Homenaje a las señoras que juegan a las máquinas tragamonedas

por Richard Sandoval

Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

La vida pública en las poblaciones chilenas se ha visto violentamente modificada desde hace unos cinco años. El modelo del lucro y desprotección hacia las clases populares no sólo se ha materializado en narcotráfico y adicción, sino también en vicio y despilfarro por parte de las poseedoras del alma de la patria: la dueña de casa.

El vicio del juego para los pobres no se halla en el Monticello, no tiene ruletas millonarias, ni es armonizado por conciertos de Marc Anthony. El vicio de las señoras queda a metros de su casa, las recibe en chalas Zico y falda de cotelé, y las encierra en una dramática fantasía que las saca momentáneamente de la aflicción de una vida repactada por el retail.

En las máquinas tragamonedas del almacén de su barrio, las rechonchas señoras se aventuran en la búsqueda de un placer perdido, arrebatado por las calillas y el alza del Transantiago.

Con el argumento de “despejarse un rato”, las damas que en invierno hacen del polar su segunda piel, arman un verdadero carnaval del consumo. La puesta en escena comienza en su living-comedor. Sus sigilosos pasos deben pasar totalmente inadvertidos. Los hijos ya saben de su adicción y su marido le ha prohibido estrictamente acercarse a “La esquina”.

Van por un Caldo Maggi, pero según Freud van por esta imagen
Van por un Caldo Maggi, pero según Freud van por esta imagen

Debido a la discreción que exige el juego, la señora sale lo menos producida posible. En el calzado no pueden fallar pantuflas ni hawallanas. La vestimenta consiste en lo primero que encontraron al pasar. Para que el peinado no sea un problema, mantener el pelo corto es prioridad, de la misma forma que la adopción del teñido rubio-naranjo. Las raíces negras se defienden como un estilo.

La perfonmance frente a la máquina necesita ciertos ritos. El pucho en la mano derecha es esencial para las primerizas, quienes ocupan la mano la izquierda para timbear.

Las expertas, en cambio, se apoyan con el codo en el aparato, hablan con el pucho afirmado en la boca y despliegan el poto en toda su magnitud para dar aviso que la máquina estará ocupada por horas. La “colita” Reef se puede observar desde cualquier ángulo del pasaje.

La escena se completa con abundancia de chicles, pisitos para que descansen y coches de guaguas. Algunas han logrado meter a toda la familia al vicio y van en masa a jugar. Tras una hora de triunfos y derrotas la plata del pan ha desaparecido.

Con toda la family
Con toda la family

La única actividad por la que las madres de Chile transan jugar es ir a la feria un día a la semana. Ese viaje al reino de los cachureos es una esperanza para toda la familia, que ve cómo la madre del hogar recupera por un instante una vida normal. Sin embargo, el vicio las obliga a ahorrar para tener capital nocturno. De esta forma, en vez de llegar a la casa con un decente abastecimiento de frutas y verduras lo hace con apenas un kilo de papas y un confort Noble. Para dar la impresión de normalidad en el hogar lleva un Poet, cuyo rico aroma en la cerámica entrega destellos de paz.

Lamentablemente, el flagelo ya está instaurado casi a nivel estructural en las comunas más desposeídas del país. El drama ya dejó de ser sólo familiar, convirtiéndose en una muestra más del cortocircuito que provoca en la cultura popular el modelo social de mercado.

La mujer chilena de esfuerzo, que ha criado con garra y sacrificio a los hijos de su amor, hoy está desposeída, arruinada por Dicom y las casas comerciales. La opresión del consumo la ha arrojado al vacío. Esta dueña de casa ya no encuentra los frutos de su sacrificio en la comunidad. Sus placeres y alegrías han quedado reducidos a la teleserie de turno y las pasiones han pasado a depender del sonido de las monedas cayendo.

Las señoras que juegan a las máquinas tragamonedas son víctimas cotidianas de nuestro sistema. Las lágrimas que corren por sus mejillas cuando escuchan los hits de la Myriam no sólo reflejan el recuerdo de penas de amor, sino también los sueños perdidos y los anhelos olvidados entre tanto ir y venir con la bolsa del pan.

“Porque la fuerza del amor es todo, porque la fuerza del amor es grande”, ¡Qué vivan y gocen las madres de mi pueblo!

 




7 comentarios sobre “Homenaje a las señoras que juegan a las máquinas tragamonedas”


  1. La máquina tragamonedas también vino a reemplazar un poco a los raspes de 100 tipo el del gato, el de la marlencita, etc. Y eso porque efectivamente las máquinas tragamonedas pueden salvar a veces un escuálido mes apostándole a Brasil en la máquina de la copa del mundo con 100 pesos y obtener como 5 lucas, salvadoras para la once de varios días, pa un cuarto de aceite, un par de jugos caricia, pa medio kilito de azúcar, y así, hasta pa pagar lo fiado, y volver a empezar el ciclo del endeudamiento de barrio.
    La señora juega, y juega mucho, pero siempre pensando en un bien mayor, porque la señora, a vista de todas sus oportunidades desvanecidas, sus ingresos estancados en una pensión, y un futuro sin otra variante más que vivir al tres y al cuatro, tiene la gran esperanza en el juego, en esos millones fáciles que podrían caer con el simple raspado de uñas en un cartoncito. La vida le enseñó que allá afuera no hay nada para ella, su suerte está echada, menos en el juego.
    El tragamonedas es la vía de escape, es ganar el premio mayor, achuntarle a Brasil campeón del mundo y sentir esa alegría, el placer de triunfar en eso que el Kino o el Gato de a cien pesos no le va a brindar jamás.
    La once está salvada por unos días, pero el ego y el triunfo queda por un rato más, dentro de una vida llena de supervivencias.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 8 Thumb down 0

  2. Pavón

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Poorly-rated. Like or Dislike: Thumb up 1 Thumb down 4

  3. odioso habitante del 14

    en mi crecientemente desproletarizado barrio de residencia sobrevive un local sin igual: es a la vez taller de bicicletas, reparación de ollas y albergue de estas máquinas; un espectáculo maravilloso para ir volao a mirar las pantallas donde ruedan las frutas o se despliegan las banderas del mundo.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 2

  4. asdfasd

    son lo más salvadoras que hay esas maquinitas, no entiento que hayan giles que las repudian y a la vez andan preocupados de cuantos millones acumuló el kino, una weá que es carísima y que tiene uns posibilidades piñuflas de darte un premio.

