Repudio a las escandalosas ganancias de los bancos chilenos: Riqueza de pocos, miseria de muchos

por El Doctor

Sobre El Doctor

Mientras casi US$ 3.000 millones de utilidades generó la banca local sólo entre enero y noviembre del pasado año, miles de compatriotas sufren por los altos intereses, malas prácticas y bajos sueldos de estas entidades. ¿Hasta cuándo soportaremos estos abusos?

Nuevamente los bancos chilenos cerraron un año con fantásticos resultados. Según datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF),  entre enero y noviembre del año recién pasado, las utilidades de la banca nacional totalizaron US$ 2.971 millones.

Aunque algunos analistas financieros señalan que detrás de estas ganancias está “la estabilidad del sistema bancario chileno”, son muchos otros quienes expresan su inquietud por los gigantescos dividendos que, año a año, perciben los bancos instalados en la plaza local.


Danza de Millones

Según cifras de la SBIF, a noviembre del año pasado la institución bancaria que más ganó en nuestro país fue el Banco Santander-Chile con $404.183 millones. Detrás del gigante español se ubicó el Banco de Chile con $390.612 millones de pesos de utilidades. Posteriormente, se encuentran el Banco de Crédito e Inversiones  con $229.100 millones y Corpbanca con una ganancia que asciende a los $114.635 millones. Ya en lugares secundarios se sitúa el BancoEstado ($86.428 millones),  Scotiabank ($67.968 millones),  BBVA ($67.824 millones), el banco de capitales brasileños Itaú ($49.200 millones) y  Bice ($38.963 millones).

Si bien es cierto que estas cifras pudiesen ser áridas para quien no está acostumbrado a noticias económicas, se podría señalar que es tal la magnitud de los ingresos de las distintas instituciones bancarias en nuestro país, que con lo que  ellas percibieron en sólo 11 meses se podrían haber construido tres puentes sobre el Canal Chacao. Asimismo, con ese mismo dinero 120 estadios de última generación con estándares FIFA y similares al que se construyó en la ciudad de Coquimbo -y que cuyo costo ascendió a US$ 25 millones- pudieron levantarse con lo que ganaron estas instituciones financieras entre enero y noviembre de 2011.

Estadio Francisco Sánchez Rumoroso

Malas prácticas de los bancos

Más allá de cualquier dato técnico que nos pudiera clarificar el por qué estas casas financieras tienen tan nivel de ganancias, es un hecho que parte de estos dividendos provienen de algunas malas prácticas de los bancos. Es así, que el director del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), José Antonio Peribonio, denunció en agosto pasado a seis bancos locales (Banco Santander, de Chile, Scotiabank, Ripley, Falabella y Paris) por no informar debidamente a los consumidores de los valores reales de los créditos que estaban solicitando.

Según datos del Sernac, en sólo el primer semestre del 2011 se recibieron un total de 50.269 reclamos contra de instituciones financieras, lo que representó el 35 por ciento de las quejas que llegaron a este departamento de defensa del consumidor. Un gran número de estas denuncias venían por concepto de “ventas atadas”, práctica en donde los bancos obligaban a los clientes que solicitaban un crédito a aceptar un seguro u otro servicio asociado con esta misma institución financiera, puesto que de lo contrario se le negaba el préstamo.

La Tasa Máxima Convencional en la mira

Los bancos chilenos, a pesar de sus ganancias que pudiesen ser hasta catalogadas de “inmorales” en el contexto de un país que se caracteriza por su desigual repartición de la riqueza, no tuvieron un 2011 con cifras tan magníficas como los años anteriores. ¿Qué hizo que esto ocurriera? ¿Cómo se entiende que estas instituciones financieras recaudaran un cuatro por ciento menos en comparación con 2010?

Junto con la mayor competencia que implicó una baja en la tasa de interés y en las comisiones, hubo una discusión que al parecer a los bancos no les gustó que se diera. Y esa fue que se pusiera en tela de juicio la Tasa Máxima Convencional (TMC), impuesta por la Ley Nº 4.694 del año 1929. Esta tasa, en simples palabras, es aquella que fija el máximo interés que se puede cobrar por un crédito si es que el deudor no cumple con el pago inicial, es decir, es un cobro de castigo.

