El insoportable machismo de Jorge Hevia

por Richard Sandoval

Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

Por Richard Sandoval

A veces se hace insoportable escuchar a Jorge Hevia comentando los Juegos Olímpicos. Más allá de la imprecisión de sus datos, de lo inapropiado de algunos comentarios en general, del juego al borde de la discriminación con los apellidos extranjeros, escucharlo se vuelve incómodo, siempre, cuando se trata de mujeres compitiendo. Da la impresión que no pudiera comportarse, que no sabe mirar la ejecución de una disciplina por parte de una mujer obviando que es una mujer. No las puede ver simplemente como deportistas, tiene la necesidad de remarcar que son mujeres y que él es hombre, y que antes de cualquier observación atlética se trata de “oh, una mujer, hermosa, rica, fea, rubia, negra o gorda”, haciendo algo que pertenece inicialmente a los hombres. Es como un púber de colegio de hombres recién llegado a uno mixto, desorientado en su primera conversación con el sexo opuesto. Varias veces me aguanté recriminarlo cuando trataba a las competidoras con un “la” antes de mencionar su apellido, “la Kobrich”, “la Simone”, “la chica argentina”, “la Ducó”. ¿Me estaré pasando un rollo? Pensaba, recordando que Pedro Carcuro hace lo mismo, pero ya no aguanté más cuando trató insistentemente a Francisca Crovetto no sólo como “la Crovetto”, sino como “la Panchita”, “vamos Panchita”, en un tono evidentemente paternalista, como dando una molestosa protección a la tiradora, un refuerzo emocional que podría ayudar su desempeño o consolar un fracaso. ¿Le dice vamos tomacito a Tomás González? ¿Le dice “el” González a Tomás González? No ¿Le dice Felipito a Felipe Aguilar? No. La idea que deja con estos comentarios es la de un periodista que representa a una generación televisiva que entiende como una gracia la presencia de mujeres en el deporte, como una intromisión en un mundo en que la seriedad y el respeto están resguardados primero para los hombres, una realidad en que las mujeres son un añadido, un agasajo para la vista, una particularidad a destacar. Esto, sin mencionar los dichos derechamente machistas, como la solicitud de escote en las gimnastas, siendo incluso muchas de ellas menores de edad. Esto, sin mencionar la ordinariez en que cae cuando una especialista nadadora recuerda que lo mejor que tenía para el deporte era su espalda, y él añade innecesariamente que “la espalda no es lo único bueno que tienes”, provocando risas nerviosas que en realidad expresan un “qué chucha”. Las palabras de Jorge Hevia en la transmisión de los Juegos Olímpicos muestran la posición de una generación televisiva ante la aparición pública de las mujeres, una posición machista y paternalista, que sin educación de género ni sensibilización por parte de un entorno que le diga que la está cagando, ejerce a través del lenguaje un trato insoportable que ubica a las mujeres, también en el deporte, como un objeto para el goce de hombres, un objeto del que se es simbólicamente propietario o protector. El lenguaje de Jorge Hevia impacta porque trae de vuelta normalidades tan ochenteras y noventeras que en el desarrollo actual de derechos y respetos no tienen espacio ni relajo. Si se desubica habrá reacciones, y si sigue hablando del récord de “la Ayana”, si sigue preguntando a Sebastián Keitel cuánto marca “la Keitel”, su hija-niña atleta –provocando otro ¿What?- la audiencia no quedará indiferente.




