Homenaje al living comedor chileno

por Richard Sandoval

Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

Cuando la familia no era un patrimonio mediático de la UDI Popular, en el seno de la sociedad chilena el living comedor lo era todo. Fuente inagotable de amor filial, de calor ante los temporales y sopita frente a la pobreza. Jamás miseria, aunque el PIB per cápita hiciera ascuas.

Cuando se tenía una choclera de hijos, con la falla de la T de cobre incluida, los dormitorios estaban en segundo plano permanente. Encerrarse con pestillo se condenaba y se acusaba de autismo. En ese hogar profundamente sencillo, el arte y la decoración eran cruciales para la vida cotidiana.

Sin Homecenter Sodimac ni Casa&Ideas, el ingenio tan particular de nuestra tierra ideó la siguiente lista de locuras culturales que le dieron soporte a nuestra dignidad.

El patito en el bifé (posmodernamente conocido como “rack”): Era un ave de loza ubicado al centro del mueble principal del living comedor.

Misión: Dar un tenue saludo de paz a los invitados, con ojos tiernos y alas pintadas de verde musgo. Si estaba en promoción, lo acompañan patitos blancos chicos que hacían de hijos.

Venido a menos
Venido a menos

El elefante con billete: Es una tradición generalmente heredada de la madrina o la abuelita. Se Trata de un elefante de losa (también pueden ser tres), que puede ser de cualquier color, y que debe mirar hacia el muro, dejando el poto en exhibición. El billete tiene que ser un dólar estadounidense regalado, sino no sirve. No hay método para comprobar la buena suerte.

Falta el dólar
Falta el dólar

Los pañitos de la mesa de centro: son de hilo carmelita, tejidos a crochet, y posteriormente almidonados (se hace un agüita con harina cruda, después se ponen al sol para culminar con un planchado. Dureza infinita. Hierro de amor. Heredados de generación en generación).

Realeza
Realeza

El cenicero de concha: Su sonido de mar en el oído es un viaje mágico para los niños. ¡Qué isla negra!, la poesía de Neruda reside en esos depósitos de ceniza, los más fieles a la hora del carrete.

Místico
Místico

El mantel de látex: Las madres acostumbran a tener dos manteles; el de hilo que decora, y el de látex para comer. Este último, puede tener dos  diseños. El más común es el conocido como “carozzi” que tiene miles de cuadraditos rojos y blancos. El menos común es uno saturado de flores de todo tipo.

El Carozzi.
El Carozzi.

El florero con flores artificiales: Las flores artificiales siempre han sido muestra de pobreza. Y si son blancas aún mayor es la periferia. El afán de pulcritud se ve boicoteado por un color más percudido que el cielo raso en pleno verano, cuando es atacado por centenares de moscas. #pavre

Humildad
Humildad

El árbol con las fotos para retratos: Se trata del tronco de un árbol con ramas, que trae generalmente cuatro espacios para poner fotos tipo carné. Suele ser un regalo chanta de navidad. No se le presta mayor interés, por lo que se queda con las caras de cartón que vienen de muestra. El esquinero es su lugar.

Así queda para siempre
Así queda para siempre

El buda: típico de las casas noventeras para “llamar a la plata”. La religión no tenía nada que ver, porque en un acto surrealista de sincretismo cultural comparte pupitre con el díptico gigante de Cristo.

La tradición indica que al buda (de yeso pintado) se le da un cigarro prendido todos los viernes. Con esta finalidad también se confeccionaba un chanchito de limón, con las cuatro patitas de fósforo, cada viernes. A éste también se le daba un cigarro.

:(
🙁

El artículo extranjero: En todos los living comedor se hace presente el internacionalismo, con EL artículo que trajo un sobrino que fue a trabajar a Australia (un koala), una tía que vino de Estados Unidos (un banderín), o la hermana que estuvo en Argentina (es decir Mendoza=un mate).

Welcome to Australia
Welcome to Australia

Las fundas de las sillas del comedor y los sillones del living: Ancestral tradición destinada a que no se ensuciaran tan fundamentales muebles, pues sin la usura desatada del débito, cambiar el living era una proeza económica.

Eternidad
Eternidad

El visillo: Antes la ventana era un patrimonio de la dignidad del hogar. Las cortinas costureadas con gran esfuerzo, iban precedidas por un humilde visillo, comprado en la feria, que a las tres semanas lucía un gris solemne.

Era blanco
Era blanco

El choapino: antes del boom de las cerámicas, en pleno reinado del flexit y el piso de madera, limpiarse los pies era una política de Estado. Cuando llovía, el papel de diario llegaba hasta los dormitorios, pues el barro podía dejar una cagá insoportable para la alfombra, que era una especie de Alameda del living. El choapino, lugar habitual del perro en verano, es de lana, también cosido a crochet.

Anfitrión
Anfitrión

El calendario de Camiroaga: Es el más actual de los artefactos. EL Halcón era la parte humana del living comedor en la última década, y su partida merecía un lugar en él. Generalmente decora la puerta de la cocina, visible desde todas las partes del espacio cuando la casa tiene “cocina americana”.

El del caballo, el mejor.
El del caballo, el mejor.



