes, las reformas políticas son inevitables. No sé la magnitud que tendrán, pero ya se echó a andar un tren reformatorio que no se va a detener. Yo no veo que hoy sea políticamente viable dejar eso en nada, pues profundizaría aún más el desprestigio y la crisis de representación que tiene la política chilena. Yo creo que las reformas van a ir adelante, pero tengo la impresión de que es muy difícil predecir la forma que tendrán, por lo confuso que está el escenario. Esta propuesta de la DC con RN es muy confusa, no tanto en el fondo, porque están proponiendo una reforma en la que se puede o no estar de acuerdo, sino en lo que esto significa simbólicamente. La relevancia del hecho está en que se una Renovación Nacional con la Democracia Cristiana. El medio es el mensaje, o sea, el que se haya provocado este acuerdo que tuvo varios meses de preparación, entre un partido del Presidente con uno de los principales partidos de la oposición, es algo que no comprendemos todavía, porque eso puede ser una cuestión táctica, pero también puede querer decir que se acabó de facto la Concertación y que también se terminó la Alianza”.

"Esto puede querer decir que se acabó de facto la Concertación y la Alianza"
"Esto puede querer decir que se acabó de facto la Concertación y la Alianza"

-Esta propuesta presentada por la DC-RN trae la idea de formar alianzas coyunturales según las condiciones en que se elija a un Primer Ministro ¿es esta una apuesta por refundar el centro político y volver a los tres tercios de la política chilena?

“Eso es lo que no sabemos. Tengo la impresión de que hoy la interpretación más posible es esa. Se está conformando un centro político que tiene unas proyecciones más permanentes que este mero proyecto. Esta es la gran noticia política de las últimas horas, que se armó esta alianza de la que no sabemos sus proyecciones. Tengo la impresión de que no es correcto pensar que la DC seguirá en la Concertación y RN en la alianza de Gobierno como si no hubiese pasado nada. Hay que ver las reacciones que vendrán en las próximas horas. Ya hubo requerimientos bien duros del PS y la UDI, pero seguirán produciéndose de parte del Ejecutivo también, que tiene una situación bien complicada porque ve cómo se le rompe su alianza de Gobierno.

Pero en fin, independiente de eso, creo que partió el tren de las reformas políticas y seguirán viniendo propuestas de parte de todos los sectores. Esas se discutirán y algo se va a reformar. Creo que es muy importante que las reformas se concreten, porque si uno tuviera que extraer lo más importante de lo que ha ocurrido políticamente en el último año en Chile, es la visibilización de la crisis de representación de nuestro sistema político. Así lo dicen las encuestas, que es lo que yo hago. Las encuestas señalan que el Congreso es altamente rechazado, los partidos, las coaliciones, la figura del Presidente y hasta el Gobierno, y para salir de esa crisis de representación es muy importante que estas reformas políticas se lleven a cabo”.

-¿Están las condiciones para realizar cambios profundos?

“Desde mi punto de vista, lo más probable es que los políticos, que son quienes tienen que llevar adelante esto, van a tener que tomar compromisos. No creo que vayan a ser reformas tan radicales. Este acuerdo de RN con la DC lo veo más como una cosa simbólica. No me imagino que se vayan a llevar a cabo sus propuestas profundas, sobre todo sin discusión previa. A mí me parece rara y a la vez interesante la forma en que se presenta esta propuesta bipartidista. RN y la DC lo anuncian de sorpresa, sin siquiera avisar, porque si se hubiera comunicado que estaban discutiendo a lo mejor la gente hubiera comprendido”.

-Da la impresión de que el acuerdo se hizo pa callao.

“Sí, da esa impresión de que se hizo pa callao, pero comprenderás que una reforma política de este tipo no se puede hacer pa callao. Tiene que ser una cosa discutida en la que cada cual aporte sus ideas.

En ese sentido creo que las reformas políticas van a ser una cuestión más de compromisos. Las reformas políticas de fondo tienen que apuntar a mejorar la representatividad del sistema político, y eso tiene que ver con fundamentalmente con cambiar el sistema binominal. Ya hay bastante consenso entre quienes creen que dejó de funcionar, pero ese consenso no está  en el cómo se va a reemplazar y por qué sistema”.

-La UDI, que es el único partido defensor del binominal que va quedando, ¿va a tener un peso en el Gobierno que le impida al Presidente enviar una reforma más osada?

