¿Por qué a Mente Enferma y no a los poderosos?

por Lucarelli

Sobre Lucarelli

Ignacio Bernales, más conocido en el ambiente gold de Fotolog como Mente Enferma o como SSIIAABB en el mundo Tuitter, volvió a la redes sociales luego de haber sido golpeado por un grupo de jóvenes molestos por sus intervenciones burlescas en contra de las mujeres con exceso de peso. Leer sus comentarios a mucha gente les resulta nauseabundo por su marcada tendencia pinochetista, por el culto a los estándares de belleza establecidos y por sus juicios contra pobres, feos y gordos. A otros sencillamente les causa risa el hecho que una persona hable “TANTA HUEÁ”.Por esa razón no me parece raro que gente haya querido pegarle -y lo haya hecho- cuando se lo encontró de frente. No una sola vez, sino que dos veces.

Eran otros tiempos, era otra la Historia, no había medallas sólo hambre de gloria
Eran otros tiempos, era otra la Historia, no había medallas sólo hambre de gloria

Reconozco que me da lata que le hayan pegado porque a pesar de que habla una amalgama de estupideces muy fascistas, no deja de ser un pelmazo, un pelagatos, un pobre, triste y enajenado hueón como nosotros, y aún más me da lata porque los mismos que son capaces de violentar a este “estúpido de tuiter” puedo apostar que jamás lo harían con un poderoso o con alguien que está mejor parado en la ¿escala social?

Puedo apostar que no lo harían porque junto con todo el sistema de violencia que nos hereda este sistema, también hemos heredado la cobardía y por supuesto el abuso. Vamos a la pega, nos tratan como el pico, agachamos la cabeza, llegamos a la casa y puteamos a quién nada puede respondernos. Enajenación pura.

Misma lógica se aplica a esta golpiza. Escuchamos todos los días a los hijos de puta del gobierno – vease Hinzpeter, Sabat, Chadwick –, salimos a la calle y vemos a una persona que reproduce el discurso fascista que los poderosos propagan y le sacamos la chucha.

Yo no vengo a ser la defensa de este tal SSIAABB, no siento que deba defender a un facho que debe asumir los costos de sus dichos, pero sí pido que la gente que repudia los dichos de este loco, también lo haga con los dichos de los poderosos y tal como no le aguantan a Mente Enferma sus salidas de madre, tampoco se las aguantes a Sabat, Hinzpeter y Chadwick (los que claramente estarán protegidos) . Porque si el criterio va a ser “golpear y repudiar los abusos mientras mi raja esté a salvo” es mejor que se queden en la casa los muy cobardes.

PD: una vez hubo una niña que ante las palabras imbéciles de una mujer llamada Mónica Jiménez procedió a tirarle un jarro de agua.

Ella es de verdad
Ella es de verdad

 




8 comentarios sobre “¿Por qué a Mente Enferma y no a los poderosos?”


  1. Una soberana tontera. Simplemente porque a Hinzpeter, Piñera, Chadwick y esa tropa de imbéciles es muy difícil pegarles un combo o una patá en la raja. No te los encuentras todos los días por la calle y cuando están cerca en actos públicos tienen una escolta y un procidimiento policial de proporciones ¿O creen que si Piñera se diera un paseo por una marcha no le sacan la conchadesumadre?
    Dos dedos de frente para responder la pregunta del título.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 13 Thumb down 3

    • como si les importara una pata en la raja una vez en la vida. Entienda que no aguantarles las hueas, significa también partir por quitarles el poder del que abusan. No sea hueón o tan explicito.

      Homenaje o Repudio: Thumb up 1 Thumb down 1

  2. Es puro hablamiento este artículo, los dejo mejor con una clásica fábula de Samaniego:

    EL CONGRESO DE LOS RATONES

    Desde el gran Zapirón, el blanco y rubio,
    que después de las aguas del diluvio
    fue padre universal de todo gato
    ha sido Miauragato
    quien más sangrientamente

    persiguió a la infeliz ratona gente.
    Lo cierto es que obligada
    de su persecución,la desdichada
    en Ratópolis tuvo su congreso.
    Propuso el elocuente Rosqueso
    echarle un cascabel, y de esta suerte
    al ruido escaparían de la muerte.
    El proyecto aprobaron uno a uno.
    ¿Quién lo ha de ejecutar? Eso ninguno.
    Yo soy corto de vista.” “Yo muy viejo.
    “Yo gotoso”, decían. El consejo
    se acabó como muchos en el mundo.
    Proponen un proyecto sin segundo.
    Lo aprueban. Hacen otro. ¡Qué portento!
    ¿Pero la ejecución? ¡Ahí está el cuento!

    Supongo que el autor del artículo le va a poner el cascabel al gato…

    Homenaje o Repudio: Thumb up 3 Thumb down 4

  3. Agustín

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Poorly-rated. Like or Dislike: Thumb up 3 Thumb down 8

Deja un comentario