Repudio a los dueños de Chile que expusieron su machismo descarnado

por Tania García Villanueva

Sobre Tania García Villanueva

Por Tania García Villanueva

 

Estimados directores, ejecutivos, académicos, empresarios, emprendedores, ministros, amigos, sean todos bienvenidos a la trigésima segunda versión de la Junta Anual de Asexma. “Todo parte con un gran sueño” sin mencionar en ningún momento a alguna posible mujer presente. Así se dio inicio a la ceremonia de la Asociación de Exportadores y Manufacturas, este 13 de diciembre en Casa Piedra.

1.500 personas invitadas, por supuesto que en su mayoría hombres de negocios, a uno de los eventos más importantes de reconocimiento empresarial del país. No bastaba con que la entrada y los stand de la feria que se extendía previa a la ceremonia fueran -como es de costumbre- atendidos por mujeres jóvenes vestidas con notorios escotes para la ocasión, cual carne en la vitrina pero ofreciendo productos manufactureros, innovación tecnológica y servicios de exportación. No, no eran suficientes los comentarios en esa muchedumbre de negocios vociferando -entre yogurts de regalos y cafés de muestra gratis- frases que bordeaban la caricatura del tipo “fuimos al café, ese que está en el centro y sí, estaban lindas las lolitas”.

Tampoco era suficiente que en el reconocimiento a personas destacadas de la historia sólo se mostrara a una mujer, Gabriela Mistral, en medio de seis hombres que pasaban desde el Quijote de la Mancha a Pepe Mujica -todo servía para motivar a los invitados-. Ni tampoco fue suficiente que se hiciera mención -a la pasada y de manera muy sutil- al centenario de Violeta Parra tras elogiar por varios minutos a Pablo Neruda, otro hombre que además es cuestionado por su machismo. Ni mucho menos fue suficiente que entre los más de diez premios entregados sólo uno fuera destinado a una mujer “del sector”.

No, no fue suficiente: tenía que terminar de forma notoria la jornada: con el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes Cifuentes, recibiendo sin parar de reír de manos de los manda mases de Asexma, nada menos que una muñeca inflable con la boca tapada, para -dicho por alto parlante a todo el público- “estimular la economía de Chile”.

¿Qué les pasa a los “sostenedores” del emprendimiento en nuestro país?, ¿No les basta con insistir con la papa en la boca que pos hombre, hay que capacitar a los obreros para darles “la confianza de que navegamos en el mismo bote. Se los dice un empresario, José Luis del Río, al que le dan el premio a la trayectoria empresarial, que ha trabajado duro para tener la fortuna que tengo hoy.”? Sino que además deben marcar para qué está la mujer, para entregar la muñeca inflable al Ministro de Estado en el escenario, vestida con el mismo escote bien acinturado, estereotipo perfecto de belleza y por supuesto, silencio. O, en su defecto, para hacerle ese trabajito en el café al “empresario” caliente que asegura que las lolitas de ahí están bonitas como para conocerlas.

Que no mientan más, que dejen de inventar un cuento de hadas y príncipes con buena crianza mostrando videos de “igualdad de género” en medio de acciones horrorosas con 30 minutos de diferencia. A ellos no les son suficiente las miles de mujeres (y hombres) en las calles exigiendo un #Niunamenos; no les es suficiente 52 femicidios registrados en el país durante este año al 24 de noviembre de 2016; no les son suficientes las incansables campañas en contra del machismo, el patriarcado, los abusos de poder; no les es suficiente la marginación diaria contra la que exigimos se termine cada vez de manera más radical, para que quede claro que una muñeca inflable presentada ante 1.500 personas “importantes, distinguidas, emprendedoras, clever, snob”. Sí es un acto de violencia descarnada indescriptible.

Porque una vez más demostraron que no somos las y los mismos, dejaron en clara evidencia que no estamos en la misma vereda. Ellos son quienes mandan, ellos son quienes ordenan, ellos son quienes deciden, ellos son la muestra más clara de la división de clases y de la existencia del patriarcado en Chile y Latinoamérica, son el ejemplar modelo de negocios, crecimiento económico y estabilidad machista de exportación.

Yo hoy no quiero tu aprobación, yo hoy exijo tu respeto.




3 comentarios sobre “Repudio a los dueños de Chile que expusieron su machismo descarnado”


  1. Se creen graciosos estos empresarios-explotadores-saqueadores. Y hay gente que celebra este mal chiste, diciendo que un@ es amargad@, no señores, eso es lo que piensan en realidad, avalando la explotación del modelo capitalista-patriarcal que nos tiene cagad@s, no se trata de que te tachen gratuitamente de “feminazi”, sino más bien de lo que se relaciona directamente con este modelo explotador, donde un grupo minoritario oprime a otro…

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 1

Deja un comentario