“Yo creo que en este momento el clima está sumamente complicado, y creo que está en riesgo la alianza de Gobierno, sobre todo con estos últimos anuncios. Las posiciones se van a  extremar. El Gobierno está siendo muy cuidadoso, pero uno podría pensar un escenario en que se rompa la Alianza y se retire del Gobierno la UDI u otros actores. Creo que la situación está muy compleja. Cada partido va a mover sus armas hasta el extremo posible. Creo que estamos ante un riesgo de big bang político en todo el sistema, no solamente en el Gobierno sino también en la Oposición. Si bien eso es complejo es mejor que se presente ahora, pues todavía no estamos en proceso eleccionario. Si se va a producir este big bang, que se produzca ahora, y que se produzca el ordenamiento que tenga que producirse para las próximas elecciones. Eso tampoco lo vería como algo tan dramático. Llevamos tantos años con este ordenamiento de Concertación-Alianza, que pensar en su ruptura parece dramático, pero la verdad no tiene por qué ser tanto”.

"uno podría pensar un escenario en que se rompa la Alianza y se retire del Gobierno la UDI "
"uno podría pensar un escenario en que se rompa la Alianza y se retire del Gobierno la UDI "

-¿Cree que para la solución de la crisis de representatividad es necesaria la reformulación de las alianzas?

“No. Lo más importante para mejorar la representatividad es la reforma al binominal y mejorar la democracia interna de los partidos. Ese es un tema que los partidos se niegan a  considerar, pero en el fondo una de las cosas que más tiene cansada a la gente es que los partidos tienen unos mecanismos de dirigencias que son unas cúpulas que se auto perpetúan y se van turnando. Y eso es un mal de todos los partidos. Por eso tenemos por más de veinte o treinta años las mismas caras. Y el tercer elemento es limitar los cargos, porque hay una gran insatisfacción de tener alcaldes, diputados y senadores que ya van a cumplir treinta años en los cargos. Es una cosa salvaje. Esas son las reformas políticas que le darían aire al sistema, traerían nuevas caras, y significarían una alta probabilidad de que mejora la representación. Pero yo veo poco posible que esas reformas las hagan, porque tendrían que aprobarlas los mismos que hoy día serían virtualmente afectados por esos cambios. En fin, algo se va a hacer para aliviar la atención, porque hoy es imposible dejar las cosas tal como están, pero dudo que se vayan a hacer las reformas de fondo que mejores la democracia de los partidos y los límites a los cargos de representación pública”.

-En el sentido de estrategia política, ¿qué medidas debe adoptar la UDI para no seguir quedándose sola?

“Creo que ningún partido en el sistema político actual, con el sistema binominal imperante, puede actuar solo. Cualquier partido que se quede descolgado de sus aliados tendría un costo electoral tremendo. Creo que los partidos, incluyendo la UDI, van a estar obligados a negociar por lo menos electoralmente. La UDI va a  negociar finalmente porque son realistas, como todos los políticos. No existen en política los principios intransables con los que los partidos se van a hundir. No les da lo mismo hundirse. Van a negociar para tener candidatos y repartirse los cupos, como ha sido tradicional con el sistema binominal. Si no hay un cambio en el sistema electoral se va a llegar a los mismos acuerdos pragmáticos de siempre”.

"Creo que los partidos, incluyendo la UDI, van a estar obligados a negociar por lo menos electoralmente."
"Creo que los partidos, incluyendo la UDI, van a estar obligados a negociar por lo menos electoralmente."

 

 




2 comentarios sobre “Entrevista a Roberto Méndez, director de Adimark: “Está en riesgo la Coalición de Gobierno””


  1. Es muy escandaloso el señor Méndez.: “Nos pilló a todos mal parados”, “Esto es un big bang político”.

    Es de esas personas que tiene el umbral de asombro muy por debajo de la media.

    Lo que hay son hasta ahora guiños, que se pueden traducir en reordenamientos y acuerdos programáticos de cara a las municipales. Lo interesante es ¿qué chucha va a hacer el gobierno? Sacar a sus ministros UDI y meter gente de la DC en el gabinete? Para Méndez puede sonar sorpresivo, pero basta con ojear un poco de historia para darse cuenta de estos períodos de disfunción mental de la política: el cambio de chaqueta de González Videla, el PS apoyando a Ibañez del Campo, los radicales apoyando a Luis Bossay (acérrimo anticomunista) y luego a la Unidad Popular.

    La política institucional da para mucho. Lo relevante: sigue rindiendo de acuerdo a los intereses de la burguesía, sea cual sea la re-estructuración.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 0

  2. ¿Por qué tiene el umbral de asombro tan bajo? Porque usan conceptos poco explicativos.

    ADIMARK y todas las agencias de estudios de opinión se basan en la premisa de que no existen las clases sociales y hacen sus análisis en base a conceptos “menos totalizantes” como el Nivel Socioeconómico (NSE), basado en si usted tiene o no cámara de video, internet y nana fulltime, lo que claramente no permite entender una alianza político burguesa, pero sí el tipo de decoración del hogar.

    Entender por qué la DC tiene alianzas tácticas con RN no requiere que uno sea experto en historia política nacional… es como cuando la NIU se enoja con la Jota y se acerca a los Autónomos.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 0

Deja un comentario