Homenaje a cuando tener un equipo de música bacán era símbolo de estatus

por noesnalaferia

Sobre noesnalaferia

Por Richard Sandoval

Mucho antes de que el fácil acceso a la computación y a Internet tomaran el control social de la reproducción de música, eran los Equipos los que la llevaban. Repisas interminables en el ABC, La Polar o Corona, eran el idilio de los jóvenes, que con mucho esfuerzo juntaban los pesitos o sacaban la tarjeta para adquirir la nueva joya del barrio. A continuación algunas de las cosas más insólitas e importantes que hacían a un Equipo, ser un Equipo pulento:

1-Los Watts: La gran mayoría ni siquiera sabía qué cresta significaban los watts. “suena más fuerte” decían los que aumentaban en 3 lucas la cuota con el solo afán de jactarse ante sus amigos tener un Equipo de mil quinientos watts en el año 2000. Fuentes cercanas señalan que llegaron a salir Equipos de hasta 10 mil watts, acaparando toda la atención de la Población al son del Axé o la “Danza del Vampiro”.

2-Auto adhesivos: Pero no basta sólo con tener miles de watts, pues además había que mostrarlos mediante gigantes auto adhesivos que abarcaban toda la región de las casseteras. Estos parches debían cumplir rigurosamente con que los números que indicaban la potencia fueran de un amarillo fosforescente.

3-Aiwa: Ahora si el Equipo era de marca Aiwa, ya no habría ningún vecino del pasaje capaz de competir con el aparato. Los artefactos de esta marca japonesa (filial de Sony), invertían la mayoría de sus recursos en la parafernalia exterior. Con formas innovadoras y curvas por doquier en su diseño, al más puro estilo del auto Chevrolet Cavallier, los Equipos Aiwa no duraban mucho. Pero eso daba lo mismo, pues haber tenido un Aiwa ya hacía que te miraran con otros ojos, además de asegurarte un carrete bien concurrido.

Las familias los cuidaban caleta

4-Pantallas en acción: Como el concepto detrás de los Equipos era la demostración de onda, éstos no podían detenerse en ningún momento del día. Por lo tanto, mientras estuviera enchufado, su pantalla (que antes se limitaba a sólo indicar la hora) permanecía proyectando una serie de performances de ondas innecesarias; monitos bailando, líneas vueltas locas chocando con los bordes de la pantalla, y muchas más que interrumpían la concentración en las conversaciones con sede en los living del C3 para abajo.

6- Botones: Para cerrar el show del diseño, el Equipo contaba con un sin fin de teclas innecesarias. En esa época ya estaba de moda una saturación de todo para demostrar estatus. Tal como los pantalones de adolescentes se colmaban de bolsillos laterales, la mayoría de los botones de los Equipos nadie sabía para qué servían.

7-Aux: Descubrir la función de la tecla Aux cambió dramáticamente la forma en que los chilenos interactuaban con su Equipo. Hasta ese momento la chance más cool para disfrutarlo era sacarle el mayor provecho posible a los 3 o 5 insólitos cupos para Cd’s (en la época llamados Compac). Pero con el descubrimiento del Aux, el Equipo se conectó por vez primera a la tele, originando verdaderos Home theatre truchos.

El 2005 aparecieron los MP3, la banda ancha masiva, y con ello se le dio digna sepultura a los Equipos de Música = símbolo de estatus.




3 comentarios sobre “Homenaje a cuando tener un equipo de música bacán era símbolo de estatus”


  1. buen homenaje, aunque me gustan mas los home cinemas, no esta de mas hacer un homenaje a un equipo en especial, haría un homenaje a los sistemas de audio grx9000 (sony), festa zu x99 (sony), el mhc gtx777 (sony), dav dz 850 kw (sony) y ht sb300 (sharp).

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

Deja un comentario