¿Carioca o Serranita? Homenaje a los dioses de Fruna.

por noesnalaferia

Sobre noesnalaferia

Por Richard Sandoval

Para los cientos de miles de fanáticos de los productos Fruna que hay en el país, este es un tema sensible. Para los que vivieron una infancia colegial entre tabletones, “303″, Kilates y “tropicales” no es cualquier cosa hablar del tema. Para ellos, los productos Fruna son mucho más que un alimento. El mundo Fruna es su mundo, y sus productos han forjado fuertes sentimientos en sus corazones. Y dentro de esa relación de amor con la marca, Carioca es el Dios y Serranita la Diosa.

 Por lo tanto, vamos a tratar este tema con mucho respeto, para no herir susceptibilidades.

“Son baratas y ricas. Por ejemplo las Din don, que se supone son de buena calidad, son súper duras, a mi no me gustan” dice una férrea defensora de las Serranitas, en una casa de San Bernardo. Esa blandura de estas galletas con crema de limón, es su gran ventaja comparativa frente a las Cariocas, que pecarían del mismo defecto que las Din don.

Las Cariocas, por su parte, destacan por cumplir el deseo frustrado de los pobres por acceder a unas Tritón. Sus consumidores son todos aquellos que en pleno auge de la economía chilena no pudieron agarrar lo que él sí:

Entonces Carioca (en versiones de $100 y $50) apareció para salvar la ilusión de un pueblo que quería sentirse parte de la gloria del ambiente Tritón. Y se clavó en el alma de la periferia, con un sabor seco, olor desagradable, textura de migajas y una sensación muy lejana al chocolate prometido en su hermosa envoltura anaranjada. Pero el sabor es lo de menos, pues Carioca gusta por el amor que entrega su esforzado intento por satisfacer el deseo galletístico de los humildes.

Serranita, en tanto, es la evolución de ese deseo ya cumplido. Una especie de renovación incluso aspiracional. Fruna diversifica sus productos con esta galleta de limón, tal como Capel lo hace con sus nuevos productos de cóctail, pero en kioskos de Liceos polivalentes.

Se muestra con orgullo

En pleno 2011, Carioca y Serranita continúan siendo un pilar fundamental en la dieta de millones de chilenos que viajan con una luca diaria. Y hasta el día de hoy no tienen competencia. Los “Cubanitos” y Kilombo no les llegan ni a los talones, porque junto con las sopaipillas, estas dos galletas ya son parte del patrimobio cultural de nuestro Chile.




12 comentarios sobre “¿Carioca o Serranita? Homenaje a los dioses de Fruna.”


  1. weon las carioca son lo máximo! junto a un kapo en verano o un tecito en invierno, son parte de mis recreos universitarios. Las din-don ya no se ven mucho…

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 10 Thumb down 0

  2. Roberto

    Recuerdo cuanto tenía como 10 u 11 años y de verdad que las Tritón eran una weá super lejana, casi no las conocía. las cariocas (galletas de tierra, como las han calificado algunos) son parte importante de mi infancia wn, sin dudas! en desayunos, en las 11, en los recreos en fin… buenos recuerdos (y)

    Homenaje o Repudio: Thumb up 3 Thumb down 0

  3. Cesarillo

    como olvidar esos pedidos de principio de mes, cuando llegaba la BANDEJA GRANDE de Carioca…mi hermana mayor abriendo el paquete y repartiendo una fila para cada hermano…y jugando con la bandeja vacía como si fuera el carro de un camión imaginario…nostalgia de principios de los noventa…

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 8 Thumb down 0

  4. Me acuerdo q a comienzos de los 90, las Carioca venían en un envase plástico…como emulando otras galletas mas cuicas. Con el tiempo el envase de plástico fue retirado y con el un par de galletas

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 5 Thumb down 0

  5. Posterior a la crisis global del 2009 la cantidad de galletas que tenía un envase de Cariocas/Serranitas bajó, además de subir su precio desde $150 en algunos negocios usureros.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 0

Deja un comentario