Producto de presiones por parte de políticos y académicos, el Ejecutivo envió al Congreso un proyecto de ley para que esta tasa bajara gradualmente hasta instalarse en torno al 35 por ciento. En este escenario, la banca bajó voluntariamente el gravamen para situarlo por cerca del 45 por ciento. Hasta ahora.

Luego de que el proyecto de ley está hoy junto con otros en la espera de su tramitación, aprobación y posterior promulgación, los bancos chilenos parecen estar decididos a recuperar los montos que dejaron de percibir por la disminución en la TMC que ellos mismos se autoimpusieron. Si hasta hace unos meses atrás este gravamen estaba cerca de un 45 por cierto, a enero de 2012 la Tasa Máxima Convencional se encuentra por sobre el 51 por ciento.

A propósito de lo anterior, es que muchos estudiosos en la materia están criticando la actual legislación, por cuanto consideran injusto que la banca cobre un 50 por ciento de interés, siendo que las AFP, administradoras del los fondos de pensiones de todos los trabajadores chilenos, les prestan dinero a los bancos por sólo un seis por ciento de gravamen. Así que usted ya lo sabe: los bancos lucran con el dinero de todos los cotizantes en las AFP.

Según el senador Eugenio Tuma (PPD), el hecho que las AFP le presten dinero a los bancos a muy bajo interés implica que en Chile “no hay ningún negocio legal más rentable que los bancos”. “La utilidad de los bancos no se explica más que con la opción de abuso que tienen”, comentó en el programa Los Parisi del canal Via X el día 30 de agosto de 2011. “En materia de seguros, el 30% de utilidad que tiene la banca viene por el sobreprecio que le cobran a cada uno de los usuarios”, finalizó.

Según ellos, de todas formas “estamos forrados”


No todo lo que brilla es oro

Entretanto, al momento en que la banca goza de un sano negocio que año a año le genera millonarias entradas a sus accionistas, muchos de sus trabajadores no perciben un ápice de sus utilidades. Es así que Miguel, cajero subcontratista que no quiso dar su apellido por temor a algunas represalias, comentó lo injusto que es trabajar en un lugar donde no se respetan a los trabajadores. “Como subcontratista no tenemos derecho a ningún beneficio. No tenemos ni derecho a vacaciones porque se nos contrata mes a mes, hecho que implica que el banco se desentienda de nosotros porque no tenemos contratos con ellos”.

“¿Viste que ni en los medios salió la huelga del Banco de Chile? Fueron meses de luchas, y los intereses comerciales de los canales de televisión fueron más fuertes que informar a la población que los bancos ganan a costa de nuestra explotación”, sentenció.

Otro año comienza. Miles de tarjetas y anuncios de créditos pre-aprobados llegarán a los hogares nacionales. Se viene marzo. Muchos tratarán de hacer milagros con sus sueldos de hambre. Las líneas de crédito estarán copadas. La nefasta Tasa Máxima Convencional estrangulará a gran parte de la población. Una enorme mayoría estará aproblemada por pagar intereses usureros. Se vendrá un nuevo fin de año, y con él, la publicación de ese predecible titular que señalará que la banca local nuevamente ganó cifras exorbitantes.

Sí, Honoré de Balzac tuvo mucha razón cuando dijo que detrás de cada fortuna hay un crimen.




2 comentarios sobre “Repudio a las escandalosas ganancias de los bancos chilenos: Riqueza de pocos, miseria de muchos”


  1. muy buen artículo. mis felicitaciones al autor por abordar de una mirada general el spread de tasas que posee la banca entre lo que renta y paga a través de las AFP. sistema perverso que políticos aceptan… será quizás pq hay varios q después de ser desechados por la política se van a los directorios de instituciones financieras, isapre o afp.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 4 Thumb down 0

Deja un comentario