Corrigiendo Películas: La Once

por Film Fix

Sobre Film Fix

Por Film Fix


Cuando uno habla del documental en Chile y el continente, debe hablar de cómo el 
registro documental fue fundamental para contrarrestar los traumas de los regímenes dictatoriales. Los archivos muestran que el cine, hasta el retorno a la democracia, abrazaba un compromiso con la historia política y social, y tenía como misión la no despreciable tarea de sostener una memoria viva. Bajo ninguna circunstancia era mero recurso (¿comercial?) para la entretención de masas.

Con La Once creemos que finalmente esta era se acaba, pues nos abre el espectro a todos, como espectadores. Sin perjuicio que hoy las temáticas de los docus se pasean por todos los temas de interés de una sociedad mundialmente famosa por su desigualdad (como en los áreas de la educación y el medioambiente), ahora presenciamos una obra que dialoga de absolutamente todo.

Es una película profundamente humanista, que no teme a mezclarse con la ficción en cada uno de sus elementos y personajes. Esto quiere decir que puede hacer lo que en otras artes jamás podrá hacerse: enseñarnos con suma sensibilidad ese conjunto de días, meses y años que entendemos como vida. Y en sólo 70 minutos y fracción.

Aunque parezca exagerado, llegó el momento en que el documental se imponga, porque su capacidad de retratar lo “real”, es única e imprescindible.

En consecuencia, no es fortuito que este año sea un documental chileno el que nos marque y nos haga reflexionar sobre su valor como género y, adicionalmente, sobre el cine como promotor de ideas, por encima de la ficción incitadora al consumo irracional de cabritas. No es fortuito, tampoco, advertir que un documental se exhiba en los multicines y congregue a mucha gente en torno a un té de veteranas.

Tampoco es fortuito, entonces, que quien esté detrás sea Maite Alberdi, joven directora (32 años), distinguida en diversos festivales, que luce con su dirección de cámara, acabando con cualquier pudor.

¿Qué se puede corregir, reprochar o aportar desde acá? Absolutamente nada, salvo las débiles referencias que hubo en los medios de comunicación por parte de sus realizadores, que caen en clichés “uno se vuelve un(a) participante más de esta mesa”, y que no describen la importancia de este “convite” a nuestra escasa oferta cultural.

No corresponde dar más la lata. La Once es extraordinaria, pues resulta una instancia inigualable para emocionarse de principio a fin. Desde esta humilde tribuna valoramos el mensaje generacional y los valores que trascienden: la perseverancia, la amistad, y cuánto vale la pena vivir esta vida bien a concho.

Dirección: Maite Alberdi
Duración: 70 minutos
País: Chile
¿Dónde? Centro Arte Alameda / Cine Hoyts La Reina
¿Cuándo? 30 de julio al 5 de agosto

 

 

 




1 comentario sobre “Corrigiendo Películas: La Once”


  1. Yo la encontré terrible mala y facha. Con esos temas que mencionaste que se tocan de una manera tan escueta y superficial que te aburres. Los planos son interesantes pero no se saca mucho de la película. un 3/10

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 1

Deja un comentario