Homenaje a las ampliaciones de los block, los palafitos de la pobla

por Arolas Uribe

Sobre Arolas Uribe

Por Arolas Uribe

Si yo supiera escribir poemas, los escribiría para los palafitos de Santiago. Esas pieza-ampliación que construyen los vecinos de los blocks de la población, que no tienen pasto ni jardines, de esa población donde no hay calles, sino pasajes con nombres de poetas, de frutas o de volcanes chilenos con fama internacional. Escritores y geografías lindas, que toda la vida nos han sacado pica, porque se sobran de su reconocimiento internacional, de aparecer en la tele por bellos y buenos, y no por feos, ladrones y violentos, como nosotros, un triste puñado de personas hacinadas en esas piezas flotantes, construidas con material ligero, pero con ingenio y necesidad densa.

Si yo supiera escribir poemas, se los dedicaría a esas casitas de vidrio, que de tan chicas todo es transparente y se escucha cuando el vecino le pega a la vecina y después toca a su hija, de pura ignorancia bruta de hombre maltratado y quizá también violado, por otro hombre igual o tan animal como él. Porque cuando se vive como bestia, no queda más que dejar de ser persona. Y ser un rey Midas de la miseria, convirtiendo en mierda todo lo que se toca.

Si yo supiera escribir poemas, convertiría esas piezas en monstruos montados en zancos, en robots gigantes como los de Star Wars, y los haría caminar por Santiago, aplastando las casas bonitas y grandes de la gente de apellido pituco y piel cuidada. Haría que todas esas piezas colgantes se desplazaran a cuicolandia, a concretar una reforma agraria de la vivienda, obligando a los ricachones a mezclarse con nosotros, obligando a mirar lo que quieren tapar cuando construyen periferias de ricos y periferias de pobres.

Que no se entere la Ley del Mono
Que no se entere la Ley del Mono

Si yo supiera escribir poemas, quizá inventaría un final bonito para esas piecitas hermosas y penosas que una ve en la periferia de Santiago, que como no flotan en el agua como las chilotas, no se venden al turista tonto que piensa que la pobreza es linda cuando se pinta de colores.

Esto no es un poema, esto es un homenaje. Un profundo homenaje a esas ampliaciones tristes, pero geniales, que crecen en el tercer piso de un edificio block, aunque debajo no haya nada construido todavía. Homenaje a la gente, por tener la garra y la astucia de levantar un piso donde todo es aire. Pero repudio a que tenga que existir un apéndice de casa, que las viviendas sociales sean tan chicas, que no quede otra que sacarse un balcón techado por la ventana trasera, porque el living y las piezas son tan chicas, que cuando nos morimos ni siquiera nos cabe el ataúd por la puerta.

Repudio visceral y conchudo a los arquitectos que diseñan esas casas, que saben plenamente que no responden a las recomendaciones internacionales que mandan al menos diez metros cuadrados por persona, que saben que es criminal que seis personas habiten en cuarenta metros cuadrados, que estudiaron cómo el hacinamiento incide en la salud de la gente, que ni cagando vivirían en las casas que construyen. Qué moral es ésa que te hace producir algo que tú mismo jamás consumirías. Eso es maldad, egoísmo, deshumanización total. Qué vergüenza ser arquitecto y firmar un proyecto así.

No hay derecho
No hay derecho

Si estudiara arquitectura, les haría una tesis. Las estudiaría para homenajearlas, pero pondría mi energía en impedir Bajos de Mena, en prohibir la maldita vivienda social y construir simplemente viviendas, sin apellido limosnero. Si fuera poeta, les haría un texto precioso. Como no sé escribir poemas, me quedo con las lágrimas nomás, con la impotencia de esas casas que me duelen el mundo y con ganas de decirle a toda la gente que ahí vive que los amo más que la chucha.




20 comentarios sobre “Homenaje a las ampliaciones de los block, los palafitos de la pobla”


  1. “que de tan chicas todo es transparente y se escucha cuando el vecino le pega a la vecina y después toca a su hija, de pura ignorancia bruta de hombre maltratado y quizá también violado, por otro hombre igual o tan animal como él.”
    qué es esta mierda, le hacen llamar un homenaje y terminan estigmatizando.
    Una de las peores entradas que he leído aquí en laferia

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 43 Thumb down 10

  2. Lindas palabras, dignas del esfuerzo he ingenio a la fuerza de los moradores de esos palafitos. Vecinos mios que tratando de escapar del hacinamiento, han modelado tan peligrosas he inestables construcciones.
    Homenaje a mis vecinos de la población Angelmo, de San Bernardo, lugar donde al que pertenece la segunda fotografía.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 0

