Ránking de los papeles que usamos en el colegio

por Richard Sandoval

Sobre Richard Sandoval

Director en @noesnalaferia y conductor en @RNuevoMundo y @subelaradio. Autor de libros Soy Periférico y Colo Colo ya no es de Chile. Periodista @uchile

A propósito del inicio del año escolar y toda la ternura y paja que acompaña tan importante ceremonia, y en alianza con la industria de la celulosa, nos lanzamos a buscar los detalles más extraños y exquisitos de los papeles que acompañaron nuestro paso por la enseñanza básica, con especial énfasis en el período quinto-octavo, el más pulento de la vida. Estos tipos de papiro se podían encontrar en asignaturas tales como: Tecnología, Artes Plásticas y Técnico Manual, una subdivisión inentendible a los 12 años de edad. ¿De qué chucha servía Tecnología? De nada, robo estatal basado en crear “cosas innovadoras” que terminaban en absurdos innombrables. 

1-Papel Lustre: El más tierno, humilde, querible, noble y buena gente de todos los papeles. Gloria eterna a ese cuadradito que valía míseros $50 y traía veinte láminas. Todo esto envuelto en una ordinaria cintitia que hacía las veces de corona. Porque sí, el lustre es el rey de los papeles. Cuánta humanidad se nos fue en los barquitos que se hacían con él. Cuánto amor vivía en el lavamanos convertido en laguna, con tres o cuatro naves flotando. Eran otros tiempos, era otra la historia, no había medallas sólo hambre de gloria.

Pero cabe consignar que dentro de los papeles lustre se reproducía y se sigue reproduciendo la lucha de clases conceptualizada por el señor Carlos Marx. Por un lado, había niños que se compraban un sobre que valía $70, cuyo papel era brillante POR AMBOS LADOS, de fácil adherencia al stick fick y de inescurridizo doblez. Sería lo que hoy llamamos ABC1. En la clase media emergente se ubicaba un papel que era brillante en la parte de color, pero opaca en su blanco trasero. Este costaba $60 y era casi aplaudido por el profesorado. Pero las clases populares de las que habla Salazar residían en un papel opaco por ambos lados, y con predominancia de verdes musgos y cafés, llamados marrón por la académica. Era triste llegar con ese papel, porque te sentiai discriminado por el fulgor del resto. Costaba sólo $50 pesos, pero no por eso dejaba ser un símbolo de la dignidad.

Resulta lamentable que en la actualidad posmoderna se haya reemplazado la lógica clasista de los sobres por unos block gigantes. Si bien ya habíamos soportado el golpe de la industrialización de la cartulina y el peligro de extinción del concepto pliego, esto es mucho más doloroso. Abogamos por que el programa de Doña Bachelet incorpore la retiernización del papel lustre.

Curiosidad renacientista: ¿qué relación tiene LUSTRE con la Ilustración y Voltaire? Tarea para la casa.

<3
<3

 

2-Papel Calco: Quedabai pa la cagá, todo manchado. En el gobierno de Frei se usaba para hacer mapas en el extinto ramo de Historia y Geografía, reemplazado por Comprensión de la Sociedad. Era la solución para los “malos para el dibujo”, que el día del pico harían bien el mapa de Chile, sobre todo la zona magallánica (zona por lo demás, antipatriota).

Si en Artes Plásticas te decían “tema libre”, lo usabai para calcar a Gokú, Los Caballeros del Zodiaco o las Sailor Moon. Pero su uso más bacán quedaba en el hogar. Después de haberlo usado en el colegio y dejarlo lleno de rayas, se ocupaba para calcar cualquier hueá, llegando a supremos actos de diversión y estupidez.

Los papel calco tenían marca comercial y podían ser de distintos colores. A veces el papá llegaba con una libreta oficinista que traía calco, el que quedaría finalmente para el jolgorio.

