Homenaje a los Viejos Pascueros Chantas

por Paloma Grunert

Sobre Paloma Grunert

Chile es uno de los países de américa latina que más enloquece con la navidad. Aquí se juegan importantes decisiones y hasta las mejores familias se pelean por conceptos de regalo = amor.

En el Caribe, por ejemplo, la navidad tiene una connotación más festiva que hogareña, los obsequios no ameritan envoltorio ni parafernalia y todos quieren terminar rápido la cena para salir a ver los petardos y fuegos artificiales que los niños y jóvenes aun lanzan fuera de la ley.

Chile, en cambio, se engrupe por completo en esta ceremonia internacional, aplicando al pie de la letra las tradiciones extranjeras, como la adquisición de arbolitos  blancos, adornos de monitos de nieve, copos de nieve, botitas de abrigo y cualquier motivo alusivo al intenso frío de las navidades gringas, mientras las calles se caldean con 32 grados.

En esa fantasía de exportación, aparece uno de los mejores elementos de la tierna farsa chilena: El viejito pascuero chanta. De partida, el real ni siquiera existe por lo tanto su origen es de por sí, mula. No es ná la feria te ofrece tres tipos de papás noeles con los que puedes llegar a toparte en estas vísperas de noche buena.

 

Viejito Pascuero de Mall
Este hombre es uno de los más apetecidos del mercado infantil, ya que además de ser elegidos en casting (lo que garantiza su gordura y barba real) el auspicio de los grandes comercios lo patrocina con ropa de calidad, botas auténticas y una impresionante parafernalia de luces, copos, tronos rojos y generosos, y bellas decoraciones en dorado. Este viejito se la juega con su rol, es regalón, sabio y habla como presidente de consejo de ancianos. Impacta sentarse en sus piernas. Sobre todo porque frente a la típica interrogante de los niños responde que sí, que es el real, que vive en el polo norte y te pregunta cosas básicas para creerle, como qué pediste para navidad, cómo te has portado con los papás y qué notas te has sacado en el colegio. La foto es gratis, siempre que se presente boleta de compra del mall.

Élite de los viejos chantas

 

Viejito Pascuero del Paseo Ahumada, Jardín Infantil y Persa Estación
Estos señores ejercen un rol más laboral  que de fama vocacional. Si bien respetan la vestimenta papá noel, no tienen problemas notorios de sobrepeso y la barba, muchas veces, es sintética. Están sucios y cobran por la foto, la que saca un señor normal que nunca está vestido de gnomo, frente a la pregunta “¿usted es el viejito pascuero?” el hombre, honesto, responderá “No, pero soy su ayudante” o bien “No, pero trabajo con él”. Nos cuenta que le lleva los recados al Pascuero Bandai que está en el polo norte “muy ocupado”. Es decir, se nos presenta a modo de clérigo.

Habitué de jardines infantiles

 

Viejito Pascuero “el vecino”
Los viejos pascueros vecinos son los mejores. Representantes idóneos de Chile, su fin no es mantener la fantasía de los niños, sino vacilar. Inexplicablemente siempre son flacos, hablan con su propia voz y suelen usar zapatillas blancas junto con el descuidado vestuario. Aquí los niños ni siquiera preguntan si es el viejo pascuero verdadero. Suelen estar curados, e incluso fumando mientras realizan su performance mientras agarran pal leseo a los cabros chicos y les pegan paipazos mientras dicen “ejeeee!!” De esta forma los niños agarran papa y le tiran la barba o le sacan el gorro. Estos señores son como los “Yo soy” de los viejos pascueros, muy por debajo del “Mi nombre es” de los viejos de mall. Si el fin del pasaje era mantener el espíritu navideño, los pascueros vecinos boicotean las intenciones prósperas y ayudan a acelerar la destrucción del mito.

Viva Chile

 

Otras Bellas anomalías:
Viejito Pascuero Revolucionario

Don Manuel estudia derecho y siempre que hay marchas -no solamente estudiantiles- sale a la calle convertido en el espíritu de la fe en las cosas imposibles.

Viejito Pascuero Delincuente

Este buen hombre fue apresado luego de protestar por la promesa no cumplida de Cecilia Morel, quien ofreció 1.400 juguetes a los niños de Chiguayante, la navidad pasada.

Viejo Pascuero Urban Divo

El viejo pascuero cancelando $640 en el servicio de transporte público subterráneo.




7 comentarios sobre “Homenaje a los Viejos Pascueros Chantas”


  1. Aporto con uno más: el viejo pascuero de empresa, ese que puede ser trabajador o externo y que aparece cuando le hacen la fiesta a los niñitos del personal. En el 9 de cada 10 fotos con él, los cabros chicos salen llorando.

    PD: Ojalá el metro fuera así de vacío a la hora que cobran $640

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 5 Thumb down 1

  2. Richard Sandoval

    jajajajaj la zorra el viejo pascuero vecino. Me emociona hasta las lágrimas el recuerdo de las adidas blancas otorgando calzado a mi papá curao, echando la talla con su evidente falsedad pascuera.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 4 Thumb down 0

  3. Grande Paloma!!
    jajaja terrible chistosa la weá….y más cierta…no sé en q categoría entraría el viejito q vende weás como globos o juguetes en meiggs…como una especie de “promotor navideño”

    😉

    Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 1

  4. Que estupenda nota! Creo que todos tenemos por ahí alguna foto antigua donde salimos acompañados de alguno de estos viejos pascueros chantas.
    Hay una derivación del pascuero de paseo peatonal: el viejo pascuero chanta que al disfraz le agrega un talento específico. No sé por qué, pero éste casi siempre tiene que ver con la música (he visto desde versión cantante hasta acordeonista). Esos hacen nata en regiones.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 0

Deja un comentario