    Aparte, las maquinitas son pa la dueña de casa, lo que pa los micreros, taxistas, colectiveros y heladeros es el teletrak, que es donde juegan los pulentos, que le apuestan su luqita a la superfecta pa ver si cae algo.
    es cosa de pasearse por los alrededores de mapocho y cachar a los tíos que se pasan de la sucursal de teletrak a los topless, cuando hay que festejar porque algo soltaron los caballitos.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 3

  5. POR CANSANCIO,POR TENER TU ESPACIO, POR TRABAJAR DURANTE TODA LA VIDA, COMO UNA MAMÁ PUEDE , VENDIENDO EN LA COLA DE LA FERIA, LIMPIANDO CASAS MIENTRAS LOS NIÑOS ESTÁN EN LA ESCUELA, LA SEÑORA HUMILDE , LUCHADORA. SE CANSO, ¿TODOS ACASO NO TIENEN SUS PROPIOS ESPACIOS?.EL NIÑO, SUS AMIGOS Y FUTBOOL,EL PADRE SUS COMPAÑEROS DE TRABAJO, UNA PICHANGA,O POR ULTIMO UN ASADITO CON LOS AMIGOS,LA HIJA LOLA SEGURO CARRETE. Y TU DE LUNES A DOMINGO, LA MAMÁ QUE TODOS FESTEJAN PARA EL DÍA DE LA MADRE. CON ROSAS Y TORTAS. TE VAS QUEDANDO FUERA, SE TE PASAN LOS AÑOS EN UNA CASITA, DE 2 POR 2, NUNCA TE QUEDAS PELANDO , BUENO AL MENOS YO, CUANDO VAS AL PAN. TE LLEGA LA MENOPAUSIA, Y TODOS ESTÁN CON SUS VIDAS. PERO OJO TE RETAN Y HUMILLAN , PORQUE VAS A JUGAR AL ALMACÉN, TUS HIJOS A LOS CUALES HAS SERVIDO DESDE QUE NACIERON, LES DA VERGUENZA, EL MARIDO NI HABLAR.Y TU TE LEVANTAS AL DÍA SIGUIENTE, Y OTRA VES A LA RUTINA, ¿INSISTO ENTONCES DONDE ESTA TU ESPACIO, TU MOMENTO COMO PERSONA?. BUENO LAS MADRES CHILENAS LA ENCONTRARON EN LAS MAQUINAS, AHÍ CONVERSAS,COMO LORO, FUMAS COMO CHINO,Y TOMAS CAFÉ O BEBIDA, AHÍ LE HABLAS A LAS OTRAS QUE ESTÁN IGUAL QUE TU, AHÍ POR FIN PUEDES DESCONECTARTE, DE LOS PROBLEMAS,TE RÍES Y POR FIN ERES, UN RATO MIENTRA DUREN LAS MONEDAS, TU,”. TERMINADO EL ENTRETENIMIENTO OTRA VES A LA MAMÁ. SIENDO QUE LA MAQUINA ES OTRO PROBLEMA A LA ECONOMÍA DE LA CASA.POR PRIMERA VES ERES IRRESPONSABLE Y DERROCHADORA,” ALGUNAS SE VAN CON ANGUSTIA Y PENA ,OTRAS CONTENTAS POR QUE ESE DÍA GANARON, PERO COMO RELOJ,SACANDO PLATA DE DONDE SEA, ESTAMOS AL OTRO DÍA OTRA VES EN LAS MAQUINAS. SOMOS EL PUNTO NEGRO DE NUESTRAS CASAS. Y TAMBIÉN DE AQUELLAS QUE NO JUEGAN EN EL BARRIO, A MI NO ME GUSTA MENTIR,PERO CIERTAMENTE GASTO LO QUE NO DEBO. TE ENCARGO EL SENTIMIENTO DE CULPA.ENTONCES ¿DONDE ESTA EL PROBLEMA SOCIAL?.¿ QUIEN SE HACE CARGO?. LAS MAQUINAS SON UNA MIERDA. PERO ES LO ÚNICO , QUE POR AHORA, TE AYUDA A SEGUIR, CON TU REALIDAD. CADA CUAL CON LA SUYA. QUE LASTIMA YO DARÍA LO QUE FUERA PARA DEJAR DE IR, PERO MI CASA DE 2 POR 2, LOS PROBLEMAS, LA RUTINA, Y EL HECHO DE VERTE SOLA , A PESAR DE QUE LOS TUYOS “COMPRENSIVOS “,ESTÁN A TU LADO, EN EL FONDO SIGUES SOLA.HAS DEJADO Y SEGUIRÁS DEJANDO TU VIDA POR TU FAMILIA. PERO TU PROPIA AMADA FAMILIA ES QUIEN PRIMERO TE CONDENA. ESTA SOCIA LITE CHILENA, NO TIENE UN LUGAR PARA NOSOTRAS Y TAMBIÉN NOSOTROS, HAY MUCHOS HOMBRES QUE JUEGAN A LA PAR .SERIA.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 1

Deja un comentario