Manuel Contreras 1104 veces dolerá

por Richard Sandoval

Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

Por Richard Sandoval

1104 años debió pagar en vida, según sus causas y condenas, el asesino Manuel Contreras. 1104 años se quemará vivo en el infierno el mayor criminal que ha dado este país en sus 205 años de historia, o por lo menos el más cruento, el que más ha marcado el medio siglo reciente, el que más se ha expandido desde las miles de familias que sufrieron su desquicio. 1104 años seguirán guerreando en las calles del futuro los hijos de los hijos de los más de 3 mil muertos que dejó la dictadura. 1104 años penará el espíritu de Orlando Letelier, canciller de la Unidad Popular, en el escudo del Ejército de Chile, institución que instruyó al Mamo en la Escuela de las Américas para luego ordenarle la aniquilación del MIR, el Partido Socialista y el Partido Comunista -uno tras otro, planeada y sistemáticamente- y que luego se lavó las manos en insulsas mesas de diálogo que nos hicieron creer que de hablar se trataba la nueva democracia. 1104 años penarán en las banderas que icen los regimientos de la Patria los 75 detenidos desaparecidos, los 3 ejecutados y el un menor sustraído por su puño; todos crímenes financiados por el Estado de Chile entre 1973 y 1977, tiempo en que Contreras se mantuvo a cargo de la Dina. 1104 años dolerá la sensación de impunidad con que hoy enfrentan esta muerte Lorena Pizarro, Ana González, Viviana Díaz, los hermanos de Carlos Lorca y la familia de Miguel Enríquez. 1104 años enrabiará a Chile que alguien que mutiló, violó y colgó a adolescentes y mujeres haya vivido gran parte de su condena en un hotel con cancha de tenis y gendarmes que estaban para sostenerle el bastón, como dijo burlón en las entrevistas que dio para los 40 años del golpe. 1104 años recordará el raciocinio “republicano” de Eduardo Frei Ruiz Tagle y Ricardo Lagos que fueron ellos los que propiciaron la construcción de Punta Peuco y Cordillera. 1104 años se conectarán las almas de lucha de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Perú, Bolivia, Colombia, Venezuela y Ecuador, los países azotados por la Operación Cóndor con un saldo de 50 mil militantes y no militantes de izquierda muertos. 1104 años tardará en borrarse el nombre de Carlos Prats y su esposa Sofía Cuthbert en la mente de los políticos de derecha que hace 41 años celebraron la bomba que los eliminó en Buenos Aires, y que ahora se lavan las manos para dejar los crímenes en el pasado y dar vuelta la página hacia el futuro. 1104 años molestará a la democracia el atentado en Roma a Bernardo Leighton, quien salvó apenas de un atentado coordinado por el propio Mamo desde Santiago. 1104 años le dolerá a la DC haber respaldado el golpe de Estado para años después casi estar enterrando a uno de sus más destacados caballeros. 1104 veces nos dirán las estrellas de la bandera de Estados Unidos que el Tesoro Público de esa República trabajó codo a codo con el régimen de Pinochet para formar al Mamo y su gente. 1104 años dolerá la cueca sola de las familiares de Detenidos Desaparecidos, mientras los cobardes de las Fuerzas Armadas no rompan los pactos de silencio. 1104 años dolerá que los gobiernos no se atrevan, hasta hoy, a quitarle el grado de General, aunque esté muerto. 1104 años dolerá a esta tierra, que quizás ya ni se llame Chile, que el asesino haya muerto en su Ley, choro y altanero, reivindicando una y otra vez los vejámenes más siniestros contra hombres y mujeres arrancados a palos de sus casas, para que madres, hermanos y abuelas se volvieran locas pidiendo ayuda, cargando por décadas, hasta morir en el olvido, con una pena transformada en esperanza valiente reflejada en un cartel pegado a un palito, cartel que aunque pasen esos 1104 años de condena -la mayor sentencia en la historia de la Justicia de este país- no se borrará. Es el cartel que sigue dando sentido al corazón inentendible de nuestro Chile: un país levantado a la fuerza, en base a crimen e impunidad, Un cartel que esconde rabia, entereza y lágrimas y que jamás dejará de preguntar, dónde conchetumadre están. Porque hasta no saber exactamente dónde están uno y cada uno de los caídos, Manuel Contreras 1104 veces dolerá.

Dónde están todas tus víctimas Mamo Contreras. Dónde están:

CORTE SUPREMA

Miguel Ángel Sandoval Rodríguez
Diana Aron Svigilisky.
Julia Retamal Sepúlveda
Luis Dagoberto San Martín Vergara.
Víctor Olea Alegría.Mario Edrulfo Carrasco Díaz.
Carlos Cuevas Moya, Luis Canales Vivanco, Alejandro Gómez Vega, Pedro Rojas Castro, Luis Orellana. Comité Galo González La Legua
Ofelio Lazo Lazo
Eugenio Montti Cordero, Carmen Díaz Daricarrere
Sergio Tormen Méndez, Luis Guajardo Zamorano
Jacqueline Binfa
Sergio Lagos Marín
Darío Miranda Godoy, Jorge Solovera Gallardo, Enrique Jeria Silva
Julio Fidel Flores Pérez.
David Silberman Gurovich.
Jorge D’Orival Briceño
Luis Gregorio Muñoz Rodríguez
Lumi Videla Moya y Sergio Perez Molina
Félix de la Jara Goyeneche
Cecilia Bojanic Abad, Flavio Oyarzún Soto
María Teresa Bustillos Cereceda
Ariel Danton Santibañez Estay
Álvaro Barrios Duque
Marcelo Salinas Eytel
Carlos Prats González, Sofía Cuthbert Charleoni
Anselmo Radrigán Plaza
Antonio Llidó Mengual
Sergio Sebastián Montecinos Alfaro
Fernando Silva Camus, Claudio Silva Peralta
Sergio Riffo Ramos
Armando Jiménez Machuca, Samuel Núñez González, Guillermo Álvarez Cañas, Héctor Rojo Alfaro, Raúl Bacciarini y Fidel Bravo Álvarez
Jaime Robotham Bravo, Claudio Thauby Pacheco
Antonio Soto Cerna, Luis Mahuida Esquivel, Luis González Mella
Herbit Guillermo Ríos Soto
Mamerto Espinoza Henríquez
Adan Valdebenito Olavarría
Héctor Vergara Doxrud
José Hipólito Jara Castro, Alfonso Domingo Díaz Briones
Rebeca Espinoza Sepúlveda, Miguel Andrés Heredia Velásquez, José Orellana Meza, José Pérez Hermosilla, Félix Marmaduke Vargas Fernández
Toturas Tejas Verdes
Muriel Dockendorff Navarrete
Luis Arias Pino
María Cecilia Labrín Saso
Claudio Contreras Hernández
Carlos Guerrero Gutiérrez.
Ramón Martínez González
Juan Maino Canales, Elizabeth Rekas Urra, Antonio Elizondo Ormaechea.
Pedro Merino Molina
Newton Morales Saavedra
Juan Meneses Reyes
Juan Ibarra Toledo
Ruth Escobar Salinas
Sergio Riveros Villavicencio
Agustín Reyes González
María Isabel Gutiérrez Martínez, Horacio Carabantes Olivares, Sonia Ríos Pacheco, Carlos Rioseco Espinoza, Abel Vilches Figueroa, Alfredo García Vega, Fabián Ibarra Córdova, Elías Villar Guijón (Ocho de Valparaíso).
Alfonso Chanfreau Oyarce
Gloria Lagos Nilsson
Ana María Puga Rojas, Alejandro de la Barra Villarroel
Alejandro Parada González, Máximo Gedda Ortiz
Víctor Manuel Villarroel Gangas

CORTE APELACIONES
Mireya Pérez Vargas.
Eduardo Fernando Zúñiga.
José Ascencio Subiabre, Mario Quezada Solís, Santiago Ferruz López, Octavio Boettiger Vera
Julio César Fernández, Nelsa Gadea Galán
Víctor Manuel Arévalo Muñoz, Alberto Arias Vega
Eduardo Miranda Lobos
Stalin Aguilera Peñaloza
Artemio Gutiérrez Ávila, Francisco Javier Fuentealba Fuentalba, Abundio Contreras Gonzalez

PRIMERA INSTANCIA

Asociación Ilícita Colonia Dignidad
Jorge Grez Aburto
Guillermo Besauire Alonso, Alam Bruce Catalán, Jaime Vásquez Saenz, Manuel Carreño Navarro, Iván Carreño Aguilar, María Teresa Eltit Contreras, María Isabel Joui Petersen, Jacqueline Droully Yurich, Juan Molina Mogollones, René Acuña Reyes, Carlos Carrasco Matus, Hugo Ríos Videla, Agustín Martínez Meza, Juan Mac-Leod Treuer, María Julieta Ramírez Gallegos, Luis Palominos Navarro, Marta Neira Muñoz, César Negrete Peña, Alejandro Ávalos Davidso, Humberto Menenteau Aceituno (Villa Grimaldi Cuaderno Prncipal)
Modesto Espinoza Soto, Roberto Aranda Romero
Iván Olivares Coronel, Pedro Labra Saure, Jaime Ossa Galdames, Gustavo Ramírez Calderón
Renato Sepùlveda Guajardo, Francisco Rozas Contador
Jaime Cadiz Norambuena
Carlos Cubillos Gálvez
Bernardo de Castro Lopez
Torturas Villa Grimaldi
José Ramírez Rosales
Miguel Acuña Castillo
Manuel Villalobos Diaz
Claudio Venegas Lazzaro
Raúl Cornejo Campos y Mario Maureira Vásquez
Pedro Poblete Córdova
Vicente Atencio Cortez
María Angélica Andreoli Bravo
Mónica Llanca Iturra
José Calderón Ovalle
Rubén Arroyo Padilla
Álvaro Vallejos Villagran
Iván Pérez Vargas y Amador del Fierro Santibañez
Luis Rivas López
Amelia Bruhn Fernández
Enrique Toro Romero, José Villagra Astudillo, Eduardo Lara Petrovich
Eduardo González Aliste, Gerardo Silva Saldívar, María Eugenia Martínez Hernández
Carlos Pérez Vargas, Aldo Pérez Vargas.
Felix Lebrecht Diaz-Pinto
Héctor Zúñiga Tapia
José Corvalán Valencia, Jorge Salgado Salinas, Pedro Silva Bustos.
Graciela Mathieu Loguercio, Erika Hennings Cepeda, Braulio Barría Ruiz, Patricia Jorquera Hernández, Cristián Van Yurick Altamirano (Torturas Londres 38)
Rodrigo Ugas Morales
Carlos Gajardo Wolff, Luis Guendelman Wisniak
Bernado Araya Zuleta, Maria Flores Barraza
Sergio Flores Ponce
Rodolfo Moreno Fuenzalida
Alberto Gallaro Pacheco, Catalina Gallardo Moreno, Mónica Pacheco Sanchez, Luis Ganga Torres, Manuel Reyes Garrido y Pedro Cortés Jelvez
María Cristina López Stewart



Deja un comentario