17 comentarios sobre “Homenaje al living comedor chileno”


  1. jajajajajajajajaa que bacán, terrible detallado y muy bueno!!!. El billete se ponía en la trompa del elefante, jajaja, mis tíos viejitos tienen millones de elefantes, patos y gatitos, QUÉ SON LOS ADORNOS, un regalo muy ná que ver y que no sirve de nada! es como un estorbo, pero al dejarlos como tal en el living terminan siendo protagonistas de la casa.

    me acordé como de varios tipos de livings:

    El living de familia de izquierda o exiliados retornados
    Ese living tiene un cuadro con el último discurso de Allende, o uno de Víctor Jara, además de los infaltables latones de cobre colgados en la pared con un poema de Neruda o con el mapa de Chile.

    El living cristiano – católico
    Además de la foto de Juan Pablo II sonriendo, tiene mínimo un Cristo crucificado (muchas veces en la puerta, por dentro). No falta el cuadro con un salmo (91, un clásico) o esos que en una foto en blanco y negro explican una historia conmovedora como esa en la que un hombre le reprocha a Jesús que en los momentos más difíciles dejó de ver las huellas de Cristo a su lado, y sólo vio las huellas de dos piernas, y el hijo de Dios le responde: “cuándo sólo has visto un par de huellas, es porque yo te he llevado en mis brazos.”

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 32 Thumb down 0

  2. ¡EL PAN DE VIDA! javivi tiene razón: infaltable en el hogar evangélico junto con el salmo 23 pegado en la puerta para que te recuerde confiar en dios antes de salir <3

    agrego otros dos: la marina, ese cuadro que más califica como póster y que retrata una costa luminosa o marejadas terribles, generalmente de valparaíso; y la tele en el living, po'. en mi casa estaba ahí hasta que mi mamá escuchó que "es de roto", entonces la cambió a la cocina. tele que, por supuesto, va de la mano con el control remoto en la bolsa de empaque para que no se ensucie.

    casa&ideas, devuélvenos la magia del living comedor.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 10 Thumb down 0

  3. JAJAJAJAJAJA Buenísimo! Falta la estufa a gas marca Mademsa o similar (no catalítica, para exacerbar el asma de los cabros chicos), que solía ponerse sobre la Alameda de alfombra o cercana a ella, idealmente apuntando a la mesa del comedor (donde se hacían las tareas entre las comidas) o a los sillones forrados. Y típico que en el verano no se sabía qué hacer con el tremendo aparato.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 4 Thumb down 0

  4. dfdfsdf

    Faltan los ‘cuadritos’ de spray clásicos que hacen los artistas callejeros en 10 minutos, con delfines saltando por cascadas en atardeceres y medianoches de ensueño con colores de auroras boreales y magia élfica. Sumemos a eso técnicas de sffumato — PEQUEÑOS ROCIOS DE SPRAY PARA EFECTOS DEL PROPIO DIBUJO.
    Todo esto plasmado en un vinilo antiguo….

    COMO LOS OLVIDARON WN, COMO!!!

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 0

  5. eduardo

    Excelente recopilación… también estaba la clásica biblia, abierta en los salmos…( Jehova es mi pastor…).
    La vitrina con vidrio esmerilado que mostraba las copitas licoreras, las tazas de café de porcelana heredadas de la abuelita. que recuerdos… un abrazo a todos

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Brutal! me mataste con lo del “elefante con el billete”, eso si que es típico “chileno” xD
    Pero ahora leyendo tus “instrucciones” de como colocar el elefante y acerca del billete…..
    ahora entiendo el porque nunca funcionó, nosotros no le teníamos un dolar, el elefante
    de mi casa tenia un billete chileno del año del cuete xD

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. excelenteeee! me encanto tu blog! fresco certero y familiarmente muy chistoso! eso si, aqui falto una pieza fundamental, el “gobelino” con motivo de caballos al trote o la imagen tipo laurence de arabia! jajajaja un clasico! saludos!

    Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 0

  8. Cesarillo

    y el gobelino del tigre?????
    y el cuadro del niño que llora????
    o ese de los perros jugando naipes????
    bueeeeeno el blog!!!…me recordó a la casa de mis tías antiguas…

    Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Lorchen

    Excelente! Me gustó mucho este artículo. Una corrección: el material del que se fabrican los platos, tazas, elefantes, etc, es loza, con zeta. “Losa” corresponde a una piedra con que se cubre el piso, o también se utiliza para cubrir tumbas.

    Otro detalle es que los elefantes deben ponerse, más específicamente, con la cola hacia la puerta, como entrando a la casa, eso es para que la plata entre.

    Otro clásico que se puede ver incluso en “Los 80” es el cuadro del torero, con el nombre del dueño de casa. Es horrible, lo sé, pero se usó mucho en su tiempo…

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 0

  10. Excelente!
    Puedo aportar lo siguiente:
    El adorno para colgar las llaves con un frase Cristiana “El señor cuida mi hogar”
    El clásico cuadro ecuestre. Caballos en la pradera “locus amoenus”
    Plumas de pavo rea acompañando las flores sintéticas
    Cuadro de casas en relieve, técnica milenaria de los centros de madre
    Árboles “bonsai” de mostacillas
    Barbie con vestido de cinta de regalo, otra técnica aprendida en los centros de madre
    Muñecas “soft”, esas hechas de panty y napa

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 0

Deja un comentario