¿Por qué queremos tanto a Pedro Engel?

por Richard Sandoval

Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

Por Richard Sandoval

¿Por qué queremos tanto a Pedro Engel? Pedrito, un verdadero líder espiritual de las mamás, los papás que ven el matinal y los estudiantes que se atrasan hasta media hora antes de salir a la U para ver su sección en el Bienvenidos. Pedrito, un Virgo, como Chile, y con ascendente en cáncer. La combinación de los dos signos más relevantes de su carta astral es la conexión más hermosa, pura y llena de amor de todo el zodiaco; la mezcla perfecta entre inteligencia, racionalidad y el corazón entregado de forma absoluta en cada palabra de lo que es su trabajo. Porque Pedro Engel se toma cada respuesta a preguntas como “soy Leo, ¿cómo me va a ir con un Tauro?” como el más profesional de sus trabajos. Y lo hace con tanta honestidad, con tanto deseo de que lo que está diciendo no sea más que una luz ante el desafío de intentar estar en pareja, de querer entregar el cuerpo y alma a otra persona para ser feliz, que uno lo termina queriendo. Escuchar a Pedro Engel se termina convirtiendo en una necesidad, porque más allá de que te diga que Mercurio Retrógrado te va a tratar como el ajo esta semana, lo que en verdad uno está buscando escuchar son las virtudes y fortalezas que Pedrito te encuentra en cada uno de esos desafíos. En este Chile tan violento, exigente y desprovisto de cariños, el quererse es una necesidad, y Pedro no hace otra cosa que emanar cariño tras cada campanita que cambia el signo desde el switch. Si a uno se le ve el panorama más claro u oscuro da lo mismo, si al final, como el mismo Pedro dijo “el que quiera tomarse la astrología en serio que lo haga, y el que no, no”. Lo que importa es sentir la autoestima, el orgullo de pertenecer, de tener colores de humanidad y vitalidad que nos hagan sentir valerosos para salir a la calle a encontrarte con los otros. Con los otros once signos que tienen sus propios colores. Queremos reafirmar que los cáncer somos los más bacanes porque somos los más creativos y regalones. Queremos no tener dudas de que los tauros si la seguimos, la conseguimos; que los aries somos los más auténticos y nadie nos iguala en vocación de aventura; que los géminis somos los más graciosos; los leo los más poderosos y soberbios –y cuando Pedrito dice soberbio es el lado positivo de la palabra: soberbio ganador, soberbio inclaudicable hasta ganar-; los virgo los más hermosos y sensuales; los libra los más justos y misteriosos; los escorpión los más profundos y apasionados; los sagitarios los más libres y coquetos; los capricornio los más ambiciosos y sacrificados; los acuario los más relajados y volados; y los piscis los más ecuánimes y bondadosos (aunque también unos mosquitas muertas). Pero qué importa ser mosquita muerta. Lo importante es no hacer daño al resto. Esa es quizás la mayor enseñanza de Pedrito cada lunes, miércoles y viernes en la tele: aprender a ser libres, a deshacernos del yugo de la moral acusatoria y punitiva; pero siempre de frente, de acuerdo con el otro, no perjudicando a nadie, asumiendo costos y beneficios –qué frase más de virgo- y tomando cada experiencia como una oportunidad, porque aquí lo único que importa es ser feliz.

Y ser feliz es aprender a aceptar que la vida y las relaciones no están hechas de amarras, están hechas de amor, de genuina entrega y sentimiento. Por eso nos cuesta tanto entender o nos llama tanto la atención cuando Pedro dice que no debemos hablar de infidelidad, de que me cagaron o lo/la cagué. “Por algo lo hiciste”, dice Pedro. Hay que descubrir ese algo y trabajarlo, sin operar como un bandido arrancando de su culpa o un propietario abusado en su propiedad. Pedro nos enseña que la felicidad siempre está ligada a la libertad, y libertad no es más que dulzura, y dulzura no es sólo buenos momentos, también es enfrentar los malos y saber que el camino se trata de altos y bajos, de ir y volver. Por eso en sus palabras nos hace tanto sentido el juego de la astrología que no es más que eso, un juego, un juego de símbolos y mitologías estudiadas con rigor y seriedad, que detrás expresan el valor trascendental de la sabiduría. En los tiempos actuales estamos faltos de sabios y Pedro Engel ha sabido ser uno cercano. Porque no es un gurú, no es una divinidad que habla desde la altura, es una señora que uno se podría encontrar en la verdulería o como compañera de asiento en la micro. Es esa señora que simplemente te escucha, con toda la calma, y luego, abrigada en el poder de los años y la sinceridad, te recomienda algo. La diferencia está en que en cada signo, Pedro recomienda acciones a cerca de un millón y medio de chilenos.