  3. No sé weón, mucho homenaje a las peores pellejerías que el pueblo tiene que vivir. Homenaje a fruna -como si fuera bacán comer comida de calidad penca-, homenaje a estas ampliaciones -como si fuera bacán vivir sin las mínimas condiciones necesarias-, homenaje a tanta weá que no debería existir. Y ahí tenís dos opciones, o las ves pintorescas y haces un esfuerzo de volverlas interesante para la gente que no vive ni vivirá en estas condiciones, pero que de todas formas le pone cualquier megustas a estas publicaciones, o derechamente las repudiai. Repudio a estos homenajes.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 32 Thumb down 7

  4. Helberts Guerrero

    Se nota que quien escribió ésto nunca ha habitado en una de esas casas (a menos que hubiera ido de visita) y por lo tanto los mete a todos en el mismo saco. Ser de población Serviu nunca es tan blanco y negro. Es cierto que hay mucho “ingenio” que desafía la gravedad y las normas de construcción, pero también están quienes cuidan esos espacios con esmero y preocupación y es ahí donde nacen en medio de la periferia preciosas plazas y centros comunitarios que no le piden permiso a la autoridad para mejorar su entorno y sobre todo; darle dignidad al esfuerzo de una vivienda que debe entenderse como transitoria. Y también están los otros, quienes se quejarán cada vez que pueden que el plasma de dos gambas no está del todo a sus anchas en la pared del living-comedor compartiendo espacio entre el banderín del colo, de la U o de la última candidatura de la UDI que fue a pasear su torta de supermercado en la última once de campaña.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 13 Thumb down 1

  5. “que de tan chicas todo es transparente y se escucha cuando el vecino le pega a la vecina y después toca a su hija, de pura ignorancia bruta de hombre maltratado y quizá también violado, por otro hombre igual o tan animal como él.”

    Ejemplo de por qué el abajismo es tan clasista como el arribismo.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 16 Thumb down 0

  6. no pueden pasar por agua tibia la violencia sexual… que no ocurre solamente en los espacios de pobreza, tal vez allí es más visible… pero no pueden justificar la violencia sexual… no hay forma… se nota que nunca fuiste pobre y nunca viviste en un barrio de esos, que por cierto, no solo están en Santiago… como se nota que no sabes lo que es vivir el trauma de la violencia y cómo se nota que nunca te has preguntado lo que es tener tu cama en el living y vivir en medio de las lauchas y la oscuridad.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 10 Thumb down 1

  7. Yo vivo en un bloque, comparto todo a excepción de la violencia intrafamiliar que ahí describieron. Porque esa no tiene clase social por lo que no pertenece solo a un sector de Santiago o en algunos de los tantos bloques que existen en este país.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 6 Thumb down 0

  8. Cristian G.

    Homenajear a los palafitos es como homenajear a La Piojera, no implica que homenajeas a los viejos chicha de adentro necesariamente, o que avalas su forma de vivir la vida.
    Es solo ofrecerle tu respeto a quienes se “tiran pa’ afuera”…”pa’ arriba”..”pa’l lao”, formas coloquiales de llamarle a las ampliaciones según donde se ubiquen.

    Repudio todo lo que obliga a una familia a tener que desafiar las leyes y las normas de construcción con tal de mejorar su calidad de vida. Es responsabilidad de todos que la gente tenga casas decentes.
    Los palafitos y las viviendas básicas, sociales, progresivas,de emergencia y todos esos nombres, se levantan con dignidad, antes que con otra cosa.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 2

  9. Sólo un intelectual abajista podría hacer un tipo de homenaje que colinda tan cercanamente con la estigmatización.

    “que de tan chicas todo es transparente y se escucha cuando el vecino le pega a la vecina y después toca a su hija, de pura ignorancia bruta de hombre maltratado y quizá también violado, por otro hombre igual o tan animal como él.”

    El texto como ese fragmento, me parece muy desafortunado.

    Por favor hagan el ejercicio real de hacer la distinción entre valorar el patrimonio popular genuino y hacer homenajes a actos de sobrevivencia – producto de la pobreza y el desamparo – que contribuyen a una vision caricaturizada, lejana y poco experienciada de la realidad de la pobreza, que a vista de este texto, les es muy lejana.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 11 Thumb down 0

  10. Granjino

    Apostaría mi cabeza a que ninguno de los que se conmocionaron y moquearon con esta columna vive en alguno de estos blocks. Si po’h, porque el hecho de que 10 o 12 personas deban arreglárselas para vivir en departamento de 36 metros cuadrados en un gueto alejado de todo -incluyendo posibilidades de surgir- es algo súper homenajeable. Artículos como éste le han ido quitando credibilidad a la Feria.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 0

Deja un comentario