14 comentarios sobre “El insoportable machismo de Jorge Hevia”


  1. Yo simplemente no entiendo cómo a 2016 pueden tener a este personaje en pantalla. A las mujeres animadoras las sacan del canal porque se ponen viejas, y este machista de mierda, que podría ser mi abuelo sigue ahí y para variar comentando una disciplina del cual no tiene competencias. Y claro, el ganando lucas con eso y una con los conocimientos y más, mendigando dinero por ahí.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 1

  2. Patricio Caceres

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Poorly-rated. Like or Dislike: Thumb up 1 Thumb down 7

  3. el punto es cuando ese wn se convirtió en comentarista deportivo?? con cue… le daba para el matinal, en fin, por eso es mejor ver los JJOO en los canales de deportes, y quizás así TVN entenderá que el fracaso en su raiting es por sus figuras añejas y con poco conocimiento de lo que hablan.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 1

  4. Oiram Sajor

    El Sr Hevia representa a la “pobreza de la TV” en nuestro pais
    Son tan malo los programas de Tv, que necesitan estar vigentes pero carecen de dinero, entonces llaman a personas, obsoletos, ya retirados, que estuvieron en la TV, pero que hoy hace un daño a los televidentes, porque sus desafortunados comentarios, no pertenecen al momento que se vive.
    Si sus comentarios sexista, lo hacen sonreír con malicia, es prudente que acuda a un sexologo, pues puede ser un potencial “peligro para la sociedad”

    Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 0

  5. Gonzalo

    richard sandoval, no hay nada más triste que un feminazi hombre. por dios, como podi escribir tantas líneas de NADA. dame algún correo pa mandarte un tarro de ceresita, pa que LE DI MAS COLOR POR DIOS!

    Hot debate. What do you think? Thumb up 7 Thumb down 5

  6. Manuela

    Felicito quien elaboró este artículo.
    Felicito la valentía de decir algo que otros dudamos.
    Felicito la consecuencia de lo que se piensa y se actúa.
    Me alegra saber que se está construyendo la sociedad, puliendo asperezas y abriendo mentes.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 1

  7. Seba (stián)

    Vi esa parte en que dijo “la Keitel” y el Keitel (ah… chucha) padre que como: “¿qué weá?”, pero porque parece que simplemente no entendió a qué se refería. Igual fue incomodo de ver xd

    “La chica argentina” ¿Qué tiene de malo decir eso?

    “Esto, sin mencionar los dichos derechamente machistas, como la solicitud de escote en las gimnastas, siendo incluso muchas de ellas menores de edad”.
    No debió haber dicho eso, pero que tire la primera piedra el que nunca haya encontrado rica a una de 16 xd

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 3

    • Seba (stián)

      “Da la impresión que no pudiera comportarse, que no sabe mirar la ejecución de una disciplina por parte de una mujer obviando que es una mujer”.
      Ayer le escuché relatar un partido de voley y el tipo lo relataba exactamente como está relatando ahora el partido de hombres: referiéndose a la altura de los jugadores/as, diciendo: “qué gran jugadora”, “una jugadora de gran nivel” y weás por el estilo. Así que no estoy viendo para nada la diferenciación machistas de la que hablan en la columna. Dejen de darle color a todo, porfa.

      Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 1

  8. Patricio IA

    Es dificil opinar para gente que es de la generación del Sr. Hevia pienso que cae estas situaciones para {el es normal hablar o referirse asi de las personas como minimizandolas y si es mujer peor pero creo que eso es una enfermedad no darse cuenta de eso de que habla o dice cosa que no corresponde por ejemplo tu das el ejmplo de Pedro y Livingstone pero esos dos diparaban para todos lados e incluso cuando hablaban de los futbolistas o se referian a jugadores de color de 2 metros no se como se imaginaban lo que pienso yo que son comentarios de gente con un concepto cuico de mirar en menos con la palabra y nadie lo ha sacado de ese error cuando en ese circulo o sociedad de chile se tiende a hablar o hacer un comentario califa o clasista por el apellido sobre una deportista sobretodo cuando es nacional, por ejemoplo como la tenista rusa Sarapova que hombre no lo ha hecho es buenamoza y juegan bien al tenis con esto no digo que sea correcto los tiempos han cambiado y se debe respetar mas a las mujeres pero lo que se debe tener cuidado es lo que uno comenta cuando se tiene el derecho a opinar por un microfono que se escucha en todo el territorio.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 1

Deja un comentario