Hoy rendimos Homenaje a Pedro Engel, el sicoanalista criado por una abuela feminista; el militante de izquierda que llegó a ser torturado en Tejas Verdes por sus ideas y su firme convicción de construir una vía espiritual para soportar los tiempos duros; el hombre que quedó viudo a los 28 años tras el suicidio de su esposa, quedando solo en la crianza de sus hijos; el profesor de literatura, orfebre, ancestrólogo, astrólogo y tarotista, que estando donde esté nunca pierde la oportunidad de dar un mensaje, como las hermosas palabras que dijo al final de su bloque para los 10 años del fallecimiento de su amiga Gladys Marín, o para la partida de su otro entrañable, Pedro Lemebel.

Grande Pedro Engel, un rebelde comprometido con la paz, el respeto y la felicidad, que encontró en la ruta de los signos su forma más eficaz de decirnos lo que siempre ha sido su sueño: hagamos de nuestra sociedad, de este país, de Chile, un lugar de justicia, de armonía, de amor. Un lugar sin la más mínima discriminación. Un lugar con una sola violencia: la violencia del deseo de querer a otros.




9 comentarios sobre “¿Por qué queremos tanto a Pedro Engel?”


  1. Javiera jeldes

    Demasiado de acuerdo no lo podria haber dicho mejor! Me encanto el articulo. Pedrito nos acompaña desde el matinal a cada uno, un gran hombre 🙂

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 6 Thumb down 0

    • Madame corneta

      milla: No sé si es una broma o de verdad no lo entendiste. Primero, no dice descendiente sino ascendente, y el ascendente (y descendente) son posiciones de los astros al momento de tu nacimiento. Están determinados por la fecha exacta, es decir, incluyendo la hora. Si sólo tienes el día de nacimiento y no la hora, es imposible saber cuál es tu ascendente. El descendente es el signo opuesto al ascendente, luego el descendente de un ascendente Cancer (como Pedro Engel), es Capricornio.

      Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Encélado

    La peor decadencia de la izquierda. Mientras Marx y los que ya sabemos tenían claro que solo una ideología que asumiera el materialismo como referente teórico podía remediar la opresión del proletariado, ahora la juventud universitaria posmo cree cualquier mierda que llene el vacío que les dejó defraudarse de la iglesia donde hicieron la primera comunión.

    Pedro Engel, zángano, mantenido hijo de la rancia aristocracia, que como buen neoliberal, expone su biografía y su subjetividad como única forma de validarse, aun cuando sus ideas sean lugares comunes y supersticiones dañinas. Porque, niñitos cruch: no se ven “rebeldes” leyéndose el horóscopo, sino como babeantes moluscos ignaros defensores del antiguo régimen. O sea, echando tierra sobre una de las máximas luchas del socialismo y de la ilustración: liberar a la humanidad de las cadenas de las creencias irracionales, arraigadas por el peso de la tradición y serviles a los intereses reaccionarios.

    Bravo, Richard: Víctor Jara, Allende, Gladys Marín y Camilo Cienfuegos harían una fila pa ponerte una patá en la raja por hueón.

    PS: Si fuérais tan chorito dejaríais este comentario a la vista, pero no. Ni para debatir te dará. Pero me conformo con que lo vais a leer y ver que fuera de tu burbuja de amigos cuicos este charlatán merece el máximo desprecio.

    Hot debate. What do you think? Thumb up 8 Thumb down 5

Deja un comentario