Amenazante
Amenazante

 

3-Papel Celofán: Su esencia barroca lo hizo especial para los artículos fabricados especialmente para las celebraciones patrias y religiosas. Su rol número uno en la vida es ser mar en diarios murales del 21 de mayo. Más atrás viene su protagonismo en el día de la madre, convirtiéndose en flor y base de pergaminos. En abril se convierte al catolicismo para vestir a conejos de pascua, y en diciembre se diversifica en todas las formas de viejo pascuero que exija el mercado transnacional.

Su textura era la raja, sonaba bacán al tocarlo y se usaba como juego al ponerlo en la boca y soplar. También sigue siendo cotizada su elegancia en graduaciones y chocolates de regalo.

Mes del mar
Mes del mar

 

4-Papel de roneo: Aqueroso, la última chupá del mate. Feo, hediondo, áspero. Tan penca que al rozarlo dolían los dientes. Es lejos el más pobre de todos, pero por eso mismo bacán. En los tiempos que corren, donde sin Data no hay vida, no se concibe una realidad educativa en base a este papel que parece venir directamente del árbol sin haber pasado por la papelera de Puente Alto y sus respectivos procesos. Aún así, se aprendía más en esas guías horribles que con las posteriores diapos. Un clásico de marzo era que te pidieran una RESMA de este papel, que sería usada para las pruebas coeficiente 2, más brigidas que un examen de grado.

Cuentan los papás que a partir del gobierno de Allende se comenzaron a repartir por primera vez útiles escolares, entre los que la figura central eran los cuadernos de “hojas negras”. A esto se sumaba un kilo de leche por niño y uniforme para los más pobres, que eran llevados a la oficina. Revolución se armó cuando aparecieron los cuadernos de hoja blanca, y éxtasis cuando llegó el “universitario”

En síntesis, el papel roneo expresa historia política y social. Ese olor a UNE no lo borrará nadie, porque su uso siempre fue solidario y comunitario. El que no respondió una prueba en papel de roneo no sabe lo que es pobreza.

 

Duelen los dientes.
Duelen los dientes.

 

5-Papel de diario: Cuando la profe de técnico manual ordenaba sacar la libreta y anotar el papel de diario como útil a usar, la pobreza celebraba porque no implicaba costos más que acudir al reciclaje de la casa, es decir los cachureos. Los bacanes llegaban con el cuerpo B de El Mercurio y se rajaban con el pobre que traía hasta la bomba 4. Esa clase era un ejemplo vivo del duopolio.

Usado únicamente para mezclarlo con cola fría y confeccionar figuras como portalápices para el papá y floreros para la mamá, todo esto en una lógica derechamente heteronormativa (#ella). Pero también se podía hacer un artefacto de utilidad para todo el hogar: el recipiente de confores para el baño. Después de la obra gruesa de cada uno de estos artículos venía el pintado, que si se hacía con barniz quedaba joya, sin mancillar la humildad de la siempre digna témpera.

Artefacto glorioso hecho con papel de diario: un globo tapado totalmente con el papel para posteriormente ser pinchado y quedar convertido en UNA MASCARA. Pop Art. ArtAtack es un moco.

Arte.
Arte.

6-Papel Confor: Con sus dos amigos inseparables, la cola fría y el agua, hacía cualquier tipo de molde o recipiente. Pero lejos su característica más bacán era una que se desarrollaba en los recreos: mojarlo con saliva y tirarlo al techo o al pizarrón. Quedaba la cagá. La parte trasera de la sala, imperio del desorden, quedaba tapizada en bolas horribles y hediondas que eran imposibles de sacar. Su poder de adhesión es increíble.

De ahí a la eternidad.
De ahí a la eternidad.

7-Papel Mantequilla: Era la alternativa limpia y sustentable para hacer mapas. Suave, duro y con un sonido parecido al plástico. Daba gusto usarlo. Sin embargo, su uso no se restringe a reproducir las obras del Instituto Geográfico Militar, ya que cumple un rol sustancial en la mágica obra familiar de hacer un queque. Según fuentes cercanas, se pone sobre la base de la budinera para recibir el biscocho con el objetivo de que el alimento no se queme. Que vibren las reuniones de apoderados.

Ya chiquillas.
Ya chiquillas.

8-Papel Cuché: Si bien no se pedía expresamente, su aparición era inmediata cuando la orden era llevar “papel de revista”, útil para recortar caras de famosos tipo Claudia Conserva y aprender a hacer colagge; tarea precursora del Photoshop.

El papel cuché, como tal, tiene connotaciones sociales y hasta políticas. Floreciente en revistas de influencia en el poder, como la QuéPasa; en mujeres de bien, como la Cosas; o en mujeres ciclistas como la Paula, el cuché refleja un país serio y unas instituciones que funcionan, a distancias remotas del roneo de El Desconcierto y Solidaridad, que claro está, viven en lxs que luchan.

¿Pobre?
¿Pobre?

9-Papel Crepé/Maché: Su carácter afrancesado despertaba respeto y admiración, además de risas. La pregunta correspondiente: ¿eran realmente elegantes? Sí. Arrugadito y frágil, de colores opacos, servían para hacer básicamente flores y todo lo relacionado con ellas. También tenían éxito en fiestas de cumpleaños, siendo precursores del hoy llamado cotillón. Padres intelectuales de la poco fina goma eva.

Afrancesado
Afrancesado

10-Papel Volantín: De textura muy frágil y valor ultra barato, tenía cuatro usos principales. Primero, lógicamente el de hacer un volantín en la previa de Fiestas Patrias (el 60% de las obras salía técnicamente reprobada, pero moralmente aprobada por la Patria). El segundo uso era reproducir el pabellón patrio en una simple hoja de block (éxito asegurado si el block era Artel). El tercero era la confección de plumeros para que las niñas hicieran barra al estilo norteamericano en las emergentes competencias de las alianzas (homenaje). El último uso se desarrollaba en diciembre, cuando los de Séptimo eran designados organizadores de la graduación de los Octavos: con el papel volantín se hacían las flores que decoraban las sillas en el gimnasio.

Los cabros.
Los cabros.

Bonus Track:

Papel Craft: El submundo que acompaña a las disertaciones no tendría sentido sin el papel craft, álma mater del power point y la charlatanería estudiantil. Si tu exposición tenía papel asegurabas el 50% de la nota; ahora, si éste era bonito el 6.0 era seguro. No te mueras nunca.

¿Bacán o una mierda?
¿Bacán o una mierda?

 

 

 

 




20 comentarios sobre “Ránking de los papeles que usamos en el colegio”


    • lo confundieron con el papel mantequilla, el papel mantequilla no es duro ni totalmente transparente como se muestra arriba,el papel que se decribe aca es el diamante,de hecho el papel mantequilla muchas veces viene envolviendo las zapatillas nuevas,de hecho la unica ventaja del papel mantequilla sobre el diamante es que lo vendian en versiones mas largas,en cambio el diamante era como una hoja de cuaderno no mas y no alcanzaba para el mapa de chile!!,por ende habia que hacerlo en un largo y arrugado papel mantequilla y despues (antes de pintarlo) plancharlo por el reverso

      Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 0

  1. Falto la cartulina, que llegaba toda decente y comenzabas a pegarle en la cabeza a tus compañeras, quedando todo quebrajado y arrugado. También había de doble faz que ocupaba el chachetón del curso, y el opaco como papel lustre, que valía gamba en el quiosco del colegio.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 12 Thumb down 0

  2. Tampoco actuaron los siguientes pliegos: cartulina, cartón forrado y el cartón piedra, este último te aseguraba la tendinitis si lo cortabas con tijera!! Mención honrosa para el papel milimetrado en el que hice millones de gráficos!

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 11 Thumb down 0

  3. Frambuesita

    Heeeeeyyy!!! El papel crepé no es el mismo q mache, lo que se hacía con el diario agua y vola fría para la típica máscara, eso se denomina papel mache!! El crepe es el arrugado q parece viscosa! 😛

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 10 Thumb down 0

  4. belenci

    oh, loco, lloré.
    cuando decían “traigan revistas” yo sufría.
    cuando decían “traigan HOJAS DE CUADERNILLO” también, porque significaba hacer un informe entero a mano.
    cuando decían “traigan hojas de roneo” se me llenaba el alma de pueblo.

    con los papeles de diario en la media (EN LA MEDIA) tuve que hacer unas hueás de sastrería china (?) que eran unos tubitos tejidos que posteriormente eran barnizados. salían lindos diseños como cajitas y abanicos cuando los decorabai con blonda. regalo del día de la madre.

    a propósito de lo último, celebro la crítica que se desliza hacia el patriarcado en esta nota. la feria por la disidencia sexual.

    ¡CFG DE TÉCNICO MANUAL (?) AHORA!

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 10 Thumb down 0

  5. el papel roneo, compañero de los 12 año que pasé en el colegio que me vio crecer.
    ¡Cuantas pruebas de matemáticas que terminaban con las hojas rotas de tanto borrar!
    ¡Cuantas comunicaciones en esas hojas que, sí, olían terrible mal!

    Eché de menos el papel diamante. Me sentía tan fina usándolo y haciendo mapas de los lagos y ríos de Chile <3

    Homenaje o Repudio: Thumb up 3 Thumb down 0

  6. excelente nota. confieso, eso sí, que eché de menos en este texto una mención a la lucha de clases expresada en el uso de papel mantequilla versus el uso de papel diamante.

    Well-loved. Like or Dislike: Thumb up 6 Thumb down 0

    • kiltrus

      Estoy de acuerdo, te contaré que esa “sutil” diferencia me costó un feroz pato (2) en Historia, al yo ser poco curtido en los tipos de papel, me sequé los ojos usando el papel mantequilla, 500 veces mas barato que el famoso diamante, y tambien mucho mas dificil de calcar. Como era mas grueso, te encargo lo dificil que era. Cuento corto la cosa era con diamante y me sacaron la mala nota por no seguir las instrucciones. Quedó para la historia en el curso eso si, mi famosa frase “El papel diamante vale callampa!”

      Homenaje o Repudio: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. mi epoca de colegio fue entre el 91 y el 2003,por lo tanto vivi toda la transicion entre la media jornada y jornada completa, la paa y la psu,ciencias naturales y no se como xuxa se llama ahora,tecnico manual y tecnologia……eso ademas de pasar por 6 colegios diferentes variando tambien los recursos de estos,en primero basico estuve en uno donde las “fotocopias” se hacian en una cuestion con palanca(como tombola) que las pasaba como por un tubo de confort gigante y las copias salian como en un color medio morado,en 4 basico estuve en otro donde hacian una bandeja magica con gelatina sin sabor en donde hacian un dibujo encima y mas tarde en fila pasabamos con nuestros cuadernos a recibir el timbre, lo que recuerdo tambien era cuando mandaban a pedir tubos de confort y nos juntabamos con una compañera a pasar por las casas pidiendo tubos de confort porque en mi casa no los guardaban………..actualmente mi abuela si los guarda “para cuando le pidan a los nietos” en fin,me salì del tema,pero hablando de papeles me vinieron los recuerdos

    Homenaje o Repudio: Thumb up 3 Thumb down 0

  8. yo diría que el cartón piedra fue mi peor enemigo en la media, después de la virginidad. tanta maqueta de técnico manual desmoronada, doblada, con esas hilachas asquerosas que quedaban en los bordes cuando te temblaba un poco la mano con el cartonero (QUÉ CHUCHA ES EL TIP-TOP). en los palitos de maqueta (los gorditos) se podía confiar, pero el cartón piedra mostraba una y otra vez ser pura pose. mención aparte de la distinción de terminar el año con un block artel cuya tapa trasera parecía molde de galletas.

    Homenaje o Repudio: Thumb up 2 Thumb down 0

